AGERE CONTRA

por Quinto Sertorius Crescens

 

Francesc Romeu, nuevo obispo de Catalunya (28/12/2009)




El I Congrés Catalunya i Religió ha acabado superando todas las expectativas. Después de múltiples sesiones de debate los asamblearios han acordado separarse de la Iglesia Católica, romper los vínculos de comunión con Roma y constituirse en diócesis nacional. Con este paso queda constituida la “Església Unificada Nacional Catòlica de Catalunya” (ES.UN.NA.CA.CA).

En las sesiones de la noche del sábado, se aprobó por una amplia mayoría la ponencia-marco presentada por la comisión de organización territorial. La delimitación de la nueva y única diócesis coincidirá con la de Catalunya y estará dividida en siete vicariatos, que deberán coincidir con las nuevas veguerías que apruebe el Parlamento de Catalunya.

A la mañana siguiente, domingo, la asamblea de compromisarios acordó el nombramiento de Francesc Romeu i Torrents como nuevo y único obispo con sede en la capilla del CIC en la Vía Augusta de Barcelona. Romeu que recibió de inmediato los abrazos, saludos y felicitaciones de sus compañeros, fue ordenado inmediatamente de manos del Dr. Harald Rein, obispo de la Iglesia Cristiano-Católica de Suiza (Christkatholische Kirche der Schweiz), Joris Vercammen, arzobispo de Utrech y cabeza de la Iglesia Vetero-Católica de los Paises Bajos (Oud-Katholieke Kerk van Nederland) y Joan Godayol. Los tres asistieron invitados al Congreso.

Las primeras declaraciones del nuevo obispo Romeu a los medios de comunicación han sido las de agradecimiento. En primer lugar a los que lo han escogido y en segundo lugar a la Generalitat de Catalunya por toda la ayuda moral y material para dar este importante paso adelante, que según fuentes consultadas ha sido provocada como una reacción anticipada al nombramiento del substituto de Sistach en la sede de Barcelona. La razón de fondo aseguran, según algunas fuentes consultadas, es la convicción que el nuevo prelado tendrá un perfil próximo al del nuevo obispo de Donostia, José Ignacio Munilla, al quedar descartada la baza Vives a favor de la cual ha trabajado pertinazmente Catalunya Religió desde su fundación. Romeu ha pedido tranquilidad a todos y a todas. En estos momentos ya tiene hora para entrevistarse con el Presidente Montilla de quien espera no pronuncie el “exclusive” o veto de la primera autoridad político-administrativa a la elección episcopal.

Más problemáticas se presentan las relaciones con la Iglesia Católica en Catalunya en comunión con Roma. La Generalitat de Catalunya no puede conculcar los derechos de propiedad de la Iglesia Católica sobre los edificios parroquiales pero ha prometido apoyo incondicional a la ES.UN.CA.CA. Todas las capillas situadas en edificios de titularidad pública serán traspasadas a la nueva confesión, incluida la Capilla de Sant Jordi del Palau de la Generalitat.
Por su parte miembros de la Casa de Santiago han declarado off de record que se adherirán a la nueva Iglesia siempre y cuando se incremente su salario un 3% con respecto al que actualmente cobran del obispado de Barcelona.

Es previsible que la nueva ES.UN.NA.CA.CA. pida el ingreso en la Unión de Utrecht que confedera a las principales iglesias ecuménico-nacionales católicas alejadas de la comunión con Roma (Iglesia Vétero-católica de Holanda, Diócesis Católica de los Viejo-católicos en Alemania, Iglesia Católica Cristiana en Suiza, Iglesia Vétero-católica de Austria, Iglesia Vétero-católica en la República Checa, Iglesia Vétero-católica polaca, Iglesia Vétero-católica en Italia, Iglesia Católica croata, Misión Vétero-católica (Unión de Utrecht) en Francia y Iglesia Vétero-católica en Dinamarca y Suecia).

La nueva Iglesia estará gobernada, según el anteproyecto de constitución al que ha tenido acceso este periodista, por un sínodo anual formado por laicos y laicas, clérigos y clérigas. La ES.UN.NA.CA.CA, establecerá el celibato opcional y permitirá la ordenación de mujeres lesbianas divorciadas que mantengan relaciones con hombres. ES.UN.NA.CA.CA., que se autodefine como Iglesia ecuménica, nacional, sinodal, solidaria, multicultural y contraria al calentamiento global, ha prometido que estará a favor sin fisuras de todas las nuevas alteraciones del dogma y la moral católica tradicional que haga el progresismo. Por ello ha decidido que substituirá la creación de una facultad de Teología propia por una suscripción a los boletines de la Fundación Rafael Campalans del PSC i Nous Horitzons de ICV.

Mas indefinida queda de momento la relación de la nueva Iglesia con las religiosos. Es previsible que escolapios, jesuitas, maristas, claretianos y vedrunas de Catalunya no se incorporen ya que no se garantiza de momento la creación de residencias de la tercera edad. Jordi López Camps, por su parte, ha manifestado, que podría propiciar, desde su cargo, la conversión del monasterio de benedictinas de Sant Benet de Montserrat en un gran centro de acogida espiritual para ellos y ellas con una unidad de atención geriátrica dirigida por la Dra. Teresa Forcadas.

Jordi Pujol y Joan Rigol, han manifestado, al conocer la noticia, su total apoyo a una nueva Iglesia que ha apostado por un compromiso total con la construcción nacional de Catalunya. “Finalmente nuestro país podrá contar con una Iglesia Nacional y equipararse con las principales naciones europeas”, ha declarado. Pujol ha invitado personalmente a Romeu a su residencia de Premià de Dalt para departir alrededor de una “botifarra amb seques”. Romeu, muy emocionado, recibía la invitación mediante una llamada al móvil delante de la prensa. “Portaré l’encenser i galetetes”(“Llevaré el incensario y unas galletitas”), pudieron oír los periodistas que se encontraban en ese momento junto al nuevo prelado.

Más compleja es la situación en la que queda Albert Manent, el gran postergado del Congreso Catalunya Religió 2009. Invitado como observador, abandonó la asamblea antes que finalizaran las sesiones ya que en la penúltima se tenía que aprobar la imposibilidad de ordenar obispos a mayores de 75 años, cosa que invalidaría sus expectativas. “Aquests joves no saben on van” (“Estos jóvenes no saben hacia donde van”), declaró enfadado en los pasillos. Posteriormente se congregó con un grupo de simpatizantes en la cafetería del Palacio de Congresos desde donde se oyeron gritos y vítores a favor de su persona y de la constitución de una Església Reformada Unificada Nacional Catòlica de Catalunya…

Desde el Palacio de Congresos de Barcelona, Quinto Sertorius Crescens para Germinans Germinabit.




Las escuelas "anticatólicas" de Cataluña (26/11/2009)

La mayoría de escuelas católicas de Cataluña son sólo ya empresas de educación que dan trabajo a profesores y que alimentan a unas comunidades de los religiosos/as, titulares del centro, compuestas esencialmente por miembros de la tercera edad. Pero el drama de lo que habían sido y ya no son, no acaba aquí. Operan voluntaria o involuntariamente de activos agentes de acción anticatólica.

En la mayoría de los casos la autodenominada “pastoral” ha sido delegada a personal espiritualmente iluminado y con recelos contra todo lo católico. Las “Escuela Pías” catalanas ofrecen no pocos ejemplos prácticos. A veces es fruto de la simple ignorancia borreguil. Otras, de la influencia del relativismo moral que permite justificar la vida desordenada y apalancada. Estos “agentes de pastoral” son la versión escolar de lo que proponía el Centro de Estudios Pastorales (un engendro de la Unió Sacerdotal) para las parroquias. Causas y consecuencias son las mismas.

El actual sistema cerrado de concierto económico, que mata toda competencia para hacerlo mejor entre los centros, pues ni van a ser penalizados si trabajan mal, ni beneficiados si lo hacen con excelencia, va elevando la mediocridad de los centros privados católicos.    

A pesar de ello, la causa primera de la burocratización y paraestatalización de los centros educativos católicos es la muerte de la vida comunitaria de las comunidades religiosas titulares de las escuelas y de la penetración e influencia en ellas de la teología y eclesiología derivadas de la corrupción del espíritu del Concilio Vaticano II. Es decir del alejamiento de lo que ciertos autores han llamado la evolución homogénea del dogma, la moral, la liturgia; de la interpretación del Vaticano II como una descalificación de la Tradición.


Empobrecidas la vida interior personal y comunitaria de los religiosos/as, las escuelas que regentan han seguido un análogo proceso. Si la vida religiosa comunitaria es solo rescatable mediante una conversión de corazón facilitada por la vuelta a la senda monacal/contemplativa; la vida escolar católica sólo es recuperable si, y solo si, la capilla vuelve a ser su centro. Jesucristo es el centro de la vida personal, de la vida comunitaria y de la vida escolar católica. Si su persona se sitúa en un lugar excéntrico, toda la vida escolar se convierte en excéntrica.


La prueba del algodón: mirar la capilla de un colegio católico. Es el resumen, la manifestación, más clara de lo que ha sucedido. Capillas mutiladas y recortadas horizontal y verticalmente. Altillos, aulas y oficinas habilitadas en lo ganado de empequeñecer el espacio sagrado. Capillas reconvertidas de facto en sala de actos donde todo cabe. Vidrieras tapadas con cortinas. En las traslados a nuevas instalaciones en nuevos terrenos, espacios sagrados marginales. En algunos casos, preciosas capillas neogóticas destrozadas. En otros, congeladas en el tiempo, cerradas al uso diario de la comunidad educativa, substituidas “para no dar miedo” por espacios alternativos multiusos o de estética zen.

En los muchos centros educativos católicos catalanes se ha pasado de un deshumanizado rigorismo moral de postguerra al nulo cultivo de la vida interior. De la ñoñeria pietista al impúdico y efímero activismo solidario de Telemaratón. De una obsesión por la moral privada a la ignorancia que lo privado también tiene moral. De la hiperinflación de la práctica religiosa cuartelaria a la vacuidad espiritual entre el alumnado de la escuela católica.

Víctimas del rigorismo privado, demasiados niños de colegios católicos años cincuenta y sesenta, especialmente los que tenían ínfulas de intelectual, hicieron tabula rasa de lo aprendido y se pasaron al rigorismo social, abrazando la dialéctica del materialismo histórico marxista como una nueva religión. Rigorismo social fruto de una ficción antropológica, que penetró influyendo a la Teología (dogma, moral, liturgia…) y en la vida educativa de los centros confesionales.   

Su resultado: víctimas del acompromiso con la propia vida personal/interior, los alumnos de los colegios católicos catalanes desde los años setenta se pasaron al “tantsemenfotisme” (pasotismo).  Como el rigorismo privado derivó hace 40 años en público. El acompromiso personal se ha exteriorizado en el acompromiso comunitario (familiar, político y social).

La liliputización de la dimensión interior de la persona aderezada con  un ridículo activismo sensiblero y superficial que dura lo que un anuncio de TV, no desmarca a los alumnos de los colegios católicos catalanes de la moral general: la perpetua adolescencia en lo afectivo-sexual, en lo intelectual e incluso en lo lúdico. La extensión del fracaso matrimonial, del compromiso político y social.

No ha habido en los últimos cien años generación tan alejada de cualquier compromiso como la actual. La incapacidad de los jóvenes por protestar contra una burbuja inmobiliaria que los ha condenado a 40 años de servidumbre con el banco –la hipoteca- son prueba de ello. Hemos llegado a las cotas máximas de pasotismo político y a las mínimas de participación en las asociaciones nacidas en la sociedad civil. Es la desvinculación, concepto tan bien estudiado por Miró i Ardévol. 

Gracias al dogmatismo marxista ha ganado la Gran Banca y ha perdido como nunca la familia, búnquer refugio contra los abusos del Estado y del Mercado. ¿Acaso se nota que los exalumnos de los colegios católicos se han desmarcado del rebaño?

Todo este despiste continua en la educación superior, universitaria, católica catalana. Es el mundo que paradigmáticamente representa la Casa de Santiago,  Jaume Aymar –“En Mitja Mitra” como lo llaman en Badalona ("Don Media Mitra”)- y su lobby de profesores instalados en  las facultades de letras de la Universidad Ramón Llull. No van a ser ellos los que cambien nada.


El apesebramiento de la sociovergencia espiritual: un análisis taxonómico (12/11/2009)

Jordi Lopéz Camps, el valor de la independencia, se solidariza con Sistach y el abad Soler.

Este apparatchik, como presidente de la Comissió Executiva del Patronat de la Muntanya de Montserrat y ex-Director General d’Afers Religiosos de la Generalitat de Catalunya, no puede tolerar que se critique al abad Soler de Montserrat. En este Parque Natural hay animalitos que quieren comer tranquilos. 

Hace casi ya dos años el maestro Oriolt dedicó uno de sus artículos ( Los amigos de Manent-26/02/2008), a explicar un manifiesto conjunto, firmado por 47 “personalidades” el 19 de febrero de aquel año, contra una nota de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal con motivo de las elecciones generales de 2008.  

Tanto el manifiesto como la nota eran previsibles. Los obispos en ejercicio de su libertad animaban a los fieles a seguir el Magisterio Social de la Iglesia, es decir, a defender con valentía los principios cristianos en la vida pública y ser accidentales en cuanto a las formas y partidos políticos concretos. Las 47 firmas no toleraron tal independencia, pues no toleran la independencia de la Iglesia. Y no la toleran porque ellos, “gente con vocación de servicio público”, no son independientes. La mayoría son presupuestófagos, es decir criaturitas que se alimentan del gasto público y que veneran a la Administración que les llene el pesebre. 

  Podemos clasificar los 47 especies firmantes en varios órdenes, familias y géneros:

  • El primer orden es el de los presupuestofagus apesebrati la cual se dividen en dos familias:

      • la de los politicensis, dividida a su vez en Catalunya en tres géneros:

        • el de los sociatensis (13 especies). Habitat nocturno: Fundació Rafael Campalans (financiada en un 83% con fondos públicos y donaciones de Caixa de Catalunya –la presidida por Narcís Serra (PSC).  Ya sabemos de donde salió el dinero con el cual la Fundació Campalans, institución de pensamiento ligada al Partit dels Socialistes de Catalunya, editó en 2008 el libro Asuntos Religiosos. Una propuesta de política pública, de Jordi López Camps donde resume parte de la experiencia (¿?) como Director General de Asuntos Religiosos de la Generalitat de Catalunya.

        • ciuensis (13 especies). Habitat nocturno: Fundació Trias Fargas (financiada con donativos de la Fundació Palau por Fèlix Millet) y que se dedica a editar el libro de Albert Manent sobre el padre de Millet (el que financió la campaña “Volem bisbes catalans”); y Fundació Catalunya Oberta, fundación que tiene como vicepresidente a Lluís Prenafeta. Macià Alavedra es también uno de los miembros destacados de la fundación.

        • y el género ercus. Este último solo contiene una especie: la de Jordi Carbonell i de Ballester, expresident d’ERC.

      • y la familia de los parapublicus, dividida en dos géneros:

        • el unescus (5 especies) y el justipau (3 especies)

 

A.-PRESUPUESTOFAGUS APESEBRANTI 

A.1.-Familia de los politicensis

Género sociatensis



Género
ciuensis

NOMENKLATURA

-Josep Fèlix Ballesteros Casanova (PSC). Alcalde de Tarragona

-Àngel Ros Domingo (PSC). Alcalde de Lleida

-Joan Antoni Baron i Espinar (PSC). Alcalde de Mataró

-Ramon Bassas Segura (PSC). Primer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Mataró

 

-Xavier Trias i Vidal de Llobatera. Presidente del grupo municipal de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona

-Artur Mas i Gavarró. Presidente de la Federació de Convergència i Unió y secretario general de Convergència Democràtica de Catalunya

-Joan Rigol i Roig. Expresident del Parlament de Catalunya Miembro del patronato de la Fundació Joan Maragall

 

APPARATCHIK

A1-Jordi López Camps (PSC). Presidente de la Comissió Executiva del Patronat de la Muntanya de Montserrat. Ex-Director General d’Afers Religiosos de la Generalitat de Catalunya durante cuatro días, pues lo echaron rápido. Miembro de Cristianos Socialistas

A2-Josep Maria Carbonell Abelló (militante PSC).(Pipo) Presidente en aquel momento del Consell de l’Audiovisual de Catalunya. Fue diputado del Parlament de Catalunya. Miembro de la Miembro del Patronat de la Fundació Campalans, PSC; de la Fundació Maragall i de la Fundació Blanquerna. Profesor  asociado de la Facultad de Comunicación de la Ramon Llull.

A3-M. Rosa Virós Galtier. Presidenta del Consell Econòmic i Social de Barcelona.  Catedrática de Ciencia Política y de la Administración de la Universitat Pompeu Fabra. Miembro del Patronat de la Fundació Campalans, PSC.

-Antoni Comín Oliveres (PSC-CpC). Diputado al Parlament de Catalunya.

-Àlex Masllorens i Escubós (PSC-CpC). Periodista. Exdirector de l’Agència Catalana de Cooperació al Desenvolupament. Ex-diputat al Parlament. Antiguo vicepresidente de Justicia i Pau de Barcelona.

 

A1-Ignasi Garcia i Clavel. ex-Director General d’Afers Religiosos de la Generalitat de Catalunya

A2-Albert Manent i Segimon. Historiador. Teórico del regalismo pujoliano. Militante de Convergencia Democràtica de Catalunya.

A3-Esther Giménez-Salinas i Colomer. Rectora de la Universidad Ramon Llull. Catedrática de Derecho Penal de la Facultat de Dret de ESADE. Miembro del patronato de la Fundació Catalunya Oberta (ala liberal CIU).

-Miquel Calsina. Director de la revista VIA(Valors-Idees-Actituds) del Centre d’Estudis Jordi Pujol. Miembro de la Fundació Trias Fargas

-Antoni Vives. ex­-Director de la Fundació Trias Fargas

-Miquel Esquirol Clavero. Presidente de Tribuna Catalana y uno de los fundadores de Convergencia Democràtica de Catalunya. Tesorero de Omnium Cultural

-Alfons Collado i Genaro, consejero comarcal (CiU) del Consell comarcal del Vallès Oriental. Presidente de Acció Catòlica Obrera (ACO)

 

PROPAGANDA

P1-Roser Bofill Portabella (PSC-CpC). Directora de la revista El Ciervo y propietaria de Foc Nou.

-Jordi Llisterri i Boix (del partido de la Bofill, que de algo hay que comer). Director de la revista Foc Nou

-Albert Sáez i Casas. Presidente de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals. Ha sido vicedegano de la Facultad de Comunicación de la Ramon Llull

 

P1-Eduard Fornés Gili. Director fundador de Editorial Mediterrània. Unió Democràtica de Catalunya. Cura secularizado. Exsecretario general de Unió Democràtica de Catalunya, después se pasó a Convergencia Democràtica de Catalunya. En 1994 fue escogido presidente de la Fundació Aureli M. Escarré pels Drets Col·lectius dels Pobles

-Marcel·lí Joan Alsinella. Periodista. Exdelegado de Mitjans de Comunicació de l’Arquebisbat de Barcelona

 

ARTISTAS

-Joan Pera. Actor y doblador. Padre de Ivan Pera, concejal (PSC) en el Ayuntamiento de Mataró. Se adhirió a la plataforma Alcalde Barón (PSC) creada para arroparlo en las pasadas elecciones municipales  -Ramon Pla i Arxé. Crítico de arte y literatura. Profesor de la UB. Suporter público (en manifiestos) de Artur Mas. Miembro del patronato de la Fundació Joan Maragall. Ex-seminarista y ex-monje de Montserrat  

A.2.-Familia de los parapúblicus

 

Género Unescus



Género
Justipau

PARAPUBLICUS

-Federico Mayor Zaragoza. Presidente de la Fundació Cultura de Pau y exdirector general de la UNESCO

-Jordi Porta i Ribalta. President de Òmnium Cultural, miembro de la junta del Centre UNESCO de Catalunya. Ha sido presidente de l'Opinió Catalana, presidente de la Coordinadora Catalana de Fundacions, miembro del Patronat del Consell de la Informació de Catalunya y cabeza de l’Associació Cristianisme Segle XXI.

-Manuel Manonelles i Tarragó. Director de la Fundació Cultura de Pau – Barcelona

-Fèlix Martí Ambel. Filósofo, Presidente de honor de l’Institut Linguapax i exdirector del Centre UNESCO Catalunya

-Àngels Mataró i Pau. Directora general de la Associació per a les Nacions Unides a Espanya

 

-Arcadi Oliveres i Boadella. Presidente de Justícia i Pau de Barcelona. Profesor Titular d’Economía Aplicada a la UAB

-Eduard Ibáñez Pulido. Director de Justícia i Pau de Barcelona. Presidente de la Federació Catalana d’ONG per al Desenvolupament.

-Santiago Camós i Costa. Expresidente de Justícia i Pau de Tarragona. Exdelegado

de la Dirección General de Tributos de la Dirección Territorial de Tarragona del Departamento de Economía y Finanzas de la Generalitat de Catalunya

 

 

 B.-CAPSULA HIBERNANTES

  • El segundo orden es el de los capsula hibernantes el cual acostumbra a pulular por el resguardado clima de la universidades catalanas. 

Sus familias son:

 
la uabensis
 
la luliense
 
la ilerdensis

-David Jou i Mirabent. Poeta y físico. Catedrático de Física de la Materia Condensada de la UAB. Miembro del patronato de la Fundació Joan Maragall

-Ramon Pascual. Profesor de Física Teórica. Exrector de la UAB.

-Antoni Bayés de Luna. Catedrático de Cardiología de la UAB.

-Joan Estruch i Gibert. Catedrático de Sociología de la UAB. Director del grupo de investigación Investigacions en Sociologia de la Religió (ISOR).

-Pere Lluís Font. Filósofo. Profesor de la UAB. Vicepresidente de la Fundació Joan Maragall

-Carles Torner i Pifarré. Escritor. Jefe del área de Humanitats i Ciència de l'Institut Ramon Llull (URL)

-Carles Armengol i Siscares. Pedagogo. De la junta de gobierno de la Ramon Llull, como Núria Terribas del Institut Borja de Bioética. Vicepresidente del Grup Sant Jordi. Secretario general adjunt de la Fundació Escola Cristina de Catalunya y vice-presidente de la Fundació d’Escoles Parroquials.

 
Joan Viñas Salas, Rector de la Universitat de Lleida 
 

 C.-FLORES EXPECTANTES

  • El tercero, el de las flores expectantes:

-Montserrat Subirana Ortín. Presidenta del Moviment de Professionals Catòlics de Barcelona y hermana de Jaume Subirana i Ortín, ex director de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC), entidad autónoma del Departament de Cultura i Mitjans de Comunicació de la Generalitat de Catalunya creada por ley del Parlament de Catalunya de 1987.  

-Pere Casanellas i Bassols. Codirector del Corpus Biblicum Catalanicum

-Bernat Vivancos i Farràs. Compositor, director de la Escolanía de Montserrat

 

 D.-SOCIETAS CIVILIS

·  Y finalmente el cuarto orden, societas civilis, con dos especies:

-Núria Sastre Domènech. Abogada. Presidenta del Centre d’Estudis Francesc Eiximenis, quien tiene como vocales de junta a tres personas: Josep Maria Carbonell Abelló, Eduard Ibáñez Pulido y Jordi Llisterri Boix, ya descritos anteriormente.

-Jordi Albertí i Oriol. Filólogo y Historiador. Autor del libro “El silencio de las campanas”

 


La Iglesia del oasis podrido (8/09/2009)

José Antich, el director de La Vanguardia y jefe del nefasto Oriol Domingo, el 21 de septiembre de 2003 publicaba la siguiente editorial titulado:´“La sustitución de Carles”:

“El envío a Roma por parte del nuncio de la Santa Sede en España, Manuel Monteiro de Castro, de la terna de la que debe surgir el sustituto del cardenal Ricard Maria Carles al frente de la diócesis de Barcelona viene a confirmar que la evaluación por parte del Vaticano empieza a entrar en la recta final... En nuestras páginas de Sociedad trazamos una sucinta biografía de los tres nombres que figuran en la propuesta del nuncio Monteiro: los dos que él considera más capacitados, el sacerdote del Opus Jaume Pujol y el obispo de Cartagena, Manuel Ureña, y, en tercer lugar, el prelado que ofrece el perfil preferido por los sectores nacionalistas, el arzobispo de Tarragona, Martínez Sistach. Hay pocas dudas de que la Iglesia en Catalunya atraviesa enormes dificultades y, a diferencia de otras diócesis españolas, el retroceso pastoral ha sido palpable. La decisión final respecto a la sustitución de Carles no se antoja fácil, dada la identidad propia de Catalunya. Pero se haría un flaco favor a los creyentes si la solución final fuera exclusivamente política.”

Aquel mismo mes de septiembre de 2003, Albert Manent (foto izquierda), nuestro Ignaz Heinrich von Wessenberg (foto derecha) de pa sucat amb oli (simplón), los dos igual de parecidos y feos, recibía el premio de la Fundació Trias Fargas por la biografía del financiero y mecenas catalanista Fèlix Millet i Maristany, padre del ínclito Fèlix Millet i Tusell quien con dos bemoles tanto ha hecho por las tocatas y fugas.

La Fundació Trias Fargas  es a Convergencia, lo que la FAES  al PP. Es decir un think tank de partido. Aunque en versión espardenya (alpargata). La Trias Fargas, fundación política, recibió 630.554 euros de la Fundació (cultural) Palau de la Música Catalana de Fèlix Millet

¿Qué hace una fundación cultural financiando una fundación política?

Uno de los tres máximos dirigentes de la Trias Fargas es Jordi Vilajoana, antiguo jefe de campaña electoral de CIU y mas tarde director de una derivación de lo que viene a ser lo mismo, la Corporación Catalana de Radio y Televisión (TV3, Catalunya Radio). Es decir dependencia de partido 100%.

La obra de Manent fue publicada por Enciclopedia Catalana (Edicions Proa), una de aquellas empresas financiadas por la famosa Banca Catalana en manos de Pujol, artista en quebrar entidades financieras haciendo apuestas catalanistas y no con criterios económicos.

Albert Manent en aquel setiembre de 2003 comía del pesebre. Era director del Centre d’Història Contemporània de Catalunya. Este Centre, es tan independiente en materia de difusión de la Historia de Cataluña que para que no vaya muy suelto depende directamente del Departamento de Cultura de la Generalitat, en aquel año presidida aún por Pujol, amigo desde joven de Manent, ambos de Premià, nacidos en 1930 y residentes en Barcelona.

 Manent conoció personalmente a Fèlix Millet padre, de qui sovint va rebre diners de sota mà durant el franquisme per a activitats clandestines catalanistes, com per exemple per a la campanya a favor de tenir bisbes catalans”. Es decir, traducido al castellano para nuestros pacientes lectores de mas allá del Ebro, de quien frecuentemente recibía dinero de bajo mano durante el franquismo para actividades clandestinas catalanistas, como por ejemplo para la campaña a favor de tener obispos catalanes.

Puritanismo, menos con el bolsillo

¿De donde salía el dinero de la burguesía de Sant Gervasi utilizada para financiar estas operaciones? De los negocios que realizaban gracias a un régimen político, el de Franco, con el cual se tenía que convivir, estar bien y del cual a veces se recibían prebendas. Lean el artículo sobre los Millet del especial de Economía de La Vanguardia publicado el 27 de septiembre pasado. De alucine. En época de Franco, Millet padre, fue presidente del Banco Popular (cuyo nombre real era Banco Popular Español, SA) entidad con oficinas repartidas ya por toda España en aquella época. ¿Donde se vendía la producción del textil catalana durante el franquismo? Sin la protección de los aranceles  franquistas hubiera desaparecido por la competencia exterior pues no era competitiva. El puritanismo no afectaba a las pesetas, solo a la elección de obispos.  

Estamos delante de la burguesía de los 10 km2 mas influyentes de Catalunya: Sant Gervasi.  Los 10 km2 que cobijan dos tendencias eclesiales, el catalanismo nacionalista conservador (Batlles, Pujol, Manent, Maria Rosa Farré Escofet…) y el progresismo “gauche divine” cristiano (P. Llimona, Maragall, Roser Bofill…). Los firmantes del Pacto de la Granja (del calle Madrazo) donde nació “Cristianisme segle XXI”. Todo un símbolo de frivolidad. 

Jordi Pujol forma parte de la primera corriente. Quiso controlar los nombramientos de los obispos en Cataluña de la misma manera que quiso controlar la junta del Fútbol Club Barcelona. Botiguer 100%. Y no fue solo un deseo teórico. Muchos esfuerzos y dinero se aplicaron a ambos objetivos. No hay mucha diferencia entre las operaciones, presiones y juegos en la sombra que hubo para poner a Sixte Cambra (CiU) como presidente del Barça; y las presiones para poner a obispos serviles a su ideario en la cátedra de los obispados catalanes. Era la misma estrategia.

El tufo pagano de la política eclesial pujolista 

Jordi Pujol es un germanófilo des de su infancia, fruto de la tendencia de nuestro nacionalismo catalán de reflejarse y tomar ejemplo en el nacionalismo alemán des de La Renaixença. El pujolismo ha bloqueado la regeneración moral del país y nos ha arrojado al desastre que hoy vivimos. Catalunya se regenerará mediante la restauración del humanismo cristiano entre sus habitantes. El pujolismo cambió el orden. Puso el humanismo cristiano, pervirtiéndolo, al servicio de los ideales y aspiraciones de una Catalunya casi idolatrizada.

Para que el humanismo cristiano sea eficaz tiene que ser libre de ataduras y limitaciones impuestas por el poder civil. No puede tener un bozal secular. Es el Misterio de la Salvación. El pujolismo quiso poner la Iglesia al servicio de Cataluña, de “su Catalunya” teledirigida desde Sant Gervasi, intentando crear una casi Iglesia nacional catalana.

    La Mit brennender Sorge (1937)  de Pio XI nos alerta de estos peligros que en Alemania fueron abominables. El pujolismo eclesial, curas afines vagos y comodones incluidos, no llegó a tanto pero hay un poso de idolatría a la patria que explica porque se nos ha intentando manipular enfrentándonos a la Sede Apostólica. Se ha intentado quitar a Jesucristo del centro de la vida cristiana personal y eclesial catalana para poner otros temas. Marginado Nuestro Señor a un segundo o tercer plano, la Iglesia en Catalunya se muere. Es Cristo en el centro de nuestra vida cristiana y de nuestra Iglesia, no Cataluña/ni España.

12. Si la raza o el pueblo, si el Estado o una forma determinada del mismo, si los representantes del poder estatal u otros elementos fundamentales de la sociedad humana tienen en el orden natural un puesto esencial y digno de respeto, con todo, quien los arranca de esta escala de valores terrenales elevándolos a suprema norma de todo, aun de los valores religiosos, y, divinizándolos con culto idolátrico, pervierte y falsifica el orden creado e impuesto por Dios, está lejos de la verdadera fe y de una concepción de la vida conforme a esta.

13. … Nuestro Dios es el Dios personal, trascendente, omnipotente, infinitamente perfecto, único en la trinidad de las personas y trino en la unidad de la esencia divina, creador del universo, señor, rey y último fin de la historia del mundo, el cual no admite, ni puede admitir, otras divinidades junto a sí.

14. Este Dios ha dado sus mandamientos de manera soberana, mandamientos independientes del tiempo y espacio, de región y raza. Como el sol de Dios brilla indistintamente sobre el género humano, así su ley no reconoce privilegios ni excepciones. Gobernantes y gobernados, coronados y no coronados, grandes y pequeños, ricos y pobres, dependen igualmente de su palabra. De la totalidad de sus derechos de Creador dimana esencialmente su exigencia de una obediencia absoluta por parte de los individuos y de toda la sociedad. Y esta exigencia de una obediencia absoluta se extiende a todas las esferas de la vida, en las que cuestiones de orden moral reclaman la conformidad con la ley divina y, por esto mismo, la armonía de los mudables ordenamientos humanos con el conjunto de los inmutables ordenamientos divinos.

15. Solamente espíritus superficiales pueden caer en el error de hablar de un Dios nacional, de una religión nacional, y emprender la loca tarea de aprisionar en los límites de un pueblo solo, en la estrechez étnica de una sola raza, a Dios, creador del mundo, rey y legislador de los pueblos, ante cuya grandeza las naciones son como gotas de agua en el caldero (Is 40, 5). (…)

16. Los obispos de la Iglesia de Cristo encargados de las cosas que miran a Dios (Heb 5,1), deben vigilar para que no arraiguen entre los fieles esos perniciosos errores, a los que suelen seguir prácticas aun más perniciosas. (…)

17. Nos os damos gracias, venerables hermanos, a vosotros, a vuestros sacerdotes y a todos los fieles que, defendiendo los derechos de la Divina Majestad contra un provocador neopaganismo, apoyado, desgraciadamente con frecuencia, por personalidades influyentes, habéis cumplido y cumplís vuestro deber de cristianos. Esta gratitud es particularmente íntima y llena de reconocida admiración para todos los que en el cumplimiento de este su deber se han hecho dignos de sufrir por la causa de Dios sacrificios y dolores. (…)

18. La fe en Dios no se mantendrá por mucho tiempo pura e incontaminada si no se apoya en la fe de Jesucristo. (…)

21. La fe en Jesucristo no permanecerá pura e incontaminada si no está sostenida y defendida por la fe en la Iglesia, columna y fundamento de la verdad (1Tim 3,15). Cristo mismo, Dios eternamente bendito, ha erigido esta columna de la fe; su mandato de escuchar a la Iglesia (cf. Mt 18,17) y recibir por las palabras y los mandatos de la Iglesia sus mismas palabras y sus mismos mandatos (cf. Lc 10,16), tiene valor para todos los hombres de todos los tiempos y de todas las regiones. La Iglesia, fundada por el Salvador, es única para todos los pueblos y para todas las naciones: y bajo su bóveda, que cobija, como el firmamento, al universo entero, hallan puesto y asilo todos los pueblos y todas las lenguas, y pueden desarrollarse todas las propiedades, cualidades, misiones y cometidos, que han sido señalados por Dios creador y salvador a los individuos y a las sociedades humanas. El corazón materno de la Iglesia es tan generoso, que ve en el desarrollo de tales peculiaridades y cometidos particulares, conforme al querer de Dios, la riqueza de la variedad, más bien que el peligro de escisiones: se goza con el elevado nivel espiritual de los individuos y de los pueblos, descubre con alegría y santo orgullo materno en sus genuinas actuaciones los frutos de educación y de progreso, que bendice y promueve siempre que lo puede hacer en conciencia. Pero sabe también que a esta libertad le han sido señalados límites por disposición de la Divina Majestad, que ha querido y ha fundado esta Iglesia como unidad inseparable en sus partes esenciales. El que atenta contra esta intangible unidad, quita a la esposa de Cristo una de las diademas con que Dios mismo la ha coronado; somete el edificio divino, que descansa en cimientos eternos, a la revisión y a la transformación por parte de arquitectos a quienes el Padre celestial no ha concedido poder alguno.

23. Toda reforma genuina y duradera ha tenido propiamente su origen en el santuario, en hombres inflamados e impulsados por amor de Dios y del prójimo, los cuales, gracias a su gran generosidad en corresponder a cualquier inspiración de Dios y a ponerla en práctica ante todo en sí mismos, profundizando en humildad y con la seguridad de quien es llamado por Dios, llegaron a iluminar y renovar su época. (…)

25. La fe en la Iglesia no se mantendrá pura e incontaminada si no está apoyada por la fe en el primado del obispo de Roma…. Si personas, que ni siquiera están unidas por la fe de Cristo, os atraen y lisonjean con la seductora imagen de una iglesia nacional alemana, sabed que esto no es otra cosa que renegar de la única Iglesia de Cristo, una apostasía manifiesta del mandato de Cristo de evangelizar a todo el mundo, lo que sólo puede llevar a la práctica una Iglesia universal. El desarrollo histórico de otras iglesias nacionales, su entumecimiento espiritual, su opresión y servidumbre por parte de los poderes laicos, muestran la desoladora esterilidad, que denuncia con irremediable certeza ser un sarmiento desgajado de la cepa vital de la Iglesia. Quien, ya desde el principio, opone a estos erróneos desarrollos un no vigilante e inconmovible, presta un servicio no solamente a la pureza de la fe, sino también a la salud y fuerza vital de su pueblo.

41. Sabemos que muchísimos de vosotros, por ser fieles a la fe y a la Iglesia y por pertenecer a asociaciones religiosas, tuteladas por el Concordato, habéis tenido y tenéis que soportar trances duros de desprecio, de sospechas, de vituperios, acusados de antipatriotismo, perjudicados en vuestra vida profesional y social.

43. Nadie piensa en poner tropiezos a la juventud alemana en el camino que debiera conducirla a la realización de una verdadera unidad nacional y a fomentar un noble amor por la libertad y una inquebrantable devoción a la patria. A lo que Nos nos oponemos y nos debemos oponer es al antagonismo voluntaria y sistemáticamente suscitado entre las preocupaciones de la educación nacional y de las propias del deber religioso. Por esto, Nos decimos a esta juventud: Cantad vuestros himnos de libertad, mas no olvidéis que la verdadera libertad es la libertad de los hijos de Dios. No permitáis que la nobleza de esta insustituible libertad desaparezca en los grilletes serviles del pecado y de la concupiscencia. No es lícito a quien canta el himno de la fidelidad a la patria terrena convertirse en tránsfuga y traidor con la infidelidad a su Dios, a su Iglesia y a su patria eterna.

Al otro lado, la Iglesia Nacional-progresista. La decadencia moral del progresismo eclesial que solo habla de valores y nunca de verdad.

La misma Mit brennender Sorge contiene apartados que harían bien el leer los de Foc Nou, Casa de Santiago y progres de otros pelajes.

34. Sobre la fe en Dios, genuina y pura, se funda la moralidad del género humano. Todos los intentos de separar la doctrina del orden moral de la base granítica de la fe, para reconstruirla sobre la arena movediza de normas humanas, conducen, pronto o tarde, a los individuos y a las naciones a la decadencia moral. El necio que dice en su corazón: No hay Dios, se encamina a la corrupción moral (Sal 13[14],1). ….  El solidarizar la doctrina moral con opiniones humanas, subjetivas y mudables en el tiempo, en lugar de cimentarla en la santa voluntad de Dios eterno y en sus mandamientos, equivale a abrir de par en par las puertas a las fuerzas disolventes. Por lo tanto, fomentar el abandono de las normas eternas de una doctrina moral objetiva, para la formación de las conciencias y para el ennoblecimiento de la vida en todos sus planos y ordenamientos, es un atentado criminal contra el porvenir del pueblo, cuyos tristes frutos serán muy amargos para las generaciones futuras.

35. Es una nefasta característica del tiempo presente querer desgajar no solamente la doctrina moral, sino los mismos fundamentos del derecho y de su aplicación, de la verdadera fe en Dios y de las normas de la relación divina. (…)


La reforma no es solo labor de Roma (I)(24/09/2009)

Los esfuerzos que deben reconducir la interpretación sesgada y desviada de las constituciones y decretos del Concilio Vaticano II, que se ha producido en estos últimos cuarenta años, hacia posicionamientos en comunión con la tradición de la Iglesia, necesitan, por utilizar un símil físico, de una palanca y de un punto de apoyo. Es insuficiente e injusto esperar que la reforma venga toda de Roma, de la Curia, de las decisiones canónicas de Papa Benedicto XVI. La Iglesia no es un mecanismo teledirigido desde Roma por medio de botones e interruptores. Es necesario el concurso de la Iglesia de Barcelona, es decir de los sacerdotes y seglares de esta Archidiócesis, el coadyuvar en esta renovación. La reforma gregoriana iniciada en el siglo XI que liberó progresivamente la Iglesia en Cataluña de las manos usurpadoras del poder civil proporciona sugerentes analogías y ejemplos, que actualizados a las categorías actuales, pueden ser de gran utilidad para la tranquilidad de muchos espíritus inconformistas con la mayoritariamente funesta realidad eclesial actual de Barcelona. Seguiremos en la exposición de los hechos objetivos al eminente historiador eclesiástico ausonense Dr. Antoni Pladevall i Font, discípulo del Dr. Eduard Junyent i Subirà, a la vez discípulo del gran Josep Gudiol i Cunill. 

La Iglesia de la parentela política

Los nombramientos episcopales en la Cataluña de entonces estaban controlados por nuestros condes. Ramon Borrell de Barcelona en 1013 se intitulaba inspector y superior de todos los obispos de sus dominios. El conde de Besalú, Bernat Tallaferro, hijo de Oliba Cabreta, expulsó a las monjas de Sant Joan de les Abadesses y suprimió el monasterio para apropiarse de sus propiedades y rendas y aplicarlas en la dotación de recursos a un obispado que quería crear en la capital de su condado donde poner de obispo a su hijo Guifré. Este invento duró de 1017 a 1020, cuando Tallaferro murió ahogado cuando atravesaba las aguas del Ródano.

Este hacer y deshacer de la mano secular en los asuntos de la Iglesia, en este caso en manos de nuestros condes, no acabó siendo un completo desastre cuando los parientes fueron hombres de Dios. Miró Bonfill, hermano de Oliba Cabreta, fue destinado desde joven a la Iglesia. Aún siendo clérigo, del 965 al 984 fue conde de Besalú, y del 971 hasta su muerte, obispo de Gerona. Este conde-obispo fue un hombre culto y en estrecha relación con Gerbert d’Aurillac (futuro Silveste II). Trabajó a favor de la Iglesia y influyó sobre la formación de su sobrino el monje Oliba, hijo de Oliba Cabreta. De Oliba, el gran abad y obispo, no hace alabar su figura. Nuestro Pare de la Pàtria renunció a su carrera civil para ponerse al servicio de la Misión de la Iglesia. El orden de los factores los tenia claros pese a que lo uno podría esperar en principio de un pariente “enchufado” por el poder civil. San Ermengol, hijo de los vizcondes de Conflent, es un caso de nepotismo y simonía de manual. Su tío y antecesor, el obispo Sala de Urgell le compró la cátedra al conde de Urgell Ermengol I. Pese a este historial que nada bueno prometía, como pasó con Oliba, San Ermengol tuvo claro a que Señor tenía que servir por encima de los demás.

Pero no todo eran “flors i violes” (cosas buenas) en esta patrimonialización de la Iglesia en manos del poder secular. No conocemos ningún teórico regalista de la época, pero sí la práctica. De haberlo, seguro que hubiera sido un antepasado de Albert Manent. El poder secular antes se llamaba “condes”, hoy se llamaría CiU, PSC… cuando acceden y se perpetúan en el "Govern", siempre acaban por segregar tendencias regalistas. Vaya, que les va esto de poner obispos.
La parentela y amigos, los nepotes, por regla general acostumbran a salir ranas. También los simoníacos, hoy los que “compran” cargos lo hacen con su sonrisa, por vía de hacerse los simpáticos –elemento clave en la degeneración de una sociedad democrática, es decir en la sociedad demagógica (Aristóteles dixit) y líquida (Zygmunt Bauman dixit).

El abad Oliba tuvo tres sobrinos obispos hijos de su hermano Guifré II de Cerdaña: Guifré quien compró por 100.000 sueldos siendo un adolescente el ser arzobispo de Narbona (nuestro metropolitano antes de la reconquista de Tarragona)(1029-1079); Guillem Guifré a quien su hermano Guifré compró el obispado de Urgell (1041-1075); y Berenguer Guifré, a quien el mismo Guifré compró la cátedra de Gerona (1051-1093). Guifré de Narbona fue excomulgado cinco o seis veces. Guillem Guifré fue acusado de asesinar al vizconde Folch de Cardona y el mismo fue asesinado en 1075. Por lo que  a la sede de Vich atañe, al gran abad Oliba le sucedió otro sobrino suyo, Guillem de Balsareny, obispo de 1046 a 1076, hijo de una hermana suya, Ingilberga, que había casado con Guifré, el señor de Balsareny. Guillem compró el obispado de Vich a la famosa condesa Ermesenda de Barcelona-Gerona-Osona.

Como es de sospechar, tanto nombramiento influenciado por la vinculación al poder secular pasó factura: el no escandalizarse por la simonía y la incultura de los eclesiásticos, ni por el nicolaísmo (la doble vida) y finalmente, que lo pastoral y propio de las cualidades que debe tener un eclesiástico pasase a un segundo plano.
Pese a que estamos hablando de catalanes 100% y de una Cataluña que era una Marca semi-independiente del reino de Francia, no nos librábamos de los males del resto de latitudes de la Europa cristiana de la época. Mucho románico, pero como los demás. Lo que pasaba a nivel de condes, pasaba igual al nivel de vizconde y de los señores de vasallos, los barones. Estos no podrán poner obispos pero sí párrocos en las parroquias de sus términos feudales que patrimonializarán. Unas veces usurparan los diezmos. Otras por haber construido y dotado la iglesia parroquial, actuarán como un bien privado más. ¡Cuantos esfuerzos tendrán los obispos para nombrar párrocos que no provengan de la parentela del señor feudal de turno! Un ejemplo paradigmático, tal como ha estudiado el profesor de Yale Paul H. Freedman, lo tenemos en las luchas de los señores de Gurb por hacer y deshacer en las parroquias del término de su castillo (Sant Andreu de Gurb, Sant Cristòfor de Vespella, Sant Bartomeu del Grau i Sant Julià Sassorba) y nombrar entre su parentela a los párrocos.

Similar degeneración sucedía en los monasterios ya que habían sido fundados y dotados por condes y vizcondes que actuaban de patrones y que influían en los nombramientos de los abades, muchas veces vástagos de sus familias o simples amigos o protegidos.

Contra todo este pasteleo catalán y hecho por catalanes se alzó la reforma gregoriana del siglo XI y su aplicación en nuestros condados, posible gracias a la ayuda que obtuvieron los legados y visitadores pontificios de aquellos hijos del terruño catalán que entendieron que había que acabar con los excesos de una Iglesia dirigida por los que buscaban protección, ayuda y cobijo en el poder secular, poder que había influido en sus nombramientos.

El juego eclesial de "La Diada" (10/09/2009)

El zoológico jardín de Luisito de Hamelín  

Cada animal va asociado a un personaje que hay que adivinar utilizando las pistas en verso. El boleto rellenado con las soluciones hay que enviarlo por correo al Carrer del Bisbe núm. 5 de Barcelona. Entre todos los acertantes sortearemos una cena romántica con Oriol Domingo en el restaurante “Les Set Portes”.  

VERTEBRADOS

(1)

La voz de su amo

 

Por la U, patrocinado, trepa

y firme y aguantado, llepa.

De juventud sana, ahuyentador

a vaciar el Seminario, rauda es su labor

 

(2)

El burro català

 

Como Franco, quisiera terna nombrar

para así una Iglesia Catalana montar

fiel a convergència y a su conveniencia.

Soy barratinaire de Prats de Molló,

y en Cataluña los obispos, de poder, los nombraba yo.

 

(3)

El oso Cusososo

 

Ni el agua al palo, me escaqueo contento

no voy de malo, a todo consiento

Cura santiaguero soy, cura santiaguero vengo

con pastarrufa y langosta yo ya me entretengo 

 

(4)

Miss Piggy Bofill

 

Desde Sant Gervasi predico lo social,

soy sociata y progre, de los d’en Pasqual

Un día vi un pobre negrito en la tele, me emocioné,

mantengo a Llisterri, mi ONG, para una Iglesia fiel al PSC

 

(5)

La marmota pirenaica

 

A picar esquelas, en el Avui, apa!

Si la Bofill, Foc Nou, un dia, chapa

No et moris pas Església Catalana

Que si ho fas, el noi passarà gana

AVES

(6)

Pavo real

 

Bajo las escaleras del Seminario como una “vedette”,

pero lo que me interesa es su buen buffete.  

El centro del universo ya no es el sol,

sino este canónigo amigo, del colesterol.

 

REPTILES

(7)

La serpiente Brusten-kaa

Presido la U, cementerio elefantil,

demagogo al uso, confundo al redil 

receto estricnina con mi pastoral viperinal

Rostro carnicero, frustrado trilero, 

si me muerdo la lengua, de un golpe me muero.

 

ANFIBIOS

(8)

Si le das un beso, se convierte en co-príncipe  

En tierra y agua sobrevives

Porque eres muy vives

Me hago el progre, el carca o de Andorra el monarca

y si conviene de un salto

en Barcelona me planto, y rompo el encanto

 

GASTERÓPODOS

(9)

La Babosa

 

Tengo mala baba, debo reconocer,

pues  ya solo trepo al anochecer

con Jubany los tiempos, todo mangoneaba

y la Historia eclesiástica, bien manipulaba      

 

(10)

El Cargol bové

 

Sebastià, treu banya

puja la muntanya…

Taltavull bové

jo també vindré

 

MOLUSCOS

(11)

El Mejillón

 

Agarrado al palo, las aguas licuo

y paso el tiempo como el día el buho.

a las ostras aburro, en paladín román

y los jóvenes, por aquí, no están.

 

INSECTOS

(12) Insecto palo

 

La Fundació Maragall es mi chiringuito

con Moët Chandon y la jet-set hago el traguito

a los tontos la faena, para mi el bollo,

¿la parroquia?, ¡qué mundo más rollo!

 

  

BOLETO A RELLENAR

 

Canonge Arenas, núm:

 

Joan Bada, núm:

 

Roser Bofill, núm:

 

Joaquim Brustenga, núm:

 

Jordi Cussó, núm: 

 

Jordi Llisterri, núm: 

 

Albert Manent, núm: 

 

Antoni Matabosch, núm:

 

Toni Roman, núm:

 

Sebastià Taltavull, núm:

 

Josep MariaTurull, núm:

 

Joan Enric Vives, núm:

 

 


Los más monos de Europa (28/08/2009)  

Se van acabando las vacaciones y poco a poco  vamos reincorporándonos a nuestros puestos. Han sido unos días de distensión, para recargar pilas visitando a nuestros amigos en Francia. De camino a París nos desviamos para alcanzar l’Abbaye de Barroux (Provence), una muestra de la vitalidad del renovado monaquismo francés. Os traemos un pequeño “tastet” (bocado) de esta maravilla.

Francia vuelve, regresa, de la Revolución Cultural del 1968, nuestra versión burguesa de la Revolución Cultural de Mao. Querían refundar la sociedad socavando los cimientos de nuestra civilización cristiana y católica. ¡Como del sistema comunista no se ha podido aprovechar nada, mirad a los hijos del mayo del 68! Fantasmas sin rumbo, entregados al hedonismo y a la autodestrucción, sin esperanza, sin alegría. Una cultura que esclaviza el cuerpo. Una cultura de la muerte del espíritu.

Proseguimos hacia  París. De hecho, regresamos ya que el pasado 13 y 14 de marzo fuimos invitados a presenciar la visita de la reliquia del corazón de Santo Cura de Ars a la capital de Francia. Mirad el siguiente video, os prometo que es París, el París de la Revolución, el París que tanto nos marcó teológicamente después de la II Guerra Mundial. Diez minutos para reflexionar.

Por fin llegó el motivo de nuestro viaje a la capital del Sena. La ordenación de diez nuevos sacerdotes de la diócesis de París. Nôtre Dame llena. La plaza llena en una bella mañana de verano. Y de blancos (y no es un comentario racista, bien al contrario, pues vamos bien flojos de Fe. Dios nos ayude). Francia pidiendo la intervención de los Santos y de “sus Santos”(a 1h 05’). France, fille aînée de l’Eglise! 

Tristemente tuvimos que regresar a Barcelona, despertando a la nuestra y dura realidad. La R.D.A. en versión eclesial. Y con música de fondo, ese rollo sistaquiano, que como una  especie de “martinet”, mazazo continuo, nos martillea con la letanía: nuestra realidad eclesial es como la europea, nuestra realidad eclesial es como la europea, nuestra realidad eclesial es como la europea, nuestra realidad eclesial es como la europea, nuestra realidad eclesial es como la europea …

P.S.: Ha llegado a nuestra redacción una postal de verano, con la fotografía que reproducimos al inicio de este artículo y que corresponde a:

Los tres monos Mizaru-Turulluru, Kikazaru-Arenasu y  Iwazaru-Mataboxu, guardando la puerta del palacio del Shogún Sistaki I Banyal Bufak. Ciudad de Nikko, Prefectura de Tochigi, región de Kantō, Japón. 2009.


¿Quién manda en la parroquia del vicario episcopal Segis? (13/08/2009)

El día de San Fermín, Oriolt comentó, a lo José Tomás, en su sección Desde los últimos bancos como la monja benedictina que va por libre en tema del aborto daba una conferencia en la parroquia céntrica y de toda la vida de San José de Mataró. También como el vicario episcopal Segis, Segismundo Garcia Ramiro, párroco de la misma no se atrevió a cortar el acto organizado por la hidra del progresismo eclesial local (ACO, Cristianisme Segle XXI, Revista Valors,…), animal de múltiples cabezas, un solo cuerpo (los cuatro de siempre) y una sola cola (PSC). No tuvo valor de desautorizar a un laico que se ha hecho amo y señor.

Después de arduas tareas, nuestros informadores en la capital del Maresme nos han podido responder sobre el origen del miedo del párroco a no enfrentarse con el interfecto. Las conexiones de partido que Ramon Salicrú i Puig tiene con el poder político local explicarían su calidad de intocable (y no de paria precisamente).

Vamos a explicarle con un mapa (para ver si a nuestro n.s.b.a. obispo ya no le quedan mas dudas), quien lleva desde hace lustros cortando el bacalao en esta importante parroquia y como no es tan fácil acabar con estas incrustaciones que a modo de tapón la están llevando a una vida cada más raquítica. Rémoras que como la hiedra crecieron asilvestradas durante los rectorados de los dos últimos párrocos –mas de tres décadas-, Mn. Joaquim Monasterio y Mn. Jordi Cussó, practicantes de unos de los deportes con mas éxito entre los párrocos heterodoxos, l’”en escampar la boira”.

 

Ramon  Basas Segura

  • Discípulo de juventud del Lligadas en su época de vicario y párroco en Mataró.

  • De la JOC saltó a la ahora congelada ACO (Acción Católica Obrera).

  • Si entraba en el PSUC, no se comería un rosco, escogió el PSC pues gana en Mataró utilizando el discurso a perpetuar de protector del inmigrante del sur de España proletario, oprimido por el centro catalán, burgués y convergente. Mataronés de toda la vida, no lleva mal esta aparente esquizofrenia, pues al final de mes se lo lleva calentito en forma de sueldo de teniente de alcalde y otros cargos.

  • Sin formación superior ni experiencia ni oficio profesional conocidos, vive de la política desde que acabó su adolescencia. Gran Timonel del PSC local –primer secretario-, escogió al alcalde Barón, natural de Melilla y saleroso, apto para encandilar barriadas, en perjuicio de Pilar González Agapito, quien no sabe bailar sevillanas. Delfina de quien fue por un cuarto de siglo alcalde de la capital del Maresme, Manuel Mas (PSC).

  • Pautas de partido a seguir para controlar: colocar informadores y topos similares en cada asociación cultural, colectivo étnico y entidades de cualquier tipo. En la última redada de chinos, su hombre captado estaba ausente de Mataró, les explotó el tema en las manos. En la parroquia de Sant Josep: Ramon Salicrú i Puig (PSC).

  • Auto investido como intelectual, sus reflexiones, caracterizadas por una teoría del conocimiento de total líquidez, carecen de toda profundidad. Todo un decorado Potemkin de manifestación de intelecto (puro uso del Google) que daría para algún estudio sobre los complejos psicológico.

  • Manifiesta públicamente e impúdicamente su fe en espacios como su blog personal, al cual dedica buena parte de la jornada y de su despacho. En una ocasión manifestó en su blog que leyó la Deus caritas est en la playa y le gustó: ¿falsedad o estulticia? Si la leyó no la entendió, pues la encíclica carga (especialmente el punto 31-b) contra el cristianismo ideologizado y desespiritualizado que ha realizado personal (ganado muy abundante en el PSC: alcaldes de Barcelona, Lleida, Mataró, Vilanova…) que por lo común milita en la izquierda BO(hemia) .BO(urgeois).    

  • Convencimiento: solo de una Iglesia católica no acomplejada y amante de su libertad pueden salir valores que hagan hombres con Criterio (Balmes). Peligro: que una vez despiertos, escondan mandatarios competentes. Objetivo: neutralizar la Iglesia católica local con limosnas y pequeños favores. Oi que nos ens farem mal? (¿Verdad que no nos haremos daño?)

    Ramon  Salicrú i Puig
  • Miembro histórico del PSC
  • Casado con Carme Maltas i Freixes, histórica del PSC. Socióloga, antigua concejala de Hacienda del Ayuntamiento de Mataró (PSC). Ahora come como gerente de la importante fundación de Minuválidos de Mataró, entidad parapública que la práctica se alimenta en buena parte por fondos públicos (y donde reina la injerencia a lo  Caja de Cataluña –donde al final es la Diputación quien corta el bacalao- pero en versión asistencial).
  • Colaborador de la Revista Valors
  • Dirige la orientación del programa Creure Avui que el arciprestazgo de Mataró tiene en la TV local.
  • Miembro eterno del Consejo pastoral de la parroquia de San José de Mataró
  • Presidente de la sección local de Cristians del Segle XXI.

    Joan Salicrú i Maltas

  • Periodista. Colaborador de Foc Nou y la revista Valors fundada por Jordi Cussó  Porredón, sacerdote de la casa de Santiago.
  • Actualmente da sus servicios al PSC de aquí Barcelona. Da muchas gracias a Ramon Basas quien llamó a la Srta. Quevedo (PSC) quien llamó a William Carnes (PSC), tercer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona.  

Sobrevivir en la reserva india (16/07/2009)

Tenía pensado dedicar el artículo de hoy a la última chorrada de nuestro obispado. Bueno, mas bien de la manera chorra como se ha hecho un desplegable que la Delegación diocesana de Pastoral del Turismo del Arzobispado de Barcelona ha impreso para avisar a los visitantes extranjeros sobre las Misas en francés, inglés y alemán en diversos iglesias de nuestra capital. El artículo tenia que llamarse “Vender al cardenal” pues después de ir abriendo el folleto modelado como un desplegable ¡oh, que intriga! aparece la fotografía de nuestro nunca suficientemente bien amado cardenal.

Una nueva prueba de ese puntillo egocéntrico, por no decir narcisistoide, que gasta nuestro no suficientemente amado Lluís. Hay que reconocer que como producto de marqueting para vender al cardenal no está nada mal: buena gama de marrones, ingenioso desplegable. Por lo que hace al tema de la traducción, el responsable ha ido a aquella academia del famoso chiste donde el recepcionista respondía con un “If, if. Between, between” (Sí, sí. Entre, entre) a uno que llamaba a la puerta preguntando si el establecimiento era o no una academia de inglés. Por lo que hace referencia al festival de errores en la traducción del folleto del año pasado, Prudentius ya dio cuenta de ello. Este año, un I wish and pray God that you be able to keep a good memory of your time spent here with us en la version inglesa me ha llegado al corazón. Podríamos discutir el uso del to be able to para lo que se quiere expresar. Pero hombre, por favor,¡Que no somos sioux! ¡CONJUGUEN EL VERBO! 

Desplegable con sorpresa:  

1 2 3 4
5 ¡Tachán!

La teca (la chicha) 

   Esta semana en la Cigüeña de la Torre ha aparecido un artículo muy equilibrado dedicado al arzobispo Vidal i Barraquer, pues acostumbra Paco Pepe a discernir muy bien entre las razones de los catalanes de amor hacia lo nuestro, de las de los vividores de estos argumentos que trepan a cargos políticos y eclesiales utilizándolos en menosprecio de la verdad y el trato justo.

   Uno ya comienza a estar hasta el gorro de unos y otros. De los que instrumentalizan al cardenal Vidal haciéndolo pasar por un precursor del nacional progresismo que infecta hoy Cataluña. Unos apropiándose de su figura (Raguer, Manent…), otros atacándolo acusándolo de preparar el terreno a lo que tenemos hoy. Que burros y fanáticos son todos ellos. Los ignorantes y tramposos, de por aquí. Los visigodos sin matices, de por allá.

   Unos se alimentan de los otros. En el ámbito de la política, ¿como contribuyó la falta de matices y equilibrio de las afirmaciones de un Aznar o una COPE a lo que sucede en Cataluña al incremento del electorado del independentismo radical? Ante la España que hace independentistas que hincha de rabia a nuestros radicales contra Madrid, que difícil es el papel y el posicionamiento de los moderados, que nos oponemos al nacionalismo exacerbado de los radicales y vividores, pero que no deseamos negar nuestras raíces ni la cultura ni la lengua de nuestros antepasados. Acusados de traidores a y desde nuestra Cataluña, qué España de respeto podemos mostrar a nuestros conciudadanos para convencer que vale la pena seguir compartiendo este barco de más de quinientos años. Acaso lo catalán no forma parte de la riqueza de lo español. Por que si no es así, ¿que esperan de nosotros? ¿Que matemos a la madre? ¿Tan difícil es ponerse en la piel del otro y entender lo que le pasa sin anular la búsqueda última y humilde de lo verdadero?

Este fue el drama del cardenal Vidal i Barraquer vivir en medio de exacerbados y demagogos, algo muy español (aquí en un sentido pleno, es decir con los catalanes). Para un servidor, el gran drama hispano. Cuando una España repudia lo maniqueo y el puritanismo da Santas Teresas de Ávila y Franciscos de Vitoria. Cuando Cataluña hace lo mismo da Sants Joseps Oriols y Jaimes Balmes.

   La única manera cristiana de superar los corsés nacionales sin anular la diversidad de la riqueza cultural es la vuelta al sentido auténtico de la Cristiandad, ese término tan despreciado por el gremio palurdo de los Domingos, Llisterris o Romeus o militen en las filas unianas o santiagueras. Mas allá de Ebro pongan ustedes nombres, que seguro los hay.

La única manera cristiana de superar el autodestructivo progresismo sin anular el sentido auténtico y válido del progreso es la vuelta al catolicismo, ese término tan ignorado por nuestra caspa y casta clerical nacional progresista catalana. Mas allá del Ebro pongan ustedes nombres, que seguro también los hay.     

   Y mientras tanto por aquí, Lluís promocionándose a lo Huevo Kinder.  


Gripaus blaus babaus (Azules sapos insensatos) (2/07/2009)

Esperando a Obama 

Nuestro nunca suficientemente bien amado cardenal Lluís, cada vez se parece más a ZP. Niega la crisis y espera del exterior una conjunción astral que resuelva todos los problemas internos. Uno, miente compulsivamente remitiendo toda la causalidad de la crisis al sistema financiero internacional. El otro, afirma en sus “visitas” pastorales que el 50% de la juventud de Barcelona participa de algún modo u otro en entidades de Iglesia. Un salto mortal con pirueta final, haciendo pasar al alumnado de la concertada “católica” y los esplais parroquiales como jovencitos de Acción Católica. ¡Vamos arreglados!   

Uno, no cambia el rumbo de su política, el otro, ni un ápice de su “pastoral”. Uno se refugia en el búnker de sus inquebrantables, la España de los “Pepiños, Aidos y Pajines”. El otro, la diócesis de los Turulles, Matabosques y Aymares. Impasible el ademán. En los dos casos nos espera una crisis aguda, de duración generacional, porque esto va para largo. La España y Cataluña de la burbuja. De la inmobiliaria y de la teología nacional i/o progresista.

   Un altísimo directivo de Morgan Stanley, Stephen Roach, lo dejaba claro este domingo en la prensa. Sabíamos [refiriendose al mundo económico] que había una burbuja bursátil a finales de los noventa. Sabíamos que había una burbuja inmobiliaria después y sabíamos que había una burbuja de crédito. Pero Greenspan [el antiguo presidente de la Reserva Federal] negó que eran burbujas. Y se apuntó a la idea de que era la nueva tendencia [de incremento] de la productividad nos haría crecer más. Aquello era basura. Todas las burbujas vienen con nuevas teorías que sostienen que no son burbujas. Nos engañamos. Y el resto del mundo -China, Alemania- estaba encantado de dejarse engañar también y tirar de las burbujas de EEUU. Ahora vamos a pagar un precio muy alto por ello. Pues lo mismo con el progresismo eclesial, pura basura, puro encanto de dejarse engañar. Nos cargamos todo lo bueno que había en la Tradición Católica, un tesoro Sapiencial arrojado a la intemperie. Y ahora nada,  por idólatras, burros y presuntuosos. 

 

Oriol, oriolete: ¡que se te ve el plumerete! 

   Reproducía Oriol Domingo en su página dominical de La Vanguardia del 21 de junio (pág. 44) la tesis del escritor Antoni Puigvert sobre las causas de la decadencia de la Iglesia en Cataluña: El catolicismo contemporáneo catalán para mantener presencia y relevancia social entre los jóvenes se alió en tiempos del concilio Vaticano II y en los explosivos años del final de la dictadura franquista con causas laicas de carácter político o ideológico como el izquierdismo y el catalanismo. Estas causas laicas acabaron seduciendo a los jóvenes, que abandonaron la fe.

   Hasta aquí, ni Germinans lo podría decir más claro. Pero como todo tiene colita, Puigvert, con la complicidad de Domingo (la foto de los cardenales Rouco y Cañizares en la manifestación por la familia en Madrid ilustra el artículo), hace el salto  mortal con porrazo final. Lo que se hacia antes en Cataluña y que ha provocado nuestro páramo eclesial, es lo que hace ahora Rouco en Madrid aliándose con el PP.

   Conclusión: que la Iglesia marche del espacio público, se encierre en los oratorios y se espiritualice a lo zen. Todo para minorías claro. Puros e iluminados, no nos contagiaremos. Revival gnóstico para épocas de idolatría populista. Que se lo expliquen a la Casa de Santiago.  


La endogamia pro-abortista y Església Plural: malformaciones congénitas  
 

   La monja de toca y pantalones que prepare motores. El año que viene le toca seguro conferencia en la Diada pel Respecte a la Pluralitat en l'Església de Esglesia Plural.

   Hace dos años le tocó a Ramon Maria Nogués Carulla (Barcelona, 1937), profesor de genética en la Universidad Autónoma de Barcelona. Nogués no comparte la posición oficial de la jerarquía eclesial sobre el rechazo al denominado bebé-medicamento. Según él mismo: “No se puede decir que el embrión sea persona, al menos antes de la implantación uterina [la pseudoteoría del “pre-embrión”, es decir afirmar que hasta el catorceavo día des de la fecundación el embrión es solo un “conglomerado de células”, y por tanto no es un humano].

   El “padresito” Ramon Maria Nogués, vocal de la Junta Directiva de Asociación Cristianisme al Segle XXI, se sumó en diciembre de 2005 a un manifiesto en contra de la beatificación de Juan Pablo II, acusándolo de reprimir a los teólogos de la liberación y de haber sido tolerante con los regímenes militares en América Latina. Junto a él, Jaume Botey, Casimir Martí y Juan José Tamayo.

   Este año, entre las paralelas calle Pau Claris y Llúria, como Oriolt nuevamente comentó magistralmente en su artículo del pasado 16 de junio en Germinans, el jesuïta Josep Oriol Tuñí Vancells era el protagonista de la Diada pel Respecte a la Pluralitat en l'Església.

   Don José Oriol Tuñí es nieto de Don José de Calasanz Tuñí Falguera, uno de los puntales que fue de la carlista editorial y publicación católica La Hormiga de Oro, y del no menos carlista Correo Catalán. Tuñí abuelo era el apoderado de su amigo Luís Llauder Dalmasses, jefe de los carlistas catalanes de finales del siglo XIX.

   Una de sus sobrinas de José Tuñí Falguera casó con Francisco Spà, hijo del presidente de la Junta Tradicionalista de su población. Ejemplo típico de família carlista tradicionalista –como la de Joaquim Brustenga-, tres tías de nuestro padre jesuita y conferenciante de Església Plural fueron monjas, una carmelita descalza y dos del instituto del Padre Masmitjà de Olot. ¡Si levantaran la cabeza! 


Licenciado en periodismo
   

Otro crack. Jordi Llisterri nos hace la necrológica  del obispo Guix de Vich, con su modelo-plantilla, que tanto vale para biografiar a Pepito como a Pepita:  
       Una buena amiga suya, Lucía Caram, nos alertaba de lo que ha sido la mala noticia de la semana, la muerte del obispo emérito Josep Maria Guix, digno sucesor de Torras y Bages.
    Se puede decir sin lugar a dudas que si alguna cosa distinguía al obispo Guix, además de su carácter, era la preocupación social. De los que desde siempre ha creído, ha estudiado y ha promovido la doctrina social de la Iglesia, en muchos puntos más progresista y transformadora que algunos programas de partidos de izquierda.

    Teoría que Guix concretó en la práctica de Cáritas; destacando el Centro Catalán de Solidaridad de ayuda a los toxicómanos. Doctrina que ayudó a brillar en el capítulo tercero del Concilio Tarraconense. Una última muestra de esta sensibilidad, su retiro ahora hace seis años en la residencia de las Hermanitas de los Pobres de Vic.

    Hace dos años en un número de Foc Nou sobre los obispos jubilados lo explicaba así: "Si tuviera que sintetizar en pocas palabras mi vida actual de jubilado, diría que, consciente que en este mundo no podemos encontrar la felicidad completa, me siento muy contento de vivir este periodo de mi vida, en el que no he tenido ninguna dificultad de adaptarme; y que, hasta el momento presente, me resulta una etapa muy gratificante. Nunca había necesitado tan poco como ahora la televisión, salvo las noticias de la noche, de algún concierto y de algún partido de fútbol del Barça. De todo eso, doy gracias a Dios". Así vivió su relevo. 

   Y se acabó. Me falta un “home compromès” en medio de este subliminal cultivo del relato creado por el mismo periodista que vio luz editorial en su vacuo e invendible Les ferides de l’Església catalana. Ningún detalle más de la trayectoria vital del difunto Guix. Para qué investigar si uno vive del tópico. Otro de la escuela del Pravda.    

PS: Hay que ser merluzo para identificar la Doctrina Social de la Iglesia con Caritas, con la beneficencia. ¡¡ Este tío no entiende de nada!! La Doctrina Social de la Iglesia habla (a parte de las consideraciones sobre Derecho natural y orden político) de la Justicia en las relaciones socio-económicas, no del ejercicio de la Misericordia plasmada en la Caridad/Caritas cristiana.    


La Churrería Fundació Maragall y el “bunyol de vent” de un doctor en Teología por la Gregoriana 
 

   Hablemos de otro Superman de la Teologia. La Fundació Joan Maragall con el Departament de Cultura i Mitjans de Comunicació de la Generalitat (es decir pagando todos) ha publicado La política dels cristians (2008) del Doctor en Teologia por la Gregoriana Josep Lligadas, el cura secularizado del Centre de Pastoral Litúrgica. Obra, ganadora del XVIII Premi Joan Maragall, de una insolvencia académica en la materia e infantilismo que sonroja. Publicar esta broma dice mucho de la Fundació Joan Maragall y de su Premio. ¡Qué decir del autor! El Doctor en Teología por la Gregoriana ha publicado un libro sobre un tema de Doctrina Social de la Iglesia sin citar ninguna encíclica de León XIII, pero es que ni la Immortale Dei sobre la constitución del estado (1885) ni la Libertas Praestantissimum, sobre la libertad humana (1888). Ni un parrafito, ni una glosa. “Res”. 

   Uno busca algún Padre de la Iglesia, alguna obra de la literatura sapiencial del buen gobierno de la Alta Edad Media (un Beda el Venerable, un Alcuino de York…), algún doctor medieval, un Santo Tomás de Aquino, alguna referencia a Suarez, a De Vitoria, Soto ,Taperelli, Spedalieri… rien de rien. La única única referencia a la teología política de algún Padre o Doctor de la Iglesia es la que remite a la obra de Joaquim Gomis Sanahuja, San Agustín, el gran obispo africano, Barcelona, 2000. Atención: un librito de 24 páginas publicado por el Centre de Pastoral Litúrgica en la colección Sants i Santes:  

   Pero es que tampoco nada catalán, ni por aquello “de fer país”. Vacío a Eiximenis, a Callís, a Mieres, a Fontanella, a Dorca…. Pio XI, Pio XII, Juan Pablo II no existen. Tampoco el Compendio de Doctrina Social de la Iglesia de 2004. Ni el Catecismo de la Iglesia Católica. De todo el Vaticano II, una microscópica cita (pág 74) del punto 16 de la Gaudium et Spes. ¡Este tío es un fenómeno!

   ¿Pero a quien cita?. Autoridades como: él mismo (nota 19, 34, 36, 39, 41, en la nota 44 remite a su opúsculo Frederic Ozanam, per la fe i per la justícia, Centre de Pastoral Litúrgica, de la col·lecció “Sants i Santes”, 1,96 € ...), el exconseller Salvador Milà (ICV), nota 26; Toni Comín (diputado al Parlament por PSC-Ciutadans pel canvi), nota 25; Pilar Malla (PSC-Ciutadans pel canvi), nota 37; Eduardo Mendoza por un  artículo de publicado en El País, 3 de març de 2007; Ramon Bassas (concejal y jefe local del PSC de su población), discípulo de Lligadas, nota 21; Mercè Solé (ACO) nota 60; Juan Martín Velasco por un escrito publicado en la “academiquísima” publicación Missa Dominical (nota 52)…

   Como diría en dos palabras el gran Jesulín de Ubrique: “In- Prezionante”. Felicidades para la Fundació Joan Maragall por haberse leído el que debía ser el único trabajo presentado a su concurso y por el mérito de haber premiado y publicado la obra. 


Un nuevo caso de sistaquing o cómo tratar a los sacerdotes como peones (18/06/2009)

Según la nueva edición del Diccionari de construcció patriòtica d’una Església de Catalunya, se define con el término sistaquing la práctica ejercida por los prelados  trepa-llepas en las relaciones personales con sus sacerdotes diocesanos que carecen de defensas extraeclesiales, especialmente en el ámbito de su palacio episcopal o en las casas parroquiales, consistente en un trato verbal vejatorio y descalificador, acompañado de profusión de gritos, con la finalidad de amedrentarlos, humillarlos y servilizarlos.

   Se imputa como origen psicológico de esta estrategia la propia trayectoria de acceso a los cargos de los propios maltratadores, basada en el reflejo condicionado, también llamado pavloviano, del binomio obediencia ciega a la autoridad / cargos como recompensa. El maltrador proyecta su experiencia vital en las relaciones con sus subordinados esperando de ellos –el dominado- la misma concatenación pavloviana que lo catapultó a él mismo al cargo -dominador-. 

   Tal como han definido William S. Gilbert y Arthur Sullivan, los procesos de sistaquing suelen generar réplicas, también llamadas ecos turullianos, en forma de discípulos megafónicos que han aceptado con acatamiento servil la humillación del maltratador con el peligro de convertirse en potenciales nuevos maltratadores.   Endémica entre los altos funcionarios de la extinta R.D.A. (República Democrática Alemana), se constatan aún casos en la costa meditarrànea central catalana. 

   Terapia: A diferencia del mobbing y el bullying, de tratamiento más traumático, el sistaquing acostumbra a solventarse con una pastilla de Humildadón-Pro100. Posología:  una cada hora durante 1000 días, tomada con la cabeza gacha. 

Carta de un grupo de feligreses de Santa María de Badalona a Germinans 

Nuestros círculos concéntricos en el Barcelonés Norte, sección Badalona-Centre, nos hace llegar la siguiente carta:   

Aprecidados sacerdotes y seglares que gestionan la web Germinans:  

   Santa María de Badalona es, pese a lo que se pueda pensar dada su extensión, una parroquia muy sencilla y con un espíritu casi pueblerino. Esto, lejos de hacerla vulgar o decadente la hace encantadora, puesto que con su espíritu humilde y sencillo de pueblo, ha sido capaz de conservar pequeñas muestras de culto y devoción que en otros lugares de la diócesis han sido cruelmente exterminados por los abusos litúrgicos del post-concilio.

   Gobierna esta parroquia desde hace ya bastantes años Mn. Andreu Pascual, un buen hombre. Ha sobrepasado los 75 años, y su salud es ya bastante delicada, pero dado que el Cardenal no lo jubila, él sigue al pié del cañón, pese a sus achaques. Ha pedido en más de una ocasión poder jubilarse. En una de ellas el cardenal le colgó literalmente el teléfono cuando le planteó la necesidad del relevo. 

   Como todos los sacerdotes tiene sus más y sus menos; no es lo que diríamos un amante acérrimo de la buena liturgia, y a veces sus decisiones no son del gusto de todos. Pero Mn. Andreu tiene una virtud muy importante y es que deja hacer a sus colaboradores responsables. Gobierna pero no abusa, quiere controlar pero no impide que se hagan cosas, virtud muy rara en la mayoría de parroquias del obispado, en las que los rectores progresistas son pequeños dictadores con ansias de tener unas beatas fieles y dóciles.

   Pues bien, Mn. Andreu Pascual estuvo internado la semana pasada en el Hospital de Badalona, debido a un descontrol general de arritmias y taquicardias, descontrol del que se ha recuperado, pero que le ha dejado en un estado muy delicado. Esta muy débil. Su feligresía, entre la cual nos incluímos los que escribimos estas líneas, enseguida preguntamos el cómo, el porqué, etc. y la sorpresa nuestra fue que estaba todo relacionado con que el Cardenal le había mandado llamar a su despacho a finales de la semana pasada.

   Las sacristías son lugares en los que últimamente el silencio no abunda, y sus paredes son las que más oídos por metro cuadrado poseen, así que las explicaciones del párroco han corrido de boca en boca pese a su voluntad de quitar hierro al asunto.

   Nos enteramos que a instancias de Mn. Matabosch se había interpuesto una auditoría contra el pobre Mn. Andreu, y que el Cardenal estuvo más o menos un mes atosigándole. ¿La cuestión de fondo? El maldito dinero. Mn. Andreu últimamente había conseguido algunas ayudas y dádivas piadosas. Él es un hombre que sabe como moverse para conseguirlas. Y con ellas ha conseguido pintar toda la iglesia de Santa María, arreglar la instalación eléctrica, el proyecto de restaurar el baptisterio, y un sin fin de arreglos y arreglillos que la feligresía ha agradecido con locura. ¿La pega? Pues a veces no haber dado el correspondiente parte a Barcelona pues por su edad tiene descuidada la contabilidad parroquial. Y es que el Cardenal al parecer es un hombre comprensivo para con las desviaciones teológicas, los curas abortistas, los cargos que no dan un palo al agua, la labor nula de Turull… pero ¡hay de los desdichados que intenten escamotearle un céntimo! Más les vale que no hubieran nacido.

   Así pues, como se dice vulgarmente, el Cardenal le pegó una bronca a Mn. Andreu que lo crujió. Todos los que saben las múltiples versiones que radio macuto ha dispersado coinciden en un punto. La conversación empezó de una manera muy cordial, con un cardenal risueño y afable que fue incensando los múltiples años de servicio de Mn. Andreu. Pero poco a poco, y como si del Dr. Jekyl y Mr. Hide se tratase, la agradable conversación se volvió en una bronca cada vez más subida de tono, que no tuvo compasión para con un venerable anciano. Al final las versiones de la feligresía atenta a la salud de su párroco coinciden en otro punto, y es que Mn. Andreu se defendió como pudo y alegó que si él era tan mal sacerdote como el cardenal decía, no iba tan desentonado con el resto de su diócesis. Ahí queda eso. Consecuencia: Mn. Andreu casi al borde de un ataque al corazón que por suerte no fue a más. 

Desde estas letras queremos dar nuestro apoyo a Mn. Andreu, y plantearnos la siguiente pregunta: Si primero fue el obispo Carrera (de grato recuerdo) y ahora casi es Mn. Andreu Pascual, ¿Cuánto tiempo faltará antes de que caiga otro sacerdote en Barcelona fruto de las presiones del cardenal? 

          De un grupo de feligreses de Santa María de Badalona 

PS: Sr. Cardenal, no atosigue mas a nuestro párroco pues no está al corriente de esta carta.” 

 


 De lo inútil y lo útil del baboseo entre Oriol Domingo y Antoni Matabosch. Un caso particular del “sentir de Barcelona. (11/06/2009)

   En la diócesis de Barcelona hemos llegado a la cúspide del esperpento. Antes, toda España nos miraba con admiración por nuestro carácter emprendedor, como el ariete que abría la Península a la europeidad. Ahora somos el hazmerreír del catolicismo peninsular, pura ridiculez. Un catolicismo enfermo en una sociedad de las más enfermas de nuestro continente. Una laicado de lo mas casposo, una juventud  agonizante en el materialismo y el hedonismo mas esterilizante. Hay algunas personas y muy pocas instituciones que salen del rebaño, cierto, pero nunca saldrán en la foto. Su labor de hormiga puede pasarnos a menudo desapercibida. Salvo estas minorías, los comedores de alfalfa lo copan todo, todo lo que vive del presupuesto. Nuestra Iglesia diocesana, de tan inculturada a nuestro Principado, se ha acomodado al turulliano “sentir de Barcelona”. Una Iglesia, que salvo voces ahogadas, actúa de incensario de la gran mamarrachada en que se esta convirtiendo nuestra sociedad catalana que "tendrá que arrepentirse no tanto de las odiosas palabras y de las  acciones de la mala gente como del clamoroso silencio de la buena gente" (Martin Luther King, Cartas desde la prisión de Birmingham-Alabama).  

   En Madrid, nuestro adversario (en el sentido más positivo y cordial del término) nos pasa la mano por la cara. En un solo minuto de debate del programa El Gato al agua de Intereconomía (TV) hay más ejercicio intelectual e intercambio de ideas que en todo un año de dogmática TV3. Uno podrá estar más o menos de acuerdo con algunos posicionamientos, pero la libertad y la consistencia de muchos de los argumentos utilizados son de una potencia que colapsan nuestro cerebrito catalán, atrofiado y reducido por la tribu de jíbaros que puebla nuestro sistema educativo, político y mediático. Contrasten la mediocre blogosfera cristiana catalana alrededor del periodistículo.

Jordi Llisterri con la del resto del país.

   ¡Qué és la pálida, casa incolora, Agencia de notícias Flama, del antiguo director general de la Generalitat Agustí Gallart i Teixidó (CDC-firma 1.237) al lado de una Infocatólica, Religión en Libertad o de la reciente Religión confidencial!

   ¿Donde está, en el mundo intelectual católico catalán, alguien que se parezca a un Juan Manuel de Prada?. En el mismo sentido, San Pablo-CEU de Madrid barre a la  Universidad Ramon Llull, gran comedora de “borda” (estéril) producción para el diálogo entre Fe y contemporaneidad.

   Enric Juliana, el pedidor de obispos dúctiles y lo más parecido en tierra nuestra a un vaticanólogo, cuando va de ídem, toca de oídas casi todas las partituras. Ya nadie se acuerda del último teólogo catalán invitado a algún simposio a una universidad católica romana. Radio Estel se receta ya por el Institut Català de la Salut como genérico contra el insomnio. Popular TV  ya se podría y le convendría parecerse mas a KTO-TV , cierto, pero al menos algo se mueve. ¿Sirve la Facultad de Periodismo de la Ramon Llull para algo más que dar de comer a los amiguitos de Aymar? 

   Comparen Alfa y Omega con Cataluña Cristiana o el progresáurico mensual Foc Nou. La San Dámaso  al lado de nuestra vacía y desgraciadamente irrelevante Facultat de Teologia de Catalunya. Libros libres , Ediciones Encuentro, Ciudadela Libros con la cada vez mas hermafrodita y suelta Editorial Claret.  

Dadle al pájaro Oriol  buen alpiste y con vosotros no tendrá nunca despiste 

   Estamos atrofiados por el baboseo del círculo cerrado de nuestro progresismo que con nuestra bandera cuatribarrada tapa las vergüenzas de su inconsistencia. En los cómics de Zipe Zape hay más neuronas que en todo esta amalgama de impresentables que se dan bombo los unos a los otros para hacerse el importante, que se abrogan sin permiso la representación de Cataluña. Retahíla de nulidades que atacan con el arma de la acusación de antipatriotismo a quien ose cuestionarlos. Vaya chollo han encontrado. 

   En Germinans no damos abasto en comentar lo patético del comportamiento de la mayoría de eclesiásticos y seglares autoproclamados intelectuales (y que no pisan la vida parroquial del día a día ni que los maten). El último serial por entregas de este vodevil de la pedantería nos lo está ofreciendo el dúo Oriol Domingo y Antoni Matabosch, pagando la broma, el conde de Godó.

   Uno, Matabosch necesita que la Fundació Joan Maragall salga en los medios. Para ello “compra” a Oriol con su presencia. Como aquellas marcas de coches que invitan, antes de la presentación de los últimos modelos, a una comilona, de marisco y filete a los periodistas especializados en automovilismo. ¡Y a ver quien hace luego una crítica mala! A lo mejor uno no vuelve a tocar langosta. ¿Qué seria de la Fundació Joan Maragall si La Vanguardia no le cubriera los actos?

   Esto es un toma y daca. Tú me cubres el acto, yo te doy nombre como periodista. Tú me invitas de conferenciante, yo hablo de tu libro. La componenda entre Domingo y Matabosch. Un acto es importante porque lo cubre La Vanguardia. Un periodista es importante porque lo invitan de conferenciante. Pura retribución en especie. ¿Qué seria de Domingo si las instituciones eclesiales nacioalprogresistas barcelonesas no le sentaran en la primera fila o directamente en el estrado?

   Es igual que las adelgazadas publicaciones y el supuesto diálogo con el mundo de la cultura de la Fundació Joan Maragall no valgan un pito, ni interpele a nadie. Es igual que Oriol Domingo se pase por el arco del triunfo la pluralidad diocesana, en su així anar fent, in saecula saeculorum, Amen!   


El ocaso de Brusty Brustenga (28/05/2009)

Brusty Brustenga, la versión actual y setentona de aquel viejo emperador del Paralelo, desanimado, nos puede dejar. Ya no veremos ese porte cochinero, ese cuerpo jamonero, aquel desfilar con dos pistolones de demagogia, a cada lado de la cintura, con que disparaba a sus adversarios, aquellas lupare cargadas con balas que paralizaban a sus enemigos con gatillo certero. 

Han sido muchos años de batallas, de correrías en las manis contra el Régimen. Aquella noche de calabozo en Vía Layetana. Aquella campaña en blanco y negro contra Don Marcelo. Aquellas actuaciones a sueldo de los “vecchi capi della Unione di Preti di Barcellona.” Años de contactos furtivos con los agentes de Don Alberto Manenti, Giorgio Pujolone y Peppino Benetti entre vaso y vaso de grappa invecchiatta in legno marca Il asino catalano, Gran Reserve. Oh! quella polenta tra politica e religione! Dove siete (donde estáis)? 

No más chianti escanciado en fiestas con invitados extranjeros in “Colle Biancho”, no mas “pàmpols” (orejones) rojizos encuadrando aquel semblante carnicero, no mas excesos protéicos, no mas chuletones devorados en comilonas conspiratorias en alguna casa parroquial de los “de la colla” montados para programar la asfixia eclesial al cardenal Carles.    

Sus armas han sido descubiertas e inhabilitadas. Ya solo paralizan a ganado lanar y al grisaceo de peu rodó. Brusty dispara sus últimas balas intimidatorios, ¡anticatalán! ¡antisolidario! dirige a sus adversarios. Pero nadie responde. Ni el búnquer, el consejo arciprestal de Barcelona. La vieja patente de corso ha sido cancelada. La recurrente táctica del demagogo vividor del esfuerzo de los demás ya no cuela. Demagogo vividor de causas justas que sacrifica la ponderación, la moderación, la verdad, para alimentar un espúreo beneficio personal, aquí la necesidad de reconocimiento, psicológicamente sospechoso. ¡Que cerca esta el facha del caradura!  

Ya nadie sigue al povvero brigante. Sus armas sólo paralizan al non sufficientemente ben amato Luigi. Los bandidos míticos comparten trayectoria. Empezaron luchando por causa justa y acabaron viviendo del atraco y la extorsión conceptual. ¡Qué diferencia con los heroes! Recluido en las cuevas y balmas del alto Hospitalet, rodeado de desarraigados menesterosos de fidelidad mercenaria, el viejo Brusty, cual fantasma solitario de rondas nocturnas, es solo una caricatura de sí mismo. Un general sin ejército “rossegant” alitas de pollo del Kentucky Fried Chicken al calor de la luz de un flexo.  

Por eso el viejo Brusty quiere rehacer su vida y según se comenta regresar con los suyos. Calabria lo espera con brazos abiertos donde aspira a convertirse en nuevo boss. De vivir aún Ruggero Leoncavallo le dedicaba una nueva versión de Pagliacci. En compensación la Oficina de Turismo le ha preparado este video de bienvenida.  

 

 

"Rogad encarecidamente por su alma" (14/05/2009)





¿Es posible salvar a jesuitas, claretianos y escolapios en Cataluña de ellos mismos? (30/04/2009)

1-Todas las canónicas regulares de Cataluña llegaron hasta el siglo XVI. Eran siete abadías y veintidós prioratos, sin tener en cuenta las siete canónicas anexas a las sedes episcopales. Unos sesenta canónicos regulares en total. Después de una visita apostólica solicitada por Felipe II, el Papa Clemente VIII las suprimió y secularizó el 1 de agosto de 1592 por medio de la bula Sacer et religiosus monachorum status por su falta de cultura, espiritualidad, moralidad, vida regular y organización, -no tenían provincial, ni capítulos, ni visitadores-. Acababa la historia, como comunidades de religiosos regulares, de Sant Vicenç de Cardona, Sant Pere d’Àger, Santa Maria de Vilabertran, Sant Joan de les Abadesses, Santa Maria de l’Estany, Santa Maria de Besalú, Santa Anna de Barcelona …    

2-Los jesuitas entran en España el 1539 por Cataluña. En 1545 fundan su primera casa en nuestro Principado, la comunidad de Barcelona. Los escolapios entran en España por Cataluña. La primera casa en la península es la de Guissona, más tarde la emblemática fundación de Moià de 1683. Son nuevas congregaciones en el marco de la renovación religiosa de la  contrarreforma. 

3- Por su fama de observancia y vida apostólica, el Consell de Cent de Barcelona pide a los franciscanos capuchinos que vengan a fundar a la ciudad, pese a la oposición del rey. Desde Nápoles llegan los frailes que el 1578 fundaran un convento, provisionalmente en Montjuic y la rectoría de la parroquia de Sant Gervasi. Por iguales motivos, diversos presbíteros y seglares, ardientes del deseo que llegue a Barcelona la reforma de la vida iniciada por Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, llaman y facilitan la fundación en 1586 y 1588 de los y las carmelitas descalzos y descalzas respectivamente. Son las primeras casas en Cataluña. En ambos casos, capuchinos y descalzos/as son reformas de órdenes anteriores, franciscanos y carmelitas “calzados”, entradas en una fase de decadencia. En ambos casos, la contrarreforma acaba por  despertar los corazones de estos últimos y se ve revitalizada la vida religiosa de las ramas “calzadas”. 

4- El mismo espíritu de recuperación del celo fundacional penetra en los dominicos. No hace falta ninguna segregación ni escisión. La Sabiduría hace que algunas de las casas se conviertan en “recoletos”, allí van a parar los frailes más celosos, saneamiento que acaba por penetrar a todas las casas por “irradiación”. Se ora mucho, se estudia mucho. Durante los siglos XVI y XVII viven una segunda juventud. Durante esta nueva renovación se abren las casas de Tortosa, Vic, Els Monjos, Brufaganya, Peralada. Otras órdenes acaban salvándose por medio de concentrar en algunas los religiosos más ardientes de volver al espíritu fundacional.   

5-Cartusia nunquam reformata, quia nunquam deformata. 

Miles de alumnos cursan sus estudios en colegios de los claretianos, jesuitas y escolapios en Cataluña. En los de estos últimos cerca de 20.000. ¿Cómo es posible que entren más vocaciones catalanas en los maravillosos carmelos descalzos femeninos de Tiana y Vic, monasterios de clausura nada progres y sin resorte escolar alguno, que en las tres congregaciones mencionadas juntas?  

Senegal es una cantera de vocaciones para la provincia escolapia catalana. La India lo es para jesuitas y claretianos. ¿Solo es por causa del subdesarrollo? ¡Pues sí que valoran sus propias vocaciones nacidas de sus propias misiones! ¿No es este un argumento orgulloso, casi colonial, nacido de un espíritu de superioridad –al fin y al cabo el gran drama del progresismo-? ¿Acaso no hay mucho que aprender de celo religioso y autenticidad de sus hermanos “tercermundistas” de congregación?  

¿No se han convertido las casas y comunidades de claretianos, jesuitas y escolapios en Cataluña en poca cosa más que una especie de “fonda” (hostal) dorada donde una serie de señores, que van por libre de su virtual comunidad, recalan un rato para llenar el estómago con comida caliente cocinada a la tradicional y procurarse ropa limpia? 

¿Qué han hecho del espíritu fundacional y de aquella ilusión que llevó a estos religiosos a entrar a sus congregaciones respectivas? 

¿No es sintomático que estas tres congregaciones, que en Cataluña padecen una desoladora crisis vocacional, son las que más amistades peligrosas mantienen con el poder político imperante -ahora y aquí el PSC- y más propagan teología progresista? ¿No es patético observar como la reflexión de su crisis es apartada mediante el humo de un discurso antivaticano y antijerárquico que intenta esconder el gran fracaso?

Las tres congregaciones son productoras en Cataluña de esperpénticos personajes que no son metidos en vereda (“ningú els hi pica la cresta”) por sus provinciales, muchas veces porque son ellos mismos los provinciales.

Antoninus Pius ya dió en la diana en Germinans con su fino olfato en sus artículos dedicados a este ocaso: Claretianos y socialistas de 18/03/2009, Jesuitas en Cataluña, de 27/02/2008 y Intermon y el Provincial de los Jesuitas, de 13/08/2008 y Los maristas de Cataluña a favor de Educación Para la Ciudadanía, de 28/05/2008. Un servidor ya habló del despiste escolapio (ver: Los “pájaros” de la escuela católica), el 24/04/2008.

La lista es larga. Antoninus Pius ya nos habló de la ONG Intermon del jesuita Lluís Magriñà (Barcelona, 1946). Se podría hablar de los claretianos Pere Codina y Mas o Màxim Muñoz y Duran; de los jesuitas Faus, Ignasi Salvat, el exprovincial Pere Borràs; de los escolapios Narcís Canet, Hoy me gustaría centrarme en uno de estos religiosos ahuyenta vocaciones: el padre Nogués.

Ramon Maria Nogués y Carulla -el de la foto-(Barcelona, 1937), escolapio, que enseña genética desde hace cuarenta años en la Universidad Autónoma de Barcelona como catedrático de Antropología Biológica, no comparte la posición oficial de la jerarquía eclesial de rechazo al denominado bebé-medicamento. Según él mismo: "No se puede decir que el embrión sea persona, al menos antes de la implantación uterina [la pseudoteoría del “pre-embrión”, es decir afirmar que hasta el catorceavo día des de la fecundación el embrión es sólo un “conglomerado de células”, y por tanto no es un humano]. Es cierto que es un proceso eugenésico, admite, y "hay que ir con precaución" porque "no todo vale", pero "puede haber actuaciones". Es decir todo depende, como la canción

 

Y añade, que observa "un proceso de involución en las estructuras oficiales de la Iglesia”. Ramon Maria Nogués se sumó en diciembre de 2005 a un manifiesto en contra la beatificación de Juan Pablo II, acusándolo de reprimir a los teólogos de la liberación y de haber sido tolerante con los regímenes militares en América Latina. Junto a el Jaume Botey y Casimir Martí. Y el omnipresente (y feo) Juan José Tamayo. En 2008, el Padre  Nogués en Gerona habló sobre “la necessitat de refundar l'Església” en el marco  de la Diada pel Respecte a la Pluralitat en l'Església que anualmente organizaba Església Plural. No por casualidad el padrecito escolapio, colaborador de la Fundació Vidal i Barraquer, es vocal de la Junta Directiva de la pijoprogre Asociación Cristianisme al Segle XXI. Sant Gervasi caput mundi 


 

La zapa sociata. El regreso de las yayas-gate

(Estreno en todos los cines) (15/04/2009)

Mamma Roser de Sant Gervasi  

   El Somatent de la Via Augusta no para, no me dejan ni acabar la serie de artículos sobre la Iglesia del Establisment. Los pijoprogres de Sant Gervasi, Roser Bofill y Portabella (PSC-Ciutadans pels Canvi)  y el diputado del Parlament Antoni Comín y Oliveras (PSC-Ciutadans pels Càrrec), “primito” del conseller de Economía Antoni Castells y Oliveras se han apuntado al último bolo de la compañía de zapadores Ramón Jáuregui del PSOE. Mientras veía como el servicio embutía aquellos “bulls negres, sumalles i llonganisses” que serian secados por aquellos aires que desde Matagalls, remueven el hojambre del castanyer de las nou branques, se deslizan por las laderas de la ermita de l’Erola y bajan hasta ca l’Herbolari de Viladrau, la mamma di tutti i progressisti oyó el cuerno de aviso: uuu, uuuu !!!

   Los progresaurios género pijus acudieron a la llamada de la selva: “a Barcelona falta gent”. Llegados al “Cap i Casal”, llamaron a Pilar Malla i Escofet (que pequeño es el mundo yayas-gate Escofet). ¿Donde hay que firmar? Pues en el manifiesto “Ante la crisis eclesial”  que encabezado por Juan Antonio Estrada y Imanol Zubero llevará la firma entre otros de Juan José Tamayo Acosta. Objetivo: ridiculizar a Roma.  

El no-éxodo progre: tocar las narices en casa con infulas de intelectualidad 

   Juan Antonio Estrada es director de la revista Éxodo, publicación del Centro Evangelio y Liberación (1989), enchufando el rollo progre, un grupo de personas empeñado en proseguir el diálogo entre la fe y las culturas, facilitar materiales a las comunidades para su formación y alentar proyectos de sociedad y de iglesia liberadores y participativos desde la base. Entre los padres de la criatura Enrique Miret Magdalena, Juan J. Tamayo Acosta, el claretiano director de la editorial Claret Pere Codina Mas –asistente a las manis antivaticanas- o el sacerdote amigo de los matrimonios homosexuales Benjamín Forcano, famosos todos ellos por haber asistido ya a las sesiones del Concilio de Nicea, lo que no sabemos en que bando.

   El último sarao nace del número 95 de la plúmbea revista Exodo, de la misma escuela que Foc Nou o la gnóstica Valors patrocinada por una de las panzas mas contentas de la casa de Santiago, el actual arcipreste del Guinardó. Dicho número 95, titulado Crisis de credibilidad en la Iglesia Católica amenaza a sus lectores con una editorial del propio Estrada titulada La crisis de credibilidad de la Iglesia, y prosigue con los artículos Desfase de la Iglesia ante el desafío científico-tecnológico; La Iglesia Católica ante el diálogo interreligioso del anfíbico Juan José Tamayo; ¿Qué iglesia persigue el Foro de Curas de Madrid? de Benjamín Forcano o Cómo nos sentimos Iglesia desde Redes Cristianas, de Jaume Botey Vallès, miembro de Cristians pel socialisme.  

El senador del PSOE, Imanol Zubero Beaskoetxea

   

  El otro promotor del manifiesto es Imanol Zubero, doctor en Sociología y profesor titular en la Universidad del País Vasco. Autor y coautor de numerosos artículos y libros sobre sindicalismo y cambio tecnológico, nuevas tecnologías de la información, movimientos sociales, voluntariado, violencia y política en el País Vasco y columna semanal en la edición vasca de El País. Es decir, ese tipo de sociólogos plastas e inconsistentes, irreciclables y inubicables para el mercado laboral en la empresa privada, que teorizan la sopa de ajo a 300 euros la conferencia. Aquellos para los cuales la Iglesia es solo un fenómeno sociológico pastoso a modelar (y sacar tajada) de límites y definición siempre vagos y vagas.     

   Entre los firmantes vascos del manifiesto, no puedo dejar de mencionar l’”erol” (la plétora) de espléndidos apellidos [el lector con prisas se los puede saltar] que rememora aquellos requetés carlistas que hicieron la guerra junto a Franco (causa de la permanencia del actual concierto vasco): Alejandro Aguirre, Xavier y Asier Arpide Etxano, José Arregui Olaizola, Xabier Askasibar, Augusto Apastegui, Maria Patxi Ayerra, Jesús Azilu Sagastuy, Miguel Ángel Azpeitia Bengoa, Carlos Beorlegui, Maria Angeles Echávarri Zuazu, Jesús Echeverría Erro, Carmen Eizaguirre, Sagrario Gaztambide, Marije Goikoetxea Iturregui, Javier Goñi Soroa, Jorge Górriz Latorre, Jorge Gorrochategui Oyaneder, Margarita Haya Oteiza, Sixto Iragui Aguinaga, Maria Teresa Iribarren Echarri, Jesús Iribarren Lizarraga, Javier María Iruretagoyena Sánchez, Luís Ignacio Isusquiza Yarritu, Joserra Landarroita Jauregi, Manuel Larraya Zaragüeta, Iosu Madariaga Garamendi, Eskolumbe Mesperuza, Josefa Mirena Bakaioa, Mª del Carmen Mutiloa Goldáraz, Guillermo Múgica Munárriz, Roberto Oiz Ibarrola, Ramón Oroz Echarri, Miguel Orradre Esáin, Bingen Ortúzar, Elena Oyarzabal, Maria Begoña Ramirez de Olano Egurbide, Luis Sáenz de Ugarte Eguskiza, Juan José Sagaseta, Florentino Ulibarri, Bittor Uraga Laurrieta, Antonio Urda, Begoña Urribe-Echevarría Arabaolaza, Juanto Uribarri, Javier Urrutia Gómez, Marta Zubía Guinea, Ana María Zumalde Otegui, Maria Jesús Zugasti Martínez…

   Pero entre todos me quedo con los del firmante Etxeazarraga Gokikoetxea, pura txalaparta.  

Y “el noi dels recados” 

   La presencia entre los firmantes de José Ignacio González Faus junto a los del diputado Antoni Comín y Oliveras y su mamá Mª Lluisa Oliveras Sanvicens nos indica la jesuitic connection. Pijolandia progre-eclesial en estado puro, de baja tensión catalanista, nebulosa y sofisticada como el maragallanismo. Ni la sombra de la Bruixa pixanera. Hilari “rapatani” Raguer firma porque a estas alturas de la película se apunta ya hasta a ir en contra de la esterilización de los gatos hospedados en la perrera. Completan el trio de la rabieta Mn. Josep Maria Totosaus y el escolapio alambicado Ramon Maria Nogués quien consideraba la Pasión de Cristo de Mel Gibson “pura idolatría”.

  Y llegó la llamada a Oriol, Oriol Domingo, para quien renuevo la petición de obertura de una subscripción pública para comprarle un GPS.  

R: -Noi, oi que ens faràs sortir a La Vanguardia?

O: -Oi, tant senyora! No passi ànsia. Miri la del diumenge que ve. (12/IV/2009, p.27) 

 

Concurso: Cada oveja con su carné

Roser Bofill Portabella  36184813-V  PSC-Ciutadans pel canvi

Pilar Malla Escofet     37808430-H    PSC-Ciutadans pel canvi 

LISTA COMPLETA

   Los concursantes deben presentarse con la respuesta completa a la calle Nicaragua 55,57 a recoger el premio. Un vale descuento para dos chocolates suizos en cualquier granja de Sant Gervasi. 

 

De la inculturación a la Iglesia del Establishment (III) (9/04/2009)

 

La primera razón de San Roberto de Belarmino (y catorce más) 

La Unió Sacerdotal, CiU y la iglesia microscópica: De Joan Batlles Alerm a Luís Martínez Sistach (Segunda parte) 

Josep Bigordà i Montmany (1928)

Miembro histórico de la Unión Sacerdotal de Barcelona. Párroco de Sant Medir de Barcelona donde se vinculó a la asociación minoritaria y con problemáticas relaciones con el obispo Modrego ACO (Acció Catòlica Obrera) la cual se desmarca de la HOAC por considerarla demasiado vinculada a la jerarquía.   

d. 1964: Consiliario junto a Casimir Martí de la Escuela de Periodismo de la Iglesia en Barcelona del Centro de Influencia Católica (CIC) fundado por Maria Rosa Farré y Escofet.   

2004: participante en la manifestación de 19 de junio de 2004 delante de la catedral contra el Vaticano por su decisión de crear dos nuevos obispados segregados del de Barcelona y nombrar para ellos a dos eclesiásticos no nacionalistas ni progresistas.  

2007. Como miembro del clan parapetado en la Iglesia del Pi (Batlles, Totosaus…) abren las puertas a Leonardo Boff, invitado por Iglesia Plural, para que de una de sus conferencias.  

 

Josep Maria Bardés i Huguet (1914-1996)

   Miembro histórico de la Unión Sacerdotal de Barcelona. Barcelonés, licenciado en Historia Eclesiástica y en Teología. Profesor de pastoral y de Teología en Barcelona. 

1944: Mossèn Lluís Carreras, discipulo de Sardà y Salvany, cerrando la breve fase de apoyo al franquismo, funda el Grup Torras i Bages -, de estudiantes universitarios por el que pasaron Jordi Pujol, Hilari Raguer, Joan Raventós, Anton Cañellas, Jordi Bonet, actual arquitecto de la Sagrada Familia o Jaume Carner quien seria presidente de Banca Catalana. El Grup Torras i Bages se convertirá en la sección juvenil de la Lliga Espiritual de la Mare de Déu de Montserrat, de la cual era ya consiliario Carreras. En 1999 el monje Hilari (Ernest) Raguer i Suñer publica Gaudeamus igitur. Notes per a una història del "Grup Torras i Bages" con prólogo de Jordi Pujol.  

1953: Josep Maria Bardés es nombrado viceconsiliario de la juventud de Acción Católica de Barcelona, convirtiéndose en la mano derecha de Joan Batlles.  

1954: Fundación de Crist-Catalunya del cual, Bardés es guía junto a Raimon Galí, padre político de Jordi Pujol. Crist Catalunya será la plataforma que catapultará Pujol a la política. Mas tarde Bardés i Galí se distanciaran porque el segundo encontrará demasiado marxista al primero. La infiltración de la variable socialista dividirá y hará desaparecer el movimiento.      

1958: Tras la defunción de Lluís Carreras, Josep Maria Bardés es el nuevo consiliario de la Lliga Espiritual de la Mare de Déu de Montserrat (1958-1968). Se convertirá en director de la revista Concili Avui, editada por la Lliga espiritual. En 1975 publicara “Lliga Espiritual de la Mare de Déu de Montserrat”, en Qüestions de Vida Cristiana, nº 75-76, donde resumirá la trayectoria del movimiento.   

1960-1963: Pujol es encarcelado. Bardés, amigo de la familia, lo visita en prisión.  

1961: Fundador y primer consiliario del Centre d’Estudis Francesc Eixemenis, nacida de la tranformación de la sección de estudios de la Lliga Espiritual de la Mare de Déu de Montserrat.  

1965: En sintonía con el P. Chenu, intenta traerlo como conferenciante a Barcelona  

1967: Intermediario entre el obispo de Barcelona con los católicos nacionalistas que secuestraron, por motivos político-religiosos, en 1967 la imagen de la Mare de Déu de Núria.   

 

Joan Antoni Ventosa y Aguilar (+2003)

   Miembro histórico de la Unión Sacerdotal de Barcelona, representante de Manuel Bonet y Miuxí en la asociación cuando estaba en Roma. En 2001, publicarà “El doctor Manuel Bonet i la Unió Sacerdotal de Barcelona”, Miscel·lània Manuel Bonet i Muixí, Col·lecció Abat Oliva, núm.231, Barcelona, 2001, pp, 287-322, donde resume la historia la fundación de la entidad.  

1951: Fundación por el obispo Gregorio Modrego del Instituto Católico de Estudios Sociales de Barcelona (ISCESB) que absorberá la Escuela Católica de Enseñanza Social (1950), la primera escuela de asistentes sociales de España. Joan Ventosa nombrado primer director.   

1968: Nace el secretariado de Barcelona de Justicia i Pau en la sede del ISCESB.   

1968: Nombrado rector del Seminario Conciliar de Barcelona (1968-1976). 

1976: Nombrado vicario episcopal de Barcelona-Centro junto con Joan Alemany i Esteve.  

1983: Impulsor con Pilar Malla de la Escuela de Voluntariado de Caritas Diocesana. En 1981 era ya director de Caritas Diocesana donde tendrá como secretaria general Pilar Malla.   

1996: Partícipe en la campaña para nombrar un obispo nacionalista para suceder a Ramon Torrella en el arzobispado de Tarragona. Según El PAÍS 7-XI-1996: Diez intelectuales catalanes, varios de ellos estrechamente vinculados a la Generalitat, y de gran influencia en la Iglesia católica, han dirigido un escrito al nuncio del Vaticano en España, Lajos Kada, expresando su opinión de que el sucesor de Torrella del arzobispo de Tarragona ha de tener "el perfil de un obispo catalán"…Firman el filólogo y ex rector de la Universidad de Barcelona Antoni Badía i Margarit, los escritores Josep Maria Ballarín y Josep María Puigjaner, los historiadores Josep Benet y Albert Manent, el empresario Josep Espar Ticó [CiU], el profesor Pere Lluís Font, el notario Josep Maria Puigsalellas, el pedagogo Joan Triadú [CiU], y el ex director del Instituto de Estudios Sociales Joan A. Ventosa…Un escrito de estas características hubiera podido tener cientos de firmas. La selección, sin embargo, es considerada representativa de la posición oficiosa de la Generalitat y de amplios sectores de la sociedad catalana. Esta petición coincide con el aniversario del nombramiento de Ricardo Blázquez como obispo de Bilbao tras una intensa campaña del PNV para evitarlo. 
 
 
Montserrat i Antoni M. Badia i Margarit

   Montserrat Badia i Margarit, Auxiliar Diocesana, -la U en versión femenina-, pia unión de religiosas del Dr. Manuel Bonet Muixí. Antoni Maria Badia i Margarit, qui fue rector de la Universitat de Barcelona, “Confrare Major” de la Lliga Espiritual de la Mare de Déu de Montserrat de Virtelia, como Pujol quien también estudió en el mismo centro escolar (Virtelia).

    Antoni M.ª Badia Margarit sera uno de los que colaborarán en la creación del CIFC (Centro de Influencia Católica Femenina) fundado por Maria Rosa Farré y Escofet.   

1995: Firmante de la carta al nuncio en España Monseñor Tagliaferri donde pedían explicaciones sobre su sermón de la Misa de clausura del Concilio Tarraconense donde alertó contra el nacionalismo exacerbado y los riesgos que lo político absorba lo pastoral de crear una conferencia episcopal catalana.  

1996: Partícipe en la campaña para nombrar un obispo nacionalista para suceder a Ramon Torrella en el arzobispado de Tarragona. Según El PAÍS 7-XI-1996: Diez intelectuales catalanes, varios de ellos estrechamente vinculados a la Generalitat, y de gran influencia en la Iglesia católica, han dirigido un escrito al nuncio del Vaticano en España, Lajos Kada, expresando su opinión de que el sucesor de Torrella del arzobispo de Tarragona ha de tener "el perfil de un obispo catalán"…Firman el filólogo y ex rector de la Universidad de Barcelona Antoni Badía i Margarit, los escritores Josep Maria Ballarín y Josep María Puigjaner, los historiadores Josep Benet y Albert Manent, el empresario Josep Espar Ticó [CiU], el profesor Pere Lluís Font, el notario Josep Maria Puigsalellas, el pedagogo Joan Triadú [CiU], y el ex director del Instituto de Estudios Sociales Joan A. Ventosa…Un escrito de estas características hubiera podido tener cientos de firmas. La selección, sin embargo, es considerada representativa de la posición oficiosa de la Generalitat y de amplios sectores de la sociedad catalana. Esta petición coincide con el aniversario del nombramiento de Ricardo Blázquez como obispo de Bilbao tras una intensa campaña del PNV para evitarlo. 

2004: Noviembre, como firmante del manifiesto y cartas a Roma, de la campaña de descrédito para lesionar el buen nombre del cardenal Carles y su derecho a la intimidad cuando ya jubilado pasa a residir a una residencia del Arzobispado sita en el barrio de Sarriá. Otros firmantes, el ex senador Josep Benet, Joan Triadú, Albert Manent, Maria Martinell, exdirectora del Instituto Católico de Estudios Sociales de Barcelona, Ferran Llopis, expresidente del Consejo Diocesano de los Jóvenes Acción Católica; Félix Martí, presidente honorario del Centro Unesco de Catalunya; Oriol Badia, exconseller de Trabajo; Alex Masllorens, diputado del PSC-Ciutadans pel Canvi o Josep Verde Aldea (PSOE), expresidente del Parlamento Europeo.  

Etcétera, etcétera, etcétera...

 

 

De la inculturación a la Iglesia del Establishment (II) (25/03/2009)

 

Nacional-catolicismo concubinado con el poder y con derecho a veto: De Joan Batlles Alerm a Lluís Martínez Sistach (Primera parte)

 

  El nacionalcatolicismo catalán se gesta, nace y adopta vigor por las relaciones de dependencia que se reconocen mutuamente un sector del clero de Barcelona con la clase política, de familia católica, forjada en la lucha antifranquista y que accede y copa el poder con la llegada de la Transición.

   Estos sacerdotes sacrificaron, en su evangelización de los jóvenes durante los años cincuenta y sesenta, la dimensión integral del cristianismo católico a una ideología, en este caso la idea nacional, “prediquem la catalanitat”, dirán.

   Este empobrecimiento es un caso particular de una concepción ultra-temporalista de la Fe cristiana, en boga en la Europa en los años inmediatamente anteriores al Concilio Vaticano II, que solo concebía y analizaba las estructuras de la sociedad olvidando la dimensión espiritual e individual de la persona humana. “Vemos estructuras, juzgamos sobre  estructuras, actuamos para cambiar las estructuras”.

   Dos generaciones se enlazaron en el marco de un cristianismo que cuanto mas auténticamente estructuralista deseaba ser más secularizado se convertía. La primera solo atenderá a las estructuras político-nacionales (la escuela Batlles-Bardés), la segunda a las socio-económicas (la escuela Cervera-Lligadas).

   La intromisión abusiva de estos sacerdotes en el campo de lo político/socio-económico concreto en la evangelización de sus jóvenes lesionó la sana autonomía de lo temporal, al respeto de la cual están llamados los consagrados. Así mismo, comprometió su independencia como eclesiásticos, libertad desde la que reprender  los errores de la clase política que forjaron cuando estos trascienden a la esfera de lo religioso. Si no les llamaron a una vida cristiana integral sino sólo a un compromiso político o social, se hizo y se hace imposible cualquier llamada a posteriori a la coherencia. 

   La independencia eclesiástica de estos sacerdotes quedó sacrificada por una evangelización que teocratizó la lucha política y que secularizó su vida sacerdotal. No es de extrañar que la venida de un pastor foráneo como el cardenal Carles fuera recibida a pedradas por su llamada a la recristianización de la vida política, desde el ámbito de los principios que no de las concreciones -la definición de las cuales es competencia del poder político secular-, y a la reespiritualización de la vida sacerdotal. A la contemplación equilibrada y serena de todas las dimensiones humanas en Cristo.

   El nacionalcatolicismo se concreta en Cataluña en la imposibilidad estructural de un sector de eclesiásticos a pedir a la clase política que forjó, coherencia con el cristianismo católico; y a la obsesiva y enfermiza búsqueda de enemigos externos para buscar culpables del fracaso de su evangelización y de su sacerdocio.

   Se concreta, por otra parte, en unos políticos católicos, forjados por estas generaciones de consagrados, que olvidaron el cultivo de una vida interior con vocación de plenitud, empobreciendo y empequeñeciendo su cristianismo y su vida; y que esperan de los eclesiásticos con quienes se relacionan apoyo incondicional a sus actividades seculares, reproduciendo el patrón de relaciones que habían experimentado en su juventud. Se concreta en la demanda por parte de la misma clase política de una jerarquía dócil, dúctil, de “bisbes catalans”, eufemismo de un ejercicio pastoral que no traiga problemas al poder y que proporcione, con el incienso, una dimensión sagrada más propia del culto al poder del paganismo.

   Un nacionalcatolicismo que, apoyado por el poder y medios de comunicación a su servicio, se apropió de una representación de los fieles muy por encima de los números reales –los manifiestos antiCarles nunca llegaron a aglutinar ni una quinta  parte de las personas que asistieron a las jornadas diocesanas que se convocaron en Barcelona durante su pontificado-, ejerciendo, a la práctica, un fáctico poder de veto sobre las ternas presentadas a la Santa Sede.   

 

Joan Batlles, el cardenal Richelieu de la Cataluña que “fa escudella”  

1917, Nace en La Garriga el 23 de agosto de 1917.

1929: Un “Puer Haeres”. Entra en el Seminario de Barcelona. Sesenta y nueve años después le preguntaron, P: ¿Cómo sabe un niño de doce años que su vocación religiosa es verdadera? R: Parece ser que vieron en mí a un chaval piadoso. El rector [el párroco de la Garriga] dijo: "Este que tiene voz de espabilado podría leer en la iglesia. Este servirá". Y comentó: "Tú serás mi pequeño heredero". Y entonces supe que quería ser sacerdote, pero con esa claridad del niño, la claridad sin reflexión. Será ordenado en 1943.

1948: Se adhiere a sociedad secreta Unió Sacerdotal de Barcelona fundada este mismo año. Será una de sus máximos promotores hasta el dia de hoy.     

1949: “Ningún especialista en la materia que enseñaba”. Profesor del Seminario de Barcelona. Joaquim Gomis, alumno suyo, recordaba en 2006 de su estancia en el centro, “No sé com, en el pontificat contradictori del bisbe Modrego, ell i altres capellans com Ventosa i Llopart van aconseguir infiltrar-se en el conjunt de professors, majoritàriament conservadors, d’una altra generació...Batlles no era cap especialista en les matèries que ensenyava –Lògica i Metafísica, el que després se’n diria Teologia fonamental. Però es preparava bé les classes, copiant en unes llibretes que ens llegia, fragments de teòlegs francesos que milloraven els llibres de text aleshores oficials al Seminari”.

El esfuerzo y la introducción de Batlles de la nueva teología y la pastoral francesas en Cataluña, como en Vidal Aunós, se concibe como una manera de desespañolizar la Iglesia en el Principado. Bajo análisis maniqueos, se imputan todos los males de la Iglesia en Cataluña a la influencia hispánica y se asumen los postulados de la Nouvelle Teologie acríticamente y a veces heréticamente como una vuelta de Cataluña a la europeidad. 

1953: Ahogando el Amor con una idea. Se produce el cambio en los consiliarios generales de Juventud de Acción Católica de Barcelona. Después de presionarlo, el Dr. Gregorio Modrego nombra como nuevo conciliario Mn. Joan Batlles y Alerm (1953-1967) y como nuevo vice-conciliario del Consejo Diocesano de Jóvenes de Acción Católica a Mn. Josep Maria Bardés.

Batlles y Bardés convocan a jóvenes con quienes se relacionan, reclutados de las zonas altas de Barcelona especialmente de las Escuelas Virtelia (sector catalanista de herencia FJC) y de las Congregaciones Marianas de los Jesuitas (semillero del sector no-catalanista de intelectuales progres en que acabará la revista El Ciervo). La idea es cambiar la composición del Consejo Diocesano de la Juventud de Acción Católica con nuevos dirigentes que forjados por ellos disientan de la linea  anterior. El objetivo es restaurar el espíritu de la Federació de Joves Cristians (1931-1936) pero de forma abastardada hipertrofiando la dimensión política y asumiendo acríticamente el programa de la JOC francófona, como un medio de desmarcarse de todo lo que pudira remitir a lo hispánico.

Elitista por naturaleza y faltado de tropa con que aparentar éxito delante de los cursillistas (Cursillos de Cristiandad), Batlles incorporará dentro de la Juventud de Acció Católica todo lo que corre y vuela, sea la JOC o todo el Movimiento Scout, confesional o no, de por sí muy catalanista. La Juventud de Acció Católica de Mn. Batlles se convierte en una gran escenografía de masas donde se hinchan las cifras y se vampirean los esfuerzos de otros (escultismo de Mn. Antoni Batlle …) a cambio de la protección que la A.C. puede ofrecer respecto a las presiones del régimen de Franco. Prácticas y criterios de lucha político-partidista impregnan el movimiento. 

Batlles va introduciendo la doctrina-metodología del “ver, juzgar y actual” de la J.O.C. copiada de sus contactos con el catolicismo francófono europeo. Asimismo apostará por crear los movimientos especializados dentro de la Juventud de A.C. (JAC, JEC, JIC, JOC –no hubo JUC-). Se va procediendo un lavado de cerebro elistista, racionalista y frío que primando el activismo político y la causa nacional empobrece la dimensión integral de la vivencia católica del cristianismo. 

Batlles privilegia como lideres dirigentes y se sustenta en los jóvenes del micro-cosmos de la burguesía barcelonesa catalanista de la Zona alta de la ciudad. Una minoría sobre la cual declarará en 1998, P: ¿Qué panorama se encuentra en Barcelona en 1953 cuando se le encarga reorganizar a la juventud, volverla a entusiasmar? R: La Iglesia triunfalista se había deshinchado. Y los jóvenes con ella. Algunos habían creído que la victoria de Franco había traído también la victoria de Cristo Rey. Y la juventud de los años cincuenta ya no era la de los años treinta, era la gente de escuelas como Virtèlia [donde asistirá Jordi Pujol, Pascual Maragall...]. La cosa estaba difícil porque todo lo que olía a catalanidad quedaba prohibido.

 Se reclutan como dirigentes entre otros a Ferran Ariño y Barberà, Eduard Barnadas y Gassó, Antoni Bascompte, Francesc Cabana y Vancells, Antoni Comas y Pujol, Raimon Galí y Herrera, Ferran Llopis, Antoni Plasencia, Jordi Pujol y Soley, Francesc Queralt o Joan Rosell. Ver Annexo biográfico (*). En los cursos de formación de dirigentes de la Juventud de Acción Católica de la era Batlles, pasan como profesores Jordi Pujol, Raimon Galí…. y como alumnos, futuros diputados de CiU o del PSC-PSOE como Manel Royes quien sería alcalde de Terrassa o escritores del PSUC como Manuel Vázquez Montalban.  

1968-1992: Un cristianismo empobrecido, un sacerdocio frustrado. Joan Batlles funda el Centre d’Estudis Pastorals fruto de un projecto de la Vicaria episcopal dedicada a la Vida y ministerio de los sacerdotes que el propio Batlles ostentaba. El mismo se convierte en primer director (1968-1992) del Centro. Será su secretario Mn. Josep Maria Totosaus. Fue destituido por pastoralismo para-protestante en 1993 por el cardenal Carles.

El C.E.P. será hábitat de sacerdotes secularizados y sin secularizar tipo Joaquim Maria Cervera, sociólogo, y colaborador de la revista próxima a I.C.V. L’Agulla; Josep Maria Domingo i Ferrerons, profesor de la Facultat de Teologia de Catalunya; Joaquim Gomis (Barcelona 1931); Josep Lligadas y Vendrell, fundador de L’Agulla, butlletí de reflexió i diàleg per a cristians amb ganes de viure la fe d’una manera oberta i progressista i ser políticament i socialment d’esquerres y Joan Llopis (Barcelona 1932), profesor de Liturgia del ISCR de Vic y Barcelona y coautor –con Gomis, el jesuita Pere Borràs SJ, el claretiano Benjamin Forcano y Mn. Josep Dalmau- de Objeccions i comentaris al Catecisme [de Juan Pablo II]. Los cinco son  asesores y colaboradores entusiastas de la Revista Foc Nou.

1970-1981: “Enganxat al poder (I)”. Vicario episcopal de Barcelona-sur durante la época Jubany.

1977 i 1981: Agit-Pro, Agitación y propaganda. Asambleas diocesanas de presbiteros y del todo el Pueblo de Dios, durante la primera etapa del pontificado de Narcís Jubany. Joan Gomis reconoció en Foc Nou agosto-setiembre de 2006 que Batlles llevaba el “liderazgo pastoral”. Un intento de controlar, bajo formas asamblearias, el obispado controlando la trastienda de estos pseudo-sínodos inspirados en la Iglesias reformadas.  

1981-1990: “Enganxat al poder (II)”. Vicario episcopal del Vallès Oriental y El Maresme durante la época Jubany. Durante esta época protege y pone a sus protegidos como Josep Colomer i Busquets, de la Unió Sacerdotal de Barcelona, hermano de una miembro de las Auxiliares Diocesanas del Dr. Manuel Bonet Muixí, el fundador de la “U”. Colomer es nombrado arcipreste de Mataró y párroco de su iglesia principal. Empieza el destrozo que sumirá el Maresme central en una de las zonas mas arrasadas, eclesialmente hablando, del obispado.  

1992: “No sabe usted con quien está hablando”. Facturado por el cardenal Carles del Centro de Estudios Pastorales, se trasllada a la parroquia de Santa Maria del Pi, donde es acogido por el párroco Josep M. Vidal Aunós. Se constituye el círculo conspirativo del Pi que alentará la campaña antiCarles.

1994: Por los servicios prestados, Creu de Sant Jordi.

1995, junio: Catalanismo inmaculado. Firmante de la carta al nuncio en España Monseñor Tagliaferri donde pedían explicaciones sobre su sermón de la Misa de clausura del Concilio Tarraconense donde este último alertó contra el nacionalismo exacerbado y los riesgos que lo político absorba lo pastoral y de crear una conferencia episcopal catalana. Así mismo se le exigía “Para el bien de todos y para paliar el mal efecto, que ha llegado a los no creyentes, os pedimos que aclaréis públicamente estas dos tomas de posición que consideramos que han debilitado nuestra iglesia, y muchos catalanes no se explican cómo un diplomático pontificio puede caer en este tipo de trampas”.

1995: Publicación del libro “Església i país”. Tres testimonis, donde Mn. Josep Bigordà, otro de la “U”, le realiza una extensa entrevista.

1997: Catálogo de los hijos políticos de Batlles. Redacta el prólogo del libro “Dels moviments d’Església a la militància política”. Barcelona: Mediterrània, 1997, obra del sacerdote secularizado, natural de la Garriga como el mismo, Joan Costa i Riera.

1998: Un sacerdote a la moda femenina. Declara en la revista Barcelona Metropolis Meditarranea, núm 46:  

 P: Cuando la Iglesia se establece como poder, ¿empieza a corromperse?

R: Adopta del poder muchas ventajas y muchísimos defectos. Por ejemplo, me molesta una cosa de la que no tienen la culpa ni el Papa ni los obispos: que se haga creer a la opinión pública que los grandes actos y manifestaciones multitudinarias harán avanzar al Evangelio.

P: ¿Y para cuando las mujeres podremos ser sacerdotes?

R: No existe ninguna razón bíblica que lo prohiba. Ninguna. El hecho de que Jesús escogiera a hombres por discípulos tiene una razón cultural. Y doce, porque eran las doce tribus de Israel. Pero, del mismo modo podría alguien haber dicho: "¡Eh!... Él sólo escogió a judíos, luego los apóstoles de ahora sólo podrán ser judíos". Desde mi percepción yo creo que esa todavía no es una cuestión prioritaria.

2004: “L’avi va a la mani”. Participante en la manifestación de 19 de junio de 2004 delante de la catedral contra el Vaticano por su decisión de crear dos nuevos obispados segregados del de Barcelona y nombrar para ellos a dos eclesiásticos no nacionalistas ni progresistas.

2006, junio: “Cua de palla”. Se suma a los firmantes de la Carta abierta al episcopado español  donde se encuentran Jaume Camprodon, obispo emérito de Girona; Sebastiá Bardolet, abad emérito del monasterio de Montserrat; Josep Benet, historiador y ex senador; varios ex consejeros de la Generalitat y Josep Antoni Duran i Lleida, presidente de Unió Democràtica de Catalunya.

En ella, antes de leer el texto y sintiéndose aludidos manifiestan: "La misión de la Iglesia goza de la fuerza del Espíritu cuando se ciñe a su contenido evangélico. Como hijos e hijas de Dios, no podemos soslayar la responsabilidad que sentimos de liberar el anuncio de la salvación de adherencias históricas, culturales o políticas que podrían obstaculizar su acogida. Ante la eventualidad de que en el transcurso de los próximos días la Conferencia Episcopal Española apruebe un documento pastoral en el que se sacraliza la idea de la unidad de España, equiparándola a un bien común superior, los abajo firmantes, obispos, sacerdotes, religiosos, laicos y laicas, queremos expresar con todo respeto nuestra inquietud. Unidad quiere decir uniformidad, centralismo y jacobinismo. La supuesta unidad no es un bien pastoral, sino una propuesta política"

2006: “Fer escudella”. Premio “Vidal Aunós” de Església Plural otorgado coincidiendo con la celebración de la “Diada de la Pluralidad”.  

2007, agosto: Amores políticos, frialdades eclesiales. Con motivo de sus 90 cumpleños, sus antiguos militantes organizan un encuentro homenaje el 19 de mayo de 2007 en Montserrat. Simultaneamente estos mismos antiguos militantes publican el Libro homenaje Mossèn Batlles: una vida consagrada a l’evangelització d’un poble con prólogo de Jordi Pujol.

2008: Yo te empujo, tu me empujas.  40 años del Centre d’Estudis Pastorals. El acto en presidido por el cardenal Martínez Sistach y asiste Joan Batlles.

2009 : “L’amic de Pujol”. Se publica L'home, l'amic, el President; homenatge a Jordi Pujol, impulsado por la asociación « Els Amics de Jordi Pujol » y coordinado por Jordi Manent i Tomàs. Escriben este libro de recuerdos Josep Maria Ainaud de Lasarte, Macià Alavedra, Carme Alcoriza, Heribert Barrera, Joan Batlles, Francesc Cabana, Max Cahner, Josep M. Cullell, Josep Espar Ticó, Lluís Foix, Albert Manent, Fèlix Martí, Federico Mayor Zaragoza, Xavier Polo, Lluís Prenafeta, Joan Rigol, Miquel Roca, Xavier Rubert de Ventós, Salvador Sánchez Terán, Josep Termes, Víctor Torres y Joan Triadú.

 

Dirigentes de la Juventud de Acció Católica de la factoría Batlles

Ferran Ariño y Barberà (CIU), uno de los profesores de los cursos de formació de dirigentes de la Juventud de Acción  Católica de Mn. Joan Batlles. En 1978 Jordi Pujol lo apoya –como haría en 1989 con Sixte Cambra (CIU)- para presidente del Fútbol Club Barcelona  en una operació para poner gente de su cuerda (CIU), pero gana José Luís Núñez.

Eduard Barnadas y Gassó, futuro miembro promotor de Crist-Catalunya. Presidente del patronat de la Fundación Relleu (1994) de estudios nacionalistas, del cual forma también parte el jesuita Enric Puig i Jofra.

Antoni Bascompte, futuro presidente de Enciclopedia Catalana, y futuro responsable de la delegación diocesana de Economía, en tiempos del cardenal Jubany. En 1970 será colaborador de Jordi Pujol y de Banca Catalana en la toma del control de El Correo Catalán. De 1974 a 1978 será director del Instituto Católico de Estudios Sociales de Barcelona, fundado por Mn. Joan Ventosa i Aguilar, miembro de la Unió Sacerdotal de Barcelona. En junio de 1995 Bascompte es uno de los firmantes de la carta al Nuncio en España Monseñor Tagliaferri donde pedían explicaciones sobre su sermón de la Misa de clausura del Concilio Tarraconense donde alertó contra el nacionalismo exacerbado y los riesgos que lo político absorba lo pastoral y de querer crear una conferencia episcopal catalana.

Francesc Cabana y Vancells, uno de los profesores de los cursos de formació de dirigentes de la Juventud de Acción  Católica de Mn. Joan Batlles. Amigo personal y asesor en temas económicos de Jordi Pujol con quien trabajó en Banca Catalana de 1959 a 1982.

Antoni Comas y Pujol, miembro promotor de Crist-Catalunya.

Raimon Galí y Herrera, hijo del gran pedagogo colaborador de Prat de la Riba Alexandre Galí, fundador de la Escola Blanquerna que, prohibida en 1939, renacerá con el nombre de “Escoles Virtelia” donde estudiarán Jordi Pujol y Pasqual Maragall. Raimon Galí fue uno de los profesores de los cursos de formació de dirigentes de la Juventud de Acción  Católica de Mn. Joan Batlles, miembro promotor de Crist-Catalunya y padre espiritual, en lo político, de Jordi Pujol.

Ferran Llopis, presidente (1953-1960) del Consejo Diocesano de la Juventud de Acción Católica. Miembro promotor de Crist-Catalunya. En noviembre de 2004 forma parte, como firmante del manifiesto y cartas a Roma, de la campaña de descrédito para lesionar el buen nombre del cardenal Carles y su derecho a la intimidad cuando ya jubilado pasa a residir a una residencia del Arzobispado sita en el barrio de Sarriá. En 2007, en el homenaje en a Mn. Joan Batlles celebrado el 19 de mayo en Montserrat Llopis públicamente opina, según Església Plural, que “la situació eclesial actual está marcada pel populisme de Joan Pau II, donant suport a organitzacions laïcals de caire integrista. Recentment el papa Benet XVI que ha afirmat que la força del catolicisme no radica en el diàleg ni en la tolerància i que resulten innegociables qüestions que la societat civil democràtica legalitza. Així com la rebel posició de la Conferència Episcopal Espanyola, en contra de moltes d’elles, amb manifestacions al carrer i en la seva emisora de ràdio, tot plegat justificaria el malestar de molts clergues i laics”.

Jordi Pujol y Soley, uno de los profesores de los cursos de formació de dirigentes de la Juventud de Acción  Católica de Mn. Joan Batlles. Miembro promotor de Crist-Catalunya y partícipe activo de la campaña Volem Bisbes Catalans de 1966 junto a Josep Benet o Albert Manent. Siendo presidente de la Generalitat de Catalunya visitó Roma en más de una ocasión para influir en la elección de obispos para Barcelona.

Alumno de las Esculelas Virtelia, fundada en 1939 partiendo de la base de la prohibida en ese mismo año Escola Blanquena de Alexandre Galí. Pasqual Maragall también será alumno del centro. El sacerdote del centro Pere Llumà i Viladric en 1944 fundará la Cofraria Nostra Senyora de Montserrat de Virtèlia de la cual Pujol será miembro, como Josep Maria Bricall (PSC-PSOE), y futuro confrade mayor, como Antoni Maria Badia y Margarit.

En junio de 1995, Pujol es una de los firmantes de la carta al nuncio en España Monseñor Tagliaferri donde pedían explicaciones sobre su sermón de la Misa de clausura del Concilio Tarraconense donde alertó contra el nacionalismo exacerbado y los riesgos que lo político absorba lo pastoral de crear una conferencia episcopal catalana. A si mismo se le exigía “Para el bien de todos y para paliar el mal efecto, que ha llegado a los no creyentes, os pedimos que aclaréis públicamente estas dos tomas de posición que consideramos que han debilitado nuestra iglesia, y muchos catalanes no se explican cómo un diplomático pontificio puede caer en este tipo de trampas".

Pujol explicó pocos días después que había enviado una carta al nuncio, acompañada de un ejemplar del libro "Blanquerna", de Ramón Llull, para mostrarle que "Cataluña no es un invento de ahora". Pujol comentó que las palabras de Tagliaferri no tenían sentido porque Cataluña "es un país de tolerancia" y consideró "desgraciada" la alusión a los nacionalismos exacerbados.

Párrafo de la homilia del Nuncio que molestó la fina piel de nuestro  nacional católicismo: &"El concepto de unidad pastoral de las diócesis catalanas no puede, no ha de tener, en esta asamblea sagrada, en este lugar santo y en los labios del representante pontificio ningún sentido político. Ha de tener un sentido estrictamente eclesial. Juan Pablo II (...) reconoce que 'es fundamental el derecho de cualquier pueblo a expresarse de acuerdo con su patrimonio de cultura y pensamiento', pero también afirma que 'si queremos evitar el resurgir de particularismos y de nacionalismos exacerbados, hemos de comprender que el anuncio del evangelio ha de estar profundamente arraigado en el carácter específico de las culturas y abierto a una universalidad'."

En junio de 2006: Jordi Pujol, ex presidente de la Generalitat de Cataluña y católico practicante, muestra en plan victimista su preocupación en el curso de verano que, con el título Catolicismo y España, han organizado en Madrid la Universidad San Pablo-CEU, por el documento de la Conferencia Episcopal Española sobre una lectura católica recomendable sobre el concepto unidad de España.

Und so weiter, und so weiter, und so weiter …

 

De la inculturación a la Iglesia del stablishment (I) - 12/03/2009

El “Yayas-gate” de Vía Augusta

Desde la ocupación por Alejandro Magno de las satrapías de Jonia y Lidia; del tajo seco al nudo gordiano en Frigia; de su conquista de Cilicia; de la invasión del Egipto de los Faraones y de la Persia de los Aqueménidas; de la anexión de Media, Partia y la Bactriana; de su boda con la bella hija de Oxiartes, Roxana; de su travesía de las altas cumbres nevadas del Hidukush y de su llegada a las frías aguas del caudaloso Indo, no había ocurrido nada tan épico, tan heroico, tan glorioso como la fundación de “Cristianisme Segle XXI”.

Un poco mas “rebregades” (arrugadas) que la hermosa Roxana, las jovencitas María Rosa Farré y Escofet (1916-2001) y Roser Bofill y Portabella (1931) en una granja de la calle Madrazo del elevado barrio de Sant Gervasi, respirando los aires puros de la montaña de nata de un “chocolate suizo”, enlazaron sus proyectos, sus ideales, sus ejércitos para dar a luz una de las mayores aventuras de la historia.

Habían pasado aquellos tiempos en que las “yayas” (abuelas) hacían colchas de ganchillo (vànoves) para acurrucar a sus nietos en las frías noches de invierno. Quedaban atrás aquellas tardes preparando “bunyols de vent” en épocas cuaresmales. Aquellos rosarios vespertinos, rezados a la puesta del sol, cuando ya no se podía leer pero aun no era necesario encender la luz. Periclitados aquellos momentos antes de ir a dormir dedicados a las historias “a la vora del foc” (junto al hogar) mediante las cuales una generación enlazaba con las vidas de sus antepasados.

Yaya Farré y Yaya Bofill unieron sus destinos para fundar una gran plataforma que aglutinase todas las guerrillas contra Carles. El “somatent” había de transformarse en un ejercito regular. El 23 de octubre del 2000, en el número 228 de la Vía Augusta de Barcelona , “cap i casal de Catalunya”, se congregaron los “miquelets” de la banda de “Cristianisme i Justicia” capitaneada por Iñaki González Faus, alias “el jesuïta”; la del “Centre Ecumènic de Catalunya”, de Joan Botam, el “fraile”; la pírrica formación de “Acció Solidària contra l’atur” de Joan Alemany, àlies “Mossèn Joanot”; los “minyons” del “Centre d’Estudis Francesc Eiximenis” de Llisterri, alies “L’escrivà de Balaguer”; las “minyones” de “Col·lectiu de dones en l’Església”, de Sefa “Agustina de Aragón” Amell; las partidas de “Església Plural”, del Algarrobo; los “barratines” de la “Lliga Espiritual de la Mare de Déu de Montserrat” d’en Pujolet; las facciones de “Cristians pel Socialisme” de Jordi López i Camps, álias “el del carné” y algún otro que me olvido desviado de la tropa de “Perot lo Lladre”.

En formación, cantando “La Estaca”, entraron en el interior del campamento de la Vía Augusta, cuartel general del C.I.C. (Centre de Influencia Catòlica), pasando revista las capitanas generalas Farré y Bofill. Mientras el capellán, Joan Alemany, párroco de Sant Ildefons, de la calle Madrazo –cerca de la susodicha granja especializada en churros con chocolate-, pedía juramento de fidelidad a la cuatribarridada.

Seguidamente las generalas, al son del “Só barretinaire de Prats de Molló” (“... me diuen cantaire, més no canto gaire, més no canto, no!”), entregaron el bastón de mando al “nou cabdill” (nuevo caudillo), en Jordi Porta i Ribalta (1936), presidente de Omnium Cultural. El comandate del fuerte de la Vía Augusta, el presidente del CIC, Joaquim Triadú i Vila-Abadal, antiguo dirigente de CiU, procedió a poner el fajín. A partir de aquí los nuevos Herodotos, Tucídides, Jenofontes, Polibios, Suetónios y Tácitos empezarían a cantar sus gestas.

Germipedia

Joan Alemany i Esteve (1920-2008), natural de Sant Sadurní d’Anoia. Creu de Sant Jordi y Medalla de Honor del Ayuntamiento de Barcelona. Antiguo consiliario en su juventud de los propagandistas en Barcelona.

1950: Colaborador en la creación y profesor del Centre d'Influència Catòlica Femenina (CICF), des de 1971 Institució Cultural del Centre d’Influència Catòlica (CIC), fundado por Rosa Mari Farré i Escofet.

1951: Colaborador en la creación y profesor del Instituto Católico de Estudios Sociales de Barcelona (ISCESB), fundado por Joan Ventosa i Aguilar, centro que absorberá la Escuela Católica de Enseñanza Social (1950), la primera escuela de asistentes sociales de España.

1964: Es nombrado párroco de Sant Ildefons, de la calle Madrazo de Barcelona, cargo que ejercerá hasta 1998. Residió allí hasta su muerte en 2008.

1964: Colaborador, profesor y primer director (1964-1974) en la creación de la Escuela de Periodismo de la Iglesia en Barcelona, fundada por Maria Rosa Farré i Escofet, directora del Centre d’Influència Catòlica (Femenina) CICF, después CIC. El CIC cuyo consiliario será Mn. Alemany y la “Escuela de Periodismo” con Casimir Martí y Joan Bigordà como consiliarios, compartirán sede en la Vía Augusta de Barcelona.

d.1971: Vicario Episcopal de Barcelona-Centro junta a Joan Ventosa y Aguilar. Lo será durante casi todo el pontificado del cardenal Jubany.

1981: Cofundador de “Acció Solidària contra l’atur” que formará parte en el futuro de “Cristianisme Segle XXI”.

1989: Coautor de “Periodisme en temps difícil: l’Escola del CIC (1964-1974”), editada en Barcelona, donde hace destacar su “carácter democrático, plural, catalán y de futuro”, pero no su confesionalidad.

2000: Cofundador con Maria Rosa Farré de “Cristianisme Segle XXI”.

Roser Bofill y Portabella (1931), vecina de Sant Gervasi. Estudió para asistente social en la Escuela Católica de Enseñanza Social de Barcelona, de Joan Ventosa y Aguilar y Maria Martinell y Taxonera; y periodismo en la “Escuela de Periodismo de la Iglesia” de la Vía Augusta, cerca de su casa. Propietaria de la revista “El Ciervo”. Miembro del PSC-Ciutadans pel Canvi, siglas mediante las cuales se presentó a las elecciones autonómicas.

1956: Pasa a dirigir junto a su esposo Lorenzo Gomis la revista El Ciervo, de la cual son propietarios.

1974: Funda el mensual Foc Nou donde ha recogerá la flor y nata del nacional- progresismo de segunda generación como los periodistas Jordi Llisterri, su actual director o Francesc Romeu i Torrents.

1995: Publica dentro del volumen Església i país. Tres testimonis una larga entrevista con Joan Alemany y Esteve.

2001: Albert Manent y Segimon le hace la entrada biográfica en el apéndice del Diccionario de historia eclesiástica de Catalunya porque en el primer volumen (letras A-C) se la habían dejado.

2003: Forma parte de la candidatura, PSC-Ciutadans pel Canvi en las elecciones al Parlament de Catalunya por la provincia de Barcelona.

2006: Confiesa en Foc Nou," La Maria Rosa Farré i Escofet fundà Cristianisme al Segle XXI. Recordo la primera conversa amb ella en una granja del carrer Madrazo un matí. Després vam convocar Jordi Porta [presidente de Omnium Cultural] i vam dibuixar el perfil d’un organisme que vol seguir els fets de l’Església en la nostra societat des d'una perspectiva –diguem-ne– fronterera."

2006: Recibe la Creu de Sant Jordi de manos de Pasqual Maragall.

Maria Rosa Farré y Escofet (1916-2001), pedagoga.

1950: Funda el Centre d'Influència Catòlica Femenina (CICF), des de 1971 Institució Cultural del Centre d’Influència Catòlica (CIC). Institució Cultural del CIC nació como un centro católico que se fue tranformando en escuela (escuela Thau de Barcelona y Sant Cugat, Virtelia…). Colaborador en la fundación, profesor y conciliario Joan Alemany y Esteve. Director pedagógico Joan Triadú y Font. Actualmente se trata de una fundación que regenta diversas escuelas en Barcelona y Sant Cugat. En 2008 el presidente del CIC era Joaquim Triadú i Vila-Abadal. Entre los patrones de la fundación: Ignasi Garcia i Clavel o Enric Puig i Jofra, SJ. El director general es Enric Masllorens i Escubós, hermano de Alex Masllorens (PSC-CpC). La directora de Director de l’Escola Thau Sant Cugat, Teresa Triadú i Vila-Abadal.

1964: Funda la Escuela de Periodismo de la Iglesia (1964-1974) en Barcelona dentro de del Centro de Influència Catòlica (Femenina) CIC de la Vía Augusta. Primer director (1964-1974) Joan Alemany i Esteve, futuro párroco de Sant Ildefons, donde residía. Conciliario del CIC, Joan Alemany. Conciliarios de la Escuela de Periodismo, Casimir Martí y Martí y Josep Bigordà y Montmany, profesor de la misma. Deficitaria no pudo ser salvada mediante la formación de un patronato que recibió la ayuda de Banca Catalana (Jordi Pujol), el Grupo Godó (La Vanguardia) o la Cámara de Comercio.

2000: Cofundadora con Maria Rosa Farré y Escofet de Cristianisme al segle XXI. Según su amiga y vecina de Sant Gervasi (Zona Alta de Barcelona) Roser Bofill y Portabella (PSC-CpC): "La Maria Rosa Farré i Escofet fundà Cristianisme al Segle XXI. Recordo la primera conversa amb ella en una granja del carrer Madrazo un matí. Després vam convocar Jordi Porta [presidente de Omnium Cultural] i vam dibuixar el perfil d’un organisme que vol seguir els fets de l’Església en la nostra societat des de una perspectiva –diguem-ne– fronterera."

Joan Triadú y Font (1921), pedagogo y Premi d'Honor de las Lletres Catalanes. Nombrado por Maria Rosa Farré y Escofet director pedagógico de las escuelas del CIC donde recuperó la renovación pedagógica difundida por Alexandre Galí i Coll (1886-1969), mano derecha en este campo de Prat de la Riba, fundador de la Mútua Escolar Blanquerna (1924-1939) y padre de Raimon Galí, fundador de Crist Catalunya y padre espiritual de Jordi Pujol. Los cursos de catalán de Joan Triadú en el CIC fueron el origen de Ommnium Cultural (1961), entidad ahora presididada por Jordi Porta y Ribalta. Durante los años setenta fou coordinador general de Omnium Cultural Joaquim Arenas y Sampera (1938), hérmano de José Antonio Arenas y Sampera, quien fuera rector del Seminario Menor de Barcelona.

El cuñado de Joan Triadú, Francesc Vila-Abadal (1929-1978) fue militante histórico y uno de los fundadores del PSC y como Joan Reventós, Marta Mata (Saifores, Banyeres del Penedés) o Roser Bofill (Viladrau) proveniente de grandes familias agropecuarias catalanas, en su caso la de El Cavaller en Vidrà (Osona). Dirigente de la juventud de l’Acció Catòlica de Mn. Joan Batlle y Alerm, ofició el entierro de Vilà Abadal el abad Cassià Maria Just, quien en su homilía recordó la fidelidad a Cataluña y a sus instituciones. Vila-Abadal, junto con Jordi Pujol con quien había coincidido de joven en la Acción Católica de Batlles, formó parte del CC (Crist-Catalunya), un movimiento nacido a mitad de los cincuenta que se propuso como objetivo la formación, a la manera de los jesuitas, de futuros dirigentes para recuperar el país. CC no era un partido político, sino una instancia prepolítica, según Raimon Galí, que reunió a jóvenes como Xavier Muñoz, Frederic Roda, Jordi Pujol, Jaume Carner, Josep Espar o Francesc Vila-Abadal quien, este último, mas tarde militaria en el Moviment Socialista de Catalunya, Convergencia Socialista de Catalunya, y el Partit Socialista de Catalunya (congrés). Vila-Abadal fue uno de los fundadores de la Assemblea de Catalunya y estuvo exiliado durante un año en París dónde fue colaborador del president Tarradellas. Tío de Josep Maria Vila d’Abadal (Unió Democràtica de Catalunya), actual alcalde de Vic, ciudad que tiene su biblioteca pública dedicada a Joan Triadú y Font.

En 2008 era presidente del CIC Joaquim Triadú i Vila-Abadal, antiguo conseller de Presidencia de Jordi Pujol en la Generalitat. Entre los patrones de la fundación CIC en 2008: Ignasi Garcia i Clavel o Enric Puig i Jofra, SJ. El director general: Enric Masllorens i Escubós, hermano de Àlex Masllorens y Escubós (PSC-CpC). La directora de la Escola Thau SAnt Cugat del CIC, Teresa Triadú i Vila-Abadal.

1995/junio: Joan Triadú, firmante de la carta al nuncio en España Monseñor Tagliaferri donde pedían explicaciones sobre su sermón de la Misa de clausura del Concilio Tarraconense donde alertó contra el nacionalismo exacerbado y los riesgos que lo político absorba lo pastoral, de crear una conferencia episcopal catalana. A si mismo se le exigía “Para el bien de todos y para paliar el mal efecto, que ha llegado a los no creyentes, os pedimos que aclaréis públicamente estas dos tomas de posición que consideramos que han debilitado nuestra iglesia, y muchos catalanes no se explican cómo un diplomático pontificio puede caer en este tipo de trampas".

1996: Partícipe en la campaña para nombrar un obispo nacionalista para suceder a Ramon Torrella en el arzobispado de Tarragona. Según El PAÍS 7-XI-1996: Diez intelectuales catalanes, varios de ellos estrechamente vinculados a la Generalitat, y de gran influencia en la Iglesia católica, han dirigido un escrito al nuncio del Vaticano en España, Lajos Kada, expresando su opinión de que el sucesor de Torrella del arzobispo de Tarragona ha de tener "el perfil de un obispo catalán"…Firman el filólogo y ex rector de la Universidad de Barcelona Antoni Badía i Margarit, los escritores Josep Maria Ballarín y Josep María Puigjaner, los historiadores Josep Benet y Albert Manent, el empresario Josep Espar Ticó [CiU], el profesor Pere Lluís Font, el notario Josep Maria Puigsalellas, el pedagogo Joan Triadú [CiU], y el ex director del Instituto de Estudios Sociales Joan A. Ventosa…Un escrito de estas características hubiera podido tener cientos de firmas. La selección, sin embargo, es considerada representativa de la posición oficiosa de la Generalitat y de amplios sectores de la sociedad catalana. Esta petición coincide con el aniversario del nombramiento de Ricardo Blázquez como obispo de Bilbao tras una intensa campaña del PNV para evitarlo.

2004: En una entrevista declara: “Vostè és un home de fe, com veu la situació de l’Església catalana en aquest moments? Crec que la cosa va malament. Veig malament la divisió que hi ha entre els catòlics, entre la gent d’església. Crec que s’han fet malament les coses i crec que l’església catalana pròpiament dita, des de l’època del Concili Tarraconense, l’han desfigurat tant com han pogut, han aprofitat la mort de bisbes i arquebisbes i persones que representaven realment l’església catalana i no cal dir que la Conferència Episcopal Espanyola hi ha influït. S’està passant un moment perillós. I crec també que el govern espanyol hauria d’anar amb compte també amb les seves relacions amb l’església i per altra banda l’església de cap manera s’hauria de posar en manifestacions al carrer que crec que a Catalunya no tindran cap mena de ressò, per aquí no s’hi pot anar”.

 

 

 

Aunque mamporreados por los policías Antoyush Matabosh Khan, Pipoh Carbonellaram y  Oriolekar Domingupahi, supimos también todas las respuestas.

Por 1 rupia: ¿Qué sustancia seborreica segrega en condiciones climáticas normales el nacional progresismo eclesial?


-A: Jabón
-B: Ratafía
-C: Caspa
-D: (Mala) Baba


Por 2 rupias: ¿Qué producto es mejor para desengancharlo de las instituciones eclesiales?


-A: Aguarrás
-B: Lejía conejo
-C: Cillit Bang
-D: Una rasqueta


Por 4 rupias: ¿Dónde se conserva la mejor colección de armatostes de Cataluña?


-A: En la Escuela Pía
-B: En la Fundació Joan Maragall
-C: El Centro de Pastoral Litúrgica (CPL)
-D: En el museo de armaduras y ballestas


Por 10 rupias: ¿Cuál es la misión del Centro de pastoral litúrgica de Barcelona (CPL)?


-A: Hacer terapia, entreteniendo a curas secularizados
-B: Contribuir a la deforestación de las selvas con sus publicaciones
-C: Confundir al personal
-D: Dar clases de macramé


Por 20 rupias: ¿Qué episodio vivido en la infancia traumatizó al presidente de la U, Joaquim Brustenga?


-A: La batalla del Bruch
-B: La primera guerra púnica
-C: La rendición de Breda
-D: La desaparición de los mamuts


Por 250 rupias: ¿Qué animal de asocia a la pastoral de la Casa de Santiago?


-A: El oso perezoso
-B: La cigarra
-C: El caballo blanco
-D: El bogavante a la plancha


Por 500 rupias: ¿Qué amigo periodista va hacer propaganda des de La Vanguardia a favor del obispo Vives para suceder a Sistach en Barcelona?


-A: Domingo Domínguez
-B: Oriol Domingo
-C: Oriol Domínguez
-D: Domingo Oriol


Por 1.000 rupias: ¿Qué es la sección religiosa de La Vanguardia del anterior periodista?


-A: Una blog personal
-B: Un encarte publicitario
-C: Un área sin control por la dirección de Antich
-D: Una terapia recetada por el médico


Por 2.000 rupias: ¿Dónde va encontrar trabajo Josep Maria Carbonell y Antoni Matabosch cuando “chapen” (cierren) la Fundació Joan Maragall?


-A: En el ministerio de propaganda de Corea del Norte
-B: En Teletienda
-C: De chicos Almodóvar
-D: En la Modelo, (la sastrería)


Por 5.000 rupias: ¿Cuál el es principal movimiento eclesial actual de la diócesis de Barcelona?


-A: El MUEC
-B: El sinuoso
-C: El heliotrópico, como el girasol (siempre mirando al poder)
-D: La JOC-JOBAC


Por 10.000 rupias: ¿Cómo va ha quedar el seminario de Barcelona después del rectorado Turull?


-A: Vacío y bien pintado
-B: Convertido en parque de l’Eixample
-C: Con más seminaristas que Terrassa
-D: Alquilado para oficinas del BBVA


Por 20.000 rupias: ¿Qué se merecería ser Turull después de dejar el rectorado del Seminario?


-A: Canónigo
-B: Párroco de Artur Mas
-C: Comercial de altavoces
-D: Locutor de la nueva versión del curso “digui-digui”


Por 50.000 rupias: ¿Qué expresión ha familiarizado la web Germinans para hablar del obispo Lluís Martínez Sistach?


-A: El llepa gros
-B: El nunca suficientemente bien amado
-C: El trepa gros
-D: Su Eminencia


Por 100.000 rupias: ¿Por qué en las oratorias de Martínez Sistach no hay nunca puntos y a partes?


-A: Para ahorrar aire
-B: Porque es play back
-C: Para que no se vea que no hay estructura argumental
-D: Porque respira anaeróbicamente


Por 150.000 rupias: ¿Qué faltó en el nombramiento de Sistach para arzobispo de Barcelona?


-A: información
-B: coraje
-C: compasión hacia los feligreses diocesanos
-D: alternativas autóctonas


Por 200.000 rupias: ¿Qué sobra desde el nombramiento de Sistach para arzobispo de Barcelona?


-A: vitalidad
-B: valentía
-C: iniciativas
-D: mediocridad


Por 1.000.000 rupias: ¿Qué no soporta el arzobispo Martínez Sistach? 

 
-A: La ironía
-B: No salir en TV3
-C: El ruido de Ciutat Vella por las noches
-D: Decir la verdad en los informes que se envían a Roma


Por 1.500.000 rupias: ¿Por qué Martínez Sistach invierte la obertura del fonema vocálico de la “e” cerrada [e] del català central por “e” abierta [], si es natural de Horta-Ginardó y ha vivido toda su vida en Barcelona?


-A: Porque tiene dislexia
-B: Para lavar el Martínez haciéndose el gironí
-C: Porque le da la gana
-D: Porque es típico de Banyalbufar


Por 10.000.000 rupias: ¿A qué dedica las mañanas Lluís Martínez Sistach?  


-A: A atender a sus sacerdotes diocesanos
-B: A hacer crucigramas
-C: A averiguar quién está detrás de Germinans
-D: A leer el Zoo d’en Pitus


Por 20.000.000 rupias: ¿Qué desearían del cardenal Martínez los Slumdogs de Germinans?


-A: Que se comportara como un obispo normal
-B: Que se comportara como un obispo normal
-C: Que se comportara como un obispo normal
-D: Que se comportara como un obispo normal

 

 

Cómo y por qué nuestros abiertos, dialogantes y “conciliares” nacional-progresistas eclesiales callaron cuando se gestaba la actual crisis económica en España – 12/02/2009

España sufre y sufrirá con mayor virulencia la crisis económica internacional. Está ya archicomentado que la crisis financiera internacional, provocada por unos banqueros irresponsables que dieron crédito al personal sin recabar suficientemente su solvencia, víctimas de su propia codicia, ha pinchado la burbuja inmobiliaria española. Ha acabado con la fantasía de más de una década de un crecimiento español que se creía ilimitado. Sin el aire de una financiación fácil, el globo se ha deshinchado. “Patacada” contra la dura realidad.

La frase totémica “el precio de la vivienda nunca bajará” sobre la que todo se edificaba ha sido burlada, cayendo en la trampa de creer que el valor de las cosas –hoy de la vivienda- se escapa de la ley de la oferta y la demanda. ¡Qué carcajadas darían algunos de los miembros de la escuela de Salamanca del siglo XVI, la primera de economistas que haya existido!

Pero quién se acuerda, en la España postmoderna, de “carcundias” como el obispo Diego de Covarrubias  (1512-1577), antiesclavista y discípulo de Francisco de Vitoria y de Domingo Soto o de otro grande de la doctrina económica: Martín de Azpilicueta. La flor y nata de la escuela de Salamanca, de lo mejor que Castilla ha dado el mundo y a su libertad. Esto nunca lo reconocerá la M.E.B. Domingo (Máquina de Etiquetar Binaria Oriol Domingo, que estampa en el cogote ajeno solo dos pegatinas: de la Iglesia abierta / de la Iglesia cerrada). Ni un Enric Juliana, el pedidor de obispos dúctiles, es decir maleables.

El valor de un artículo “no depende de su naturaleza esencial sino de las estimación de los hombres, incluso si su estimación fuese imprudente” nos advertía Covarrubias en 1554 en el segundo volumen, libro segundo, capítulo 3 de su Variarum ex pontificio, regio et caesareo iure resolutionum. El valor de las cosas se justifica por el libre acuerdo sobre el precio entre comprador y vendedor, determinado al fin y al cabo por su abundancia o escasez.

¿Por qué esto no es aplicable al valor de la vivienda? ¿Por qué si la demanda baja y la oferta sube, el precio no tiene que bajar? ¿Qué fuerza metafísica rompe este razonamiento? ¿Qué ha motivado que miles de economistas, en el sector público, privado o académico, que conocen lo inapelable del juego de la oferta y la demanda en la determinación de los precios, no hayan querido, salvo honrosas excepciones, recordarlo a la población en la España de la burbuja inmobiliaria? Con semejante confusionismo de ideas y confianzas “transcendentes” puestas en lo que es relativo por naturaleza, se explica entonces hasta la imprudencia de unos banqueros que confiaban en que el valor de la garantía de sus créditos hipotecarios no bajaría. También la no intervención de los gobernantes españoles que veían a todos más ricos, incluidas sus haciendas públicas.

The game is over, como los videojuegos. Se ha acabado. Millares de familias hipotecadas durante décadas para pagar unos pisos que valen y valdrán menos. Unos ya han caído del caballo. Otros, más zapateriles, aún no han pillado de qué ha ido el juego trilero. Miles de millones de euros redistribuidos entre españoles, con la sospecha que no siempre han ido de los ricos a los pobres. La diferencia de riquezas aumentada en la España progre y de izquierdas. El libre mercado actuando en el sector de la vivienda, ignorando que es un bien de primera necesidad, con gobiernos que sólo intervienen para controlar lo que debemos pensar en la escuela o aguantando un sector cinematográfico deficitario que, de tan plural que es, todo es de izquierdas. El personal hipotecando su vida al banco, como los siervos de la gleba, mientras las autoridades ignoraban que ya la escuela de Salamanca, en pleno y “cavernícola” siglo XVI, advertía que, en los artículos de primera necesidad, el Estado tiene que intervenir. Pero a quien coño le importa que Domingo Soto en 1553 discutiera ya “si el precio de las cosas ha de tasarse al arbitrio de los mercaderes” (Lib. VI, Q.”, Art.III, pp. 546-549 de su De iustitia et iure). ¿Y no es vivir bajo un techo una necesidad vital?

Nuestros abiertos, dialogantes y “conciliares” progre-eclesiales callaron cuando se gestaba la actual crisis económica en España por varios motivos. Unos porque, anclados aun en esperanzas marxistas, no tienen ni pajolera idea de Economía ni de cómo funcionan los mecanismos de mercado. Cómo pedirles que denunciaran una fantasía si aun no han despertado de otra. Otros, callaron para no hacerse antipáticos, para no aguar la fiesta, siempre tan atentos a ser bien vistos por nuestra sociedad (y medios de comunicación). No veo a un Francesc Romeu montando una campaña “Volem hipoteques compatibles amb la família”, ni a un Albert Manent abriendo una web pidiendo la intervención pública para atenuar el precio de la vivienda. Tampoco a un Oriol Domingo pidiendo prudencia en su sección de La Vanguardia, obsesionado como estaba en promover la campaña anti Carles.

Pero vayamos al grano. Para pedir que hubiera habido intervención pública hay que saber para qué se pide. Para qué salvar. Y solo hay una respuesta: la Familia estable. Si el objetivo es el individuo, los apartamentos de 30 m2 en alquiler ya valen. Si el objetivo es la familia estable, entonces todas las políticas económicas empiezan a tomar otro carácter pues se introduce un contrapeso al principio de que toda actuación pública se hace para aumentar la producción, el PNB, el crecimiento. Pero la introducción del objetivo familiar no implica empeorar la situación, porque una política económica que solo atiende a servir al crecimiento a toda costa, cargándose la familia, acaba por empeorar la situación. Si sacrificamos la familia a la ara del crecimiento, acabamos por autodestruirnos e incluso acabamos a la larga por estancarnos en términos económicos. Este será el problema de España. No hay dos morales, una familiar y otra económica, pues no hay dos verdades. Hay que desempolvar a Santo Tomás de Aquino.

La opinión pública habría exigido medidas al gobierno delante de los aumentos exorbitados de los precios de la vivienda, alimentados por la facilidad en la consecución de crédito, si la Familia estable hubiera sido un bien más amado y valorado por los españoles. Familia estable que tiene en lo que el catolicismo propone el camino para su perfección, que es a la vez camino hacia la verdad y la belleza. Si la prudencia y demás virtudes tradicionales se hubieran mantenido más, los ejecutivos de los bancos hubieran sido más conservadores a la hora de dar crédito y se hubieran alejado de las conductas autodestructivas, de las cuales ahora se arrepienten. Un plan de moderación del crédito, de aterrizaje suave, a tiempo, hubiera frenado la escalada de precios y la locura posterior. Hay quien había sugerido limitar los años de hipoteca inscribibles en el registro de la propiedad. Pero para romper el imperio omnímodo de los argumentos del laissez faire del liberalismo cuando se muestra miope y antropológicamente individualista, hay que rebatir, hay que estudiar, hay que pensar, hay que razonar, hay que rezar. Hay que hacer ostensión de lo que significa la familia con vocación de durabilidad, que salvo casos raros es la tradicional. Hay que saber donde uno pisa, tener los conceptos claros en lo fundamental, para no ser un títere de la última chorrada.

Con el corazón en la mano. ¿Ustedes ven a nuestro progresismo, incluso a los abuelitos peligrosos de la nacionalista exacerbada Unión Sacerdotal, hablando alto y claro del valor de la familia cristiana en plena fiesta inmobiliaria? ¡Con lo carca y españolista que uno hubiera parecido! ¿Ven al delegado Claret en ello? Nuestros sabios estaban entretenidos en operaciones más importantes.

¿Un “bisbe català”, hubiera sido una variable que hubiera corregido este autismo social? Pues ya tiene chanza que nuestro obispo social, no-progre ni nacionalista (*) , Don Agustí Cortés sea nada más y nada menos que de la ciudad de Valencia, la misma que la de su promotor al obispado, Don Ricard Maria Carles. La misma que vio nacer a Juan José Laguarda y Fenollera y a Enric Reig y Casanova, obispos que fueron enviados a Barcelona por su destacada sensibilidad hacia el problema obrero, el drama social de aquel entonces.

La historiografía eclesial dominada por la escuela nacionalista, los Bonet y Baltà, Bada, Albert Manent, nos han vendido la “rondalla” (la milonga), de que nos los envían como sucedáneos de obispos catalanes. Una táctica para no nombrar nacionalistas y evitar quejas por que hablan catalán. Argumento que se deja un elemento clave. La nula sensibilidad social sensata de una Iglesia en Cataluña –burguesita ella- que o bien se deja alucinar por sistemas económicos que han llenado de hambre medio mundo (el comunismo) o bien se obsesiona desordenadamente con el tema nacional olvidando que, después de soflamas patrióticas, la vida humana tiene muchas mas necesidades.

(*) Nota para víctimas del hacer pasar gato por liebre de Oriol Domingo

El obispo de Sant Feliu ‘recomendará’ a los fieles votar ‘no’ al Estatut

REDACCIÓN

El obispo de Sant Feliu, Agustí Cortés, ha declarado esta semana que, aunque no obligarán a los fieles a votar contra el Estatut, sí advertirán sobre las “concesiones” y los peligros morales que hay en el texto. El obispo ha asegurado que el Estatut podría abrir la puerta a “desarrollos legislativos posteriores”, en los que se “tomen posturas contrarias a la moralidad cristiana”, como podrían ser el aborto libre o la eutanasia. Cortés ha recordado que lo mismo ocurrió con la Constitución Española, que fue ratificada por la mayor parte de los obispos y luego sirvió de base para la legalización del aborto en España, y ha emplazado a los católicos catalanes a que voten “en conciencia” en el referendo catalán. Cortes también se ha mostrado contrario a la proposición no de ley que defiende reconocer derechos humanos a los simios. El obispo ha lamentado que haya “más protección para los animales que para un feto humano” y considera que es una “grave contradicción” con la Ley de Reproducción Asistida, en la que se legitima la investigación con embriones humanos alegando que no son personas. El Far, Setmanari Informatiu del Baix Llobregat i L'Hospitalet • Nº 890, 28 d’abril de 2006, p. 16

 

 

Lo que denota la obsesión enfermiza por saber quienes forman Germinans – 26/01/2009

El anonimato de Germinans es un bien para la Iglesia en Barcelona. Lo es por que incita al dialogo racional y fundamentado sobre las cuestiones que se entablan en la web, algo que en la Cataluña católica estaba a punto de desaparecer. Donde toda confrontación de ideas, pensamientos, líneas de actuación había quedado casi por entero sujeta al principio de autoridad, no de racionalidad.

La obsesión por quien dice una cosa, anulando el enfrentamiento intelectual con la cosa dicha, denota un mal profundísimo “en casa nuestra”: la inseguridad.

Este es el panorama mayoritario de la Cataluña católica eclesial, especialmente la que va de intelectual: la intensa inseguridad y profundas lagunas que impregna unos pretendidos conocimientos. Causa que las actuales ciencias eclesiásticas en Cataluña no sean nada a nivel internacional.

Esta superficialidad en los conocimientos que comparten demasiados párrocos con ínfulas de intelectual, de demasiados profesores de Seminario y incluso algunas testas mitradas, por no decir patums y patumetes mediáticas que pululan por el espacio eclesial, es de tal calibre que nada de ellos se traduce nunca. Y si algunas veces son invitados a ágoras peninsulares, lo son por cupo territorial, no por méritos propios. Como cierto cardenalato.

La conjunción de la superficialidad, por no decir flojera intelectual, con cargos y cátedras académicas (en un sentido lato) ha provocado la muerte del debate, de la confrontación de ideas en la Cataluña eclesial. Al burro mandarín no le da la gana de discutir (en el sentido del término inglés discuss). Cuando aquí se discute, se aparenta que se discute, porque nunca se invita a quien pueda argumentar son solidez en contrario, o peor aún a quien pueda poner en evidencia que nos mandan o enseñan demasiado ganado “de peu rodó”. Pongan a prueba la prueba del triple algodón: dónde publican, dónde se les traduce, dónde se les cita. Evidentemente fuera de Cataluña. Y la condición para nuestros intelectualillos nacional-progresistas tendría que ser también fuera de España. Verán que paupérrimo resultado. Cataluña es para este personal lisa y llanamente un feudo. El feudo donde medrar en una autocomplacencia autista. Un erial donde la variable nacionalista, es decir el pasaporte para vivir del feudo, del cuento, se ha fagocitado todo resto de vida inteligente.

Pero, aún invitando a foros de debate a quienes pudiesen contradecir a la nacionalprogresía, los primeros –los contradicentes- tampoco acudirían. Por una triste y lisa razón: el miedo. Al seglar, aparentemente más protegido de las vendetta del prelado actual o del rector del Seminario, se le marcaría con ese mote que remite a esta mentalidad eclesial barcelonesa tan extendida y tan típicamente gregaria y clericalista: el de francotirador. Por su parte, el sacerdote quedaría ostrarizado dentro del obispado, la peor medicina en una diócesi tan obsesionada con hacer carrera. Esta es la libertad de espíritu y expresión de nuestro obispado.

Si Germinans hubiera revelado sus nombres se hubiera desatado una caza de brujas inmediata. Uno a uno hubiéramos ido cayendo presionados/as y amenazados/as por toda la gama de maniobras retorcidas y enfermizas. El cardenal Martínez, hombre de profunda frialdad y hostilidad a la autocrítica, hubiera maquinado un perfecto plan de deconstrucción basado en la eliminación física, para poder ejercer el debate, claro está, de todo el personal que circula por esta web. Mediante la pluma y el teléfono hubiera eliminado todo rastro de oposición. El boletín del obispado y los amigos interesados en que la Iglesia les deba favores hubiera hecho el resto. Una satisfacción que hubiera colmado suficientemente muchos recovecos de su personalidad. Mas le hubiera reportado un plus de mayor aprecio por alguien nunca suficientemente bien amado: la simpatía de una admirada prole, los lastimados por esta pobre web, que le hubiera tributado los aplausos que tanto ansía.

Germinans tendría que ser declarada por la diócesis bien de utilidad pública eclesial. Por su apreciable aportación a aprender a debatir sin mirar si lo dice Pepito o Juanito sino por los contenidos. Por delatar a los que no les importan los contenidos sino matar al mensajero. Por delatar su enfermiza obsesión por los sujetos y no por los objetos a debate. Por delatar que esta curiosidad desacerbada esconde un apoltronamiento, también racional, que les ha invalidado para cualquier defensa de lo que creen. Muertos para la argumentación solo les queda el Primo de Zumosol, es decir la táctica del matón, aunque versionada con un lenguaje más fino.

 

 

Reinvención de la historia y justificación personal en Oriol Domingo – 15/01/2009

Que Oriol Domingo cuando nos habla de historia nunca es neutral no es ningún dato nuevo. De hecho la historia, la reinvención de la historia, forma parte del argumentario de sus tesis progresistas y de la instrumentalización para ello de su “rinconcito” en La Vanguardia. Este pasado domingo (11 de enero) ha perpetrado otro de sus apaños. Una llamadita por aquí, oír campanas por allá y montamos un artículo sobre la “Setmana Tràgica”.

Conjugando todas los tiempos verbales del acomplejamiento, pastelero del apañarse la historia para justificar posicionamientos personales, lo que le importa de la “Setmana Tràgica” de 1909 es la autocrítica de la Iglesia.

En todo su artículo ni mención del Emperador del Paralelo. Ni una mera consulta a lo que significó el republicanismo radical de Lerroux arropado por parte del progresismo liberal español gubernamental ligado a la masonería cuando atacaba a la Iglesia o al catalanismo. Ni una consulta a la obra de quien para Domingo tendría que ser historiador “dels nostres”, el solvente Joan B. Culla y sus estudios sobre el republicanismo lerrouxista. Qué hubiera escrito si hubiera leído:

Sin embargo, es con el deslinde de campos que suscita en el seno del republicanismo barcelonés la aparición de Solidaritat Catalana cuando esta militancia juvenil que Lerroux ha ido atrayendo durante el quinquenio 1901-1905 cobra su máximo protagonismo. Significativamente, el primer periódico antisolidario lerrouxista - El Descamisado [¡a lo Alfonso Guerra!]- lo promueve en junio de 1906 un grupo de jóvenes «de abolengo federal y admiradores de Lerroux» que, para provocar, se autodenominan La Purria. Poco después, en septiembre y bajo la presidencia de Rafael Ulled, la Juventud Republicana de Barcelona les imita creando otro semanario de combate que se hará célebre: La Rebeldía . Más en general, y cuando a finales de 1906 se consume la escisión de la Unión Republicana local entre solidarios y antisolidarios, todas las Juventudes Republicanas de la ciudad -seis en total-, así como la Asociación Escolar Republicana (que reunía a los estudiantes universitarios) marcharán con Lerroux a luchar contra la Solidaritat.

(…) Es justamente ese protagonismo previo, junto con la estridencia de sus propagandas anticlericales -el semanario La Rebeldía tiene una sección fija titulada «Curas en salsa», El Descamisado otra bajo el enunciado «Monjas y beatas en el candelero y obreras en la miseria»...-, el que, cuando estalle la revuelta de julio de 1909 en Barcelona, señalará a los jóvenes lerrouxistas como los sospechosos ideales de haberla promovido o alimentado. Además, ¿acaso el caudillo [Lerroux] ahora ausente no tenía ordenado a los «jóvenes bárbaros» todo aquello de «destruid sus templos, acabad con sus dioses, alzad el velo de las novicias...», «no os detengáis ni ante los sepulcros ni ante los altares», «hay que derribar la Iglesia», «luchad, matad, morid»? ¿No había sido éste, de modo casi literal, el programa de lo que la derecha bautizó como Semana Sangrienta o Semana Trágica? (*)

(*) Joan B. Culla y Clarà, “Ni tan jóvenes, ni tan bárbaros. Juventudes en el republicanismo lerrouxista barcelonés”, Ayer,nº 59, (3) 2005.

Ni mu de una operación, en las cloacas de la política, para separar al obrerismo barcelonés de la influencia de un nacionalismo catalanista conservador de marcada impronta católica que amenazaba con convertirse en una viable alternativa al cada vez mas corrupto y caciquil sistema político turnista de la España del final de la Restauración. Ni atisbo de asomarse a la cuestión de la lucha violenta del lerrouxismo contra Solidaritat Catalana nacida en 1907 de un frente común catalanista que, uniendo carlistas, conservadores de la Lliga y republicanos nacionalistas apaciguados, amenazaba al putrefacto caciquismo clientelar del liberalismo progresista en Cataluña.

Ni la más mínima referencia a los brotes de regeneracionismo que surgían dentro del conservadurismo español a la estela de un Silvela, Polavieja (quien recogía enormes simpatías en Cataluña por sus propuestas de descentralización y de reformismo administrativo), Maura (la bestia negra de Lerroux y fundador del Instituto Nacional de Previsión-1910- y alma mater de leyes social como la de los sindicatos agrarios, el descanso dominical, la lucha contra la usura, la organización de los tribunales industriales de arbitraje sobre conflictos obreros y de un proyecto que le bloquearon las Cámaras de reforma de la Administración local que acabara con los resortes del caciquismo) o un Dato. Nada sobre la zafia lucha del liberalismo progresista y el lerrouximo para abortar las esperanzas que se abrigaban de una entente cordial con el incipiente regionalismo político conservador catalán de una Lliga Regionalista.

Cierto que una parte del conservadurismo español, por su carácter paternalista, afectado también por el caciquismo y miopía, no puso las cosas fáciles para caminar hacia una España más descentralizada y sensible a su diversidad constitutiva y a las reformas económicas modernizadoras y sociales no revolucionarias. Pero nada actuó en dirección contraria como el radicalismo que teñía el progresismo y la izquierda de Francia y España y que suplió sus contradicciones con la demagogia.

La pregunta del millón de dólares (para Matabosch)

¿Cómo podía salvar al obrero el progresismo liberal y el republicanismo radical, unidos tanto por su anticlericalismo como por su idolatría del individualismo económico y su oposición a cualquier intervencionismo estatal o de otros sujetos colectivos sociales? ¿Cómo podía votarle alguien con semejante carga de contradicción?

El liberalismo progresista para combatir a su enemigo partidista, el conservadurismo, estaba dispuesto a utilizar el instrumental de la batalla cultural para calumniar al adversario. A utilizar al republicanismo radical para alimentar el odio antieclesial una vez llegados ambos a la conclusión que si las masas católicas seguían no haciéndolos caso a ellos, sus pretendidos mesías sociales, era porque estaban anestesiados por el incensario. Los inicios de la Kulturkampf de pandereta española que, en aplicación catalana, significaba utilizar el obrerismo y sus necesidades reales para incendiar lo que se iba vislumbrando en el horizonte: la alianza de un conservadurismo reformista catalanista altamente confesional que conseguía atraerse cada vez mas estratos de población y que ponía de manifiesto las contradicciones y escándalos de un liberalismo progresista que solo le quedaba el recurso al lanzamiento de mierda.

Oriol Domingo ya no se acuerda que el conde de Romanones, estadista político y gran propietario de minas del Marruecos español, defendía el envío a estas posiciones norteafricanas de tropas, los quintos pobres que no podían pagarse la exención de incorporarse a filas. El mismo que contemporáneamente aplaudía al Lerroux, Emperador del Paralelo, cuando este sembraba en Barcelona lo que se recogería aquel 1909.

¡Compradle un GPS a Domingo!

Oriol Domingo tampoco reflexiona sobre lo que queda en la España actual de todo aquello. Del proceder de un progresismo que al mismo tiempo que promete estar con los trabajadores, de convencerles que sus males provienen del conservadurismo o peor aún de la religión católica, les impone el yugo de alimentar un Estado, las nuevas minas de África, donde medra una partitocracia inútil para el sector privado y la vida civil. Un socialismo que utiliza el radicalismo de los postcomunistas cuando les conviene y que se hace el liberal cuando habla delante de los empresarios.

El catolicismo, como el 1909 en Barcelona, o en 1902-1905 en las medidas gubernamentales francesas del republicanismo radical d’Émile Combes, se convierte en la causa que aleja al pueblo del progresismo. Que le impide la victoria. A mayor anticatolicismo y mayor violencia contra él, mayor es la dimensión religiosa del progresismo, mayor es su carga de confianza y esperanza indescriptible y no argumentable. Se pasa a creer en el progresismo por que sí. Todo lo contrario al catolicismo que va llenando de sentido y lógica las propuestas políticas que intentan inspirarse en sus principios tensionándolas, de actuar con coherencia a ellos, hacia la exigencia moral.

Pero no solo quemaron las iglesias en 1909 porque el incensario dormía al pueblo y lo alejaba de los radicales. Algunos más finos y demagogos, y estos no iban descamisados sino mas bien con traje, corbata y elitista delantal, ya percibían que el regeneracionismo, el más peligroso para los mesías sociales y clases dirigentes del progresismo liberal y del radicalismo republicano, salía de las sacristías. Los frutos de la demagogia quemaron las iglesias y enrocaron a muchos conservadores católicos hacia posiciones recelosas. Mas tarde, estos mismos liberales progresistas llamarían a la puerta de los católicos pidiendo sacasen el incensario para calmar a unos revolucionarios, que ellos mismos habían animado, y que ahora les amenazaban, a lo Frankenstein. Seria el fin del liberalismo político progresista, finiquitado con la dictadura de Primo de Rivera. ¿Lo sabrán los promotores del “socialismo liberal” que algunos proponen como nuevo new-deal para el PSOE?, ¿será, o ya es, el anticatolicismo la nueva imagen de marca de los que archivan la americana de pana?

Las categorías analíticas de Domingo, atrapado por las contradicciones de la alianza entre su progresismo eclesiástico y el nacionalcatolicismo catalanista -de cuño uniano (Unió Sacerdotal de Barcelona)-, le impiden poder aproximarse a la “Setmana Tràgica” con una mayor amplitud de miras. Con estas gafas, solo puede balbucear Iglesia-antes-mala. Rouco-antes-Malo. Mala-muy-mala.

¿Entonces, por qué Domingo se adentra en estos berenjenales? El análisis sin mucha orografía de Domingo remite a consideraciones más personales. No se trata en su caso de entrar en un debate histórico para perfilar mejor la cuestión de 1909. De comportarse con nobleza, para presentarse delante del microscopio de la historia, con la voluntad, una predisposición, de intentar no utilizarla para defender unos postulados previos. Todo lo contrario la Semana Trágica, perdiendo toda su contextualidad histórica, su carácter propio, se convierte una vez más en un nuevo y mero instrumento justificativo de una trayectoria vital. El no haber podido descubrir que la vida de la santidad en la Iglesia no ha desaparecido nunca. Que Nuestro Señor, especialmente en la Eucaristía, y el Espíritu Santo en su aletear nunca la ha abandonado. Que no hayamos encontrado sus Rastros, su Presencia, puede imputarse a una mala ubicación o a nuestro corazón de piedra, a nuestra ceguera y sordera, a estar atrofiados por nuestros pecados. Aquí, cada uno sabe lo suyo.

 

 

Regalismo pujolista y galicanismo trasnochado en la Cataluña de finales del siglo XX: un círculo vicioso - 27/11/2008

Una de las grandes plagas que hace estragos en el clero secular de Barcelona es su espíritu de burócrata.

De hecho, salvo unas cuantas honrosas y venerables excepciones, el clero barcelonés, especialmente de una cierta edad, parece una casta clerical que, aunque despliegue en ocasiones retórica progresista y discurso que se situa mas allá de lo que el magisterio  dispone  sobre el tema del sacerdocio universal de todo bautizado, humilla al laicado y lo repele, conservando, en la mayoría de casos, solo el que tiene afanes de protagonismo y/o problemas de afectividad.

¿Cómo es posible que este clero clericalizado haya podido monopolizar los cargos diocesanos en la época Juvany y Martínez pese a la apabullante falta de formación, meritos y capacidades en los ámbitos que les son y les han sido confiados?

En la mayoría de casos nos encontramos con sacerdotes nacidos de familias catalanas con ínfulas de casa bien. De “can sutano” o de “can menguano”. De estratos que consideran que ocupar cargos diocesanos es una consecuencia de su proveniencia. El “merito del pedigrí” como ha comentado en este web Marcelo.

Al mérito del pedigrí, una causa clasista, se unió otra que actuó en la misma dirección, el chollo de tener a favor el discurso del nacionalismo excluyente. Una Iglesia que se pretendía autogobernar de espaldas a Roma. Un galicanismo extemporáneo y ridículo.

Pero el galicanismo catalanista de nuestro clero, clasista y clericalista, no hubiera ensanchado sus alas sin el espacio concedido por el regalismo de Jordi Pujol y Soley y su estratega en material eclesiástica Albert Manent y Segimon a quien junto con n.s.b.a Martínez Sistach se le han despertado recientemente, parece que de forma efímera, una “falera” (interés) por Internet y sus blogs.

El arzobispo de Chieti y de Salerno, Nicola Monterisi (1867-1944) en su libro Trent’anni di episcopato, Isola del Liri, 1950, pp. 555-565, analiza la situación en que encontró su clero cuando inició su episcopado en la Italia meridional:

“El clero por la larga costumbre de recibir encargos y favores de Nápoles [capital del católico Reino de las Dos Sicilias], había perdido de vista Roma. Hasta hace pocos años no se hablaba del papa y de sus encíclicas y hasta de las que tenían un argumento exclusivamente religioso restaban desconocidas, y no solo entre el pueblo, sino hasta entre el clero. En la predicación, salvo en alguna rara mención académica de las así llamadas “benedizioni”, no se hablaba nunca de su dignidad, de sus derechos, de nuestras obligaciones hacia con él.”

Pero los símiles con el estado eclesiástico de la Cataluña sometida al regalismo del pujolismo de tienda de ultramarinos no acaban aquí. Prosigue Montesiri para “il Meridione”:

“La larga lucha del gobierno de Nápoles con Roma; el paso a condición servil de la Iglesia; las doctrinas regalistas, jansenistas y galicanas difusas; la falange de sacerdotes antivaticanistas; las ordenes religiosas que se quitaban de encima la jurisdicción de sus superiores; la facilidad con la que los sacerdotes y hasta el monarca resistían a los obispos, recorriendo a la “jurisdicción real”; la nómina real a los beneficios y a los obispados y las intrigas relativas al “pagliettismo” [del dialectal paglietta: abogado, relativo a la insidiosa presión de los abogados por desempolvar antiguos derechos eclesiásticos caídos en desuso en manos de patronos seglares en perjuicio de limitar el campo de acción discrecional de obispos en la administración de sus diócesis], causa que no siempre accediesen los más dignos a los más altos cargos de la jerarquía; las largas sedes vacantes cuando Nápoles era enredada con Roma; los obispos introducidos en las diócesis por el gobierno contra el deseo de Roma; el haber en suma sustituido por largo tiempo en la Iglesia el poder del papa por aquel de Tanucci, había de producir necesariamente consecuencias funestas.”

La ingerencia del catalanismo excluyente en materia religiosa, elección de obispos subordinada a criterios políticos, contactos con Roma limitados a la mínima expresión material y espiritual, regalismo pujoliano/manentiano, clientelismo y tacticismo trasformista han generado este tipo de clero barcelonés indolente, indiferente, clericalizado, portato a cercare l’accordo con le autorità y con los señores del país (ahora los pensamientos políticamente correctos).

El clero pujoliano acostumbrado a recibir encargos, corteses favores y soportes desde la Generalitat. Yo te empujo, tú me empujas. Un toma y daca. El chollo padre. La apoteosis del “llepa” trepador. La internalización en el interior de la diócesis de unas categorías funcionariales extrañas como criterios de promoción eclesiásticos. Un contagio de lo más ridículo de la administración pública.

Una verdadera rémora para una Cataluña estanca, impermeabilizada por este tipo de clero, que impidió que penetrara en ella la renovación que Juan Pablo II infundió en el mundo católico. Una rémora a transformar la parroquia en un centro de oración y actividad que pudiese dispiacere al alto clero-burócrata.

El caldo de cultivo donde se reían las gracias a iniciativas como la siguiente que son muy difíciles de explicar sin la colusión de esta mentalidad eclesial con el regalismo imperante de determinados partidos políticos catalanísimos bajo una capa de aparente aconfesionalidad:

“4/III/2001 - BARCELONA. – El grupo de cuarenta jóvenes que protagonizó un encierro en la catedral de Barcelona el viernes por la noche para reivindicar el nombramiento de obispos catalanes concluyó la iniciativa constituyéndose en un colectivo. Este grupo, de carácter informal y que, según uno de sus miembros, no va a tener ninguna forma legal, estará integrado por jóvenes cristianos de distintas procedencias que no descartan nuevas acciones en el futuro.

El objetivo que se ha marcado este grupo es trabajar en cuatro líneas: el nombramiento de obispos catalanes –o que estén arraigados en Cataluña–; una iglesia “de proximidad” encarnada en la realidad de cada comunidad; el reconocimiento de los creyentes catalanes en una sola voz ante la Santa Sede, y finalmente que el Papa Juan Pablo II use el catalán –como hizo en el año 1988 con motivo de la canonización de catalanes– en sus saludos y en la bendición urbi et orbi.

Los jóvenes, que abandonaron de madrugada el encierro, manifestaron la voluntad de no repetir esta iniciativa: “Nuestra voluntad era que se oyera nuestra voz, ya que el obispado de Barcelona no se ha mostrado demasiado receptivo a nuestras demandas. Ahora ya se nos ha escuchado, por lo que no tendría ningún sentido volver a hacer lo mismo”, explicó uno de ellos.

Fruto del encierro nació un manifiesto con la idea de que pueda ser asumido y firmado por otros jóvenes cristianos, así como grupos y entidades. La próxima semana, con motivo del viaje del obispo de Solsona, Antoni Deig, a Madrid para hablar con el nuncio apostólico de su próxima jubilación y proponerle posibles sucesores, este grupo llevará a cabo o se sumará a alguna de las iniciativas de apoyo al nombramiento de obispos catalanes previstas. Deig cumple 75 años el domingo 11 de marzo y, tal como es preceptivo, presentará su renuncia a la Santa Sede, aunque generalmente el relevo nunca se produce de inmediato, sino que tarda unos meses. Dentro del 2001 cumplen 75 años el cardenal de Barcelona, Ricard Maria Carles, en septiembre, y el obispo de Girona, Jaume Camprodon, en diciembre. Y en el 2002 el obispo de Vic, Josep Maria Guix.

Durante la misa de Fin de Año que se celebró en la Sagrada Família, y a la que asistió el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, un grupo de nacionalistas católicos de Església i País desplegó pancartas con los lemas: “Volem bisbes catalans” y “Conferència Episcopal Catalana: ara”. Otro grupo viajó a Roma, pero su acción fue abortada por la policía italiana.”

Con un poco mas de sentido común, José Antich, el director del medio que publicó esta noticia, La Vanguardia, ponía el 21 de septiembre de 2003 el dedo en la llaga en una editorial titulada “La sustitución de Carles”:

“El envío a Roma por parte del nuncio de la Santa Sede en España, Manuel Monteiro de Castro, de la terna de la que debe surgir el sustituto del cardenal Ricard Maria Carles al frente de la diócesis de Barcelona viene a confirmar que la evaluación por parte del Vaticano empieza a entrar en la recta final... En nuestras páginas de Sociedad trazamos una sucinta biografía de los tres nombres que figuran en la propuesta del nuncio Monteiro: los dos que él considera más capacitados, el sacerdote del Opus Jaume Pujol y el obispo de Cartagena, Manuel Ureña, y, en tercer lugar, el prelado que ofrece el perfil preferido por los sectores nacionalistas, el arzobispo de Tarragona, Martínez Sistach. Hay pocas dudas de que la Iglesia en Catalunya atraviesa enormes dificultades y, a diferencia de otras diócesis españolas, el retroceso pastoral ha sido palpable. La decisión final respecto a la sustitución de Carles no se antoja fácil, dada la identidad propia de Catalunya. Pero se haría un flaco favor a los creyentes si la solución final fuera exclusivamente política.”

 

Oriol Domingo, el vocero de los sembradores de desencanto y de división - 13/11/2008

Que Oriol Domingo ha actuado de vocero de la agitación contestaria eclesial catalana, utilizando a La Vanguardia como instrumento, es compartido por muchos catalanes católicos. Vamos a demostrarlo.

Oriol Domingo no aprobó Mates

En el año 2000 la diócesis de Barcelona tenía 4.151.165 habitantes. En junio de 2002, en el clímax de la lucha sin cuartel contra el cardenal Carles los contestatarios recogieron 6.158 firmas pidiendo su renuncia.

En el año 2002, el Centro de Investigaciones Sociológicas indicaba que el 80 % de la población española se manifestaba de religión católica. 4.151.165 x 0’80 = 3.320.932, para la diócesis de Barcelona.

El 42 % se consideraba creyente católico no practicante, 4.151.165 x 0’42 = 1.743.489 personas para Barcelona.

El 20 % se manifestaba católico practicante, para Barcelona 4.151.165 x 0’20 = 830.233 personas. Como Cataluña es la zona mas descristianizada de España, y no hay datos desagregados por diócesis) reduzcamos la práctica religiosa del 20% al 5 % (es decir a una cuarta parte que en el resto de España) 4.151.165 x 0’05 = 207.558 católicos practicantes para la diócesis de Barcelona en 2002.

6.158 firmas sobre 207.558 católicos practicantes para la diócesis de Barcelona es el 3%. El 97 % restantes fuimos los que no nos dio la gana de firmar para semejante estupidez. Somos los 201.400 que no existimos para el señor Domingo.

“No ser de nadie, pertenecer a todos”, ¿una milonga?

Muchos son los católicos que compran La Vanguardia en Barcelona. Eso mismo lo reconocía el 23 de diciembre de 2001 (pg. 13) el propio medio y hasta Enric Juliana, ex corresponsal del diario en Roma y supervisor de su sección religiosa. (Hemos destacado algunas palabras con negrita):

“…como queda definido en su recién aprobado estatuto profesional, no es un diario de carácter confesional, pero no debiera pasarnos por alto que una parte importante de sus lectores, además de ser católicos practicantes, tienen un especial interés por la información religiosa. Hace algo más de un año las tradicionales páginas de los domingos fueron objeto de un cierto ‘aggiornamento’, con la intención de captar también el interés de los lectores más distantes de la vida eclesial…”

Añade el subdirector Juliana:

“Otra cosa es la situación crítica que desde hace unos meses vive la diócesis de Barcelona. Hemos intentado recoger de una manera equilibrada todas las opiniones, empezando por los llamamientos del cardenal Ricard Maria Carles al orden y a la comunión eclesial…

El diario también se ha hecho eco de las opiniones discrepantes, ya que en una sociedad de matriz liberal-democrática no es norma que la prensa de referencia silencie las opiniones disidentes. Hemos intentado abordar este asunto atendiendo a la singularidad cultural de la Iglesia católica y a la fuerte sensibilidad de una parte significativa de nuestros lectores, de manera que difícilmente se nos puede acusar de tratar a la diócesis de Barcelona como si fuese un partido político o una entidad deportiva. Pero toda prudencia, a veces, es poca. Es posible que algunas personas entiendan que la prensa debiera callar cuando observa discrepancias en el interior de la Iglesia. Hemos optado por el camino de la información responsable. Un sendero siempre arriesgado, pero que honra a la divisa que nos legó Gaziel: ‘No ser de nadie, pertenecer a todos’”.

La periodista de La Vanguardia María-Paz López: la parte es la parte

El nuevo obispo auxiliar de Barcelona ofrece diálogo a los sectores progresistas

01/11/2001-María-Paz López

Ricard M. Carles y el recién nombrado obispo auxiliar de Barcelona, Josep Àngel Sáiz Meneses, señalaron ayer el peligro que a su juicio corre la archidiócesis de Barcelona “de encerrarnos en nosotros mismos, tanto los grupos conservadores como los progresistas, y de volvernos endogámicos”, en palabras de Sáiz Meneses, persona muy cuestionada por sectores nacionalistas y progresistas de la Iglesia barcelonesa.

Sáiz, que ha sido nombrado al otorgar el Papa a Carles dos años más de pontificado, afirmó estar “abierto y en disposición de escuchar” desde su nuevo puesto de moderador de la curia, mientras que Carles se quejó de que “el progresista se aferra a veces a sus ideas de manera tal que no se moverá nunca, lo cual, sostuvo, equivale a la idea de conservador como inamovible.

Ambos prelados rechazaron las acusaciones de conservadurismo y anticatalanismo que les dedican determinados sectores de la archidiócesis, pero sin por ello adscribirse a la opción contraria. Sáiz la tildó de “terminología externa y ajena, política y no religiosa”, y no quiso vincular su presunto talante conservador a su paso por el seminario de Toledo. Del nacionalismo dijo que siempre se nos dice que es catalán quien vive, trabaja y ama a Cataluña, y yo lo hago desde los 9 años; no sé si eso es ser nacionalista o no”.

Sacerdotes y laicos descontentos con su designación le han enviado ya misivas en las que solicitan su dimisión en bien de la diócesis. Los argumentos más manejados son: inconveniencia del nombramiento en postrimerías de pontificado, peligro de nuevos conflictos en la diócesis tras la crisis de ceses y dimisiones de mayo del 2000, y poco arraigo en el arzobispado, donde para muchos “es un desconocido, nadie sabía ni quién era”, lamentaba ayer un laico del entorno nacionalista. Además, algunos consideran escandaloso que Sáiz, de 45 años, que ha protagonizado una carrera fulgurante en apenas año y medio desde una oscura iglesia de Cerdanyola, sea ahora como moderador de la curia “primus inter pares” (el primero entre iguales) ante obispos auxiliares de la edad, talla y trayectoria de Joan Carrera y Pere Tena.

“No intentaré ser progresista o conservador ni trataré de hacer gestos para que se me catalogue de una forma u otra”, sentenció Sáiz. Por su parte, el cardenal Carles aseguró no entender por qué se le considera conservador, pues “desde el principio, me preocupa la cuestión de los pobres y los marginados”. Según Carles, “toda persona es conservadora de los valores que estima, y los progresistas también”.

Sobre el “peligro de la endogamia” que acecha a la Iglesia de Barcelona dijo Sáiz que afecta por igual a unos y a otros, y que se arregla con diálogo: “Tenemos que salir fuera; la Iglesia es comunión y las cosas se solucionan con cariño y respeto y hablando.” Esta actitud debe aplicarse, según él, al trato con la marginación y la inmigración, a las relaciones interconfesionales e interculturales, y a la obra social: “Siempre habrá realidades que desborden las estructuras de la sociedad, como la escuela o la sanidad, y Cáritas siempre tendrá que existir”.

 

El abad de Montserrat llama al diálogo para evitar divisiones en la Iglesia catalana

10/11/2001- María-Paz López

BARCELONA. – El abad de Montserrat, Josep M. Soler, llamó ayer al diálogo en la Iglesia catalana, un tanto convulsa tras los recientes nombramientos episcopales en Barcelona y Girona, para evitar así divisiones internas. En una entrevista a Catalunya Ràdio, el abad Soler aseguró: “Debemos establecer canales de diálogo donde se pueda hablar con sinceridad y sacar conclusiones positivas, sin crear polarización y divisiones”, en referencia al malestar de sectores nacionalistas y progresistas de Barcelona tras la designación como obispo auxiliar de Josep Àngel Sáiz Meneses, que tiene fama de persona conservadora.

Este malestar no es generalizado, a juicio del cardenal Ricard M. Carles, arzobispo de Barcelona, que ayer presentó el balance económico diocesano del 2000. Carles atribuyó el descontento por la designación de Sáiz Meneses a un pequeño grupo que es crítico hace muchos años, que no ha aceptado el nombramiento. “Pero yo ese malestar general no lo veo –añadió–, no creo que vaya a haber ninguna consecuencia para la diócesis.” El cardenal respondía a las quejas del obispo de Solsona, Jaume Traserra, hasta hace cuatro meses obispo auxiliar de Barcelona, quien dijo esta semana, también a Catalunya Ràdio, que la archidiócesis vive bajo la “voluntad de uniformismo” de ciertos sectores.

Traserra afirmó al respecto que “uniformismo y dispersión son pecado en el sentido de que contra el uniformismo tiene que haber pluralidad y respeto para cada uno, y contra la dispersión tiene que haber comunión”. La solución para equilibrar ambos peligros es, en opinión de Traserra, “un obispo próximo”.

Sin embargo, en la compleja diócesis barcelonesa, que según las estadísticas del 2000 tiene sólo 948 sacerdotes para 4.151.165 habitantes, “eso es imposible –dijo Traserra–, y lo que se necesita, si queremos hacer una Iglesia diocesana, es que el obispo de la diócesis sea accesible, esté cerca de todo el mundo, y provoque comunión”. El actual obispo de Solsona se declaró quejoso por no haber sido consultado para el nombramiento de Sáiz Meneses; “sí se tendría que consultar, de hecho se hace, y esta vez no me consta que se haya hecho”, dijo. El cardenal Carles contestó ayer que sí se habían realizado las consultas habituales antes de todo nombramiento episcopal: “Eso sería acusar a Roma de no hacer las cosas como tienen que hacerse –rebatió–, cuando el expediente para hacer obispo a Sáiz está abierto desde 1997”. Con todo, Carles aseguró que no habrá más nombramientos en los dos años de pontificado que el Papa le ha prorrogado, para que su sucesor “no se encuentre con un estado mayor de obispos”.

Josep Àngel Sáiz Meneses, a sus 45 años el obispo más joven de España, se comprometió ayer a dialogar con los sectores descontentos y afirmó que “estas problemáticas no deben obviarse, pero sí relativizarse”.

Sacerdotes y laicos del colectivo nacionalista Església i País se han quejado esta semana de no haber recibido de Meneses una oferta directa de diálogo más allá de declaraciones públicas. Sáiz Meneses tomará posesión del puesto en la catedral el sábado 15 de diciembre, y al día siguiente entrará en la diócesis de Girona el nuevo obispo, Carles Soler Perdigó, hasta ahora también auxiliar de Barcelona.

La “exportación” sistemática de auxiliares de Barcelona a otras diócesis catalanas es otra de las causas de malestar en la Iglesia catalana que el abad de Montserrat propone solventar con diálogo.

 

Carles pide a los curas críticos que no ventilen en la prensa los males de la archidiócesis

27/11/2001- María-Paz López

BARCELONA. – El cardenal Ricard M. Carles, arzobispo de Barcelona, llamó ayer en una nota a los curas diocesanos descontentos con su gobierno a plantear los problemas en el marco de la vida eclesial y de sus organismos de participación, mirando de evitar que los problemas y las discrepancias se debatan fuera de la comunidad eclesial. Carles pide así a este grupo, que está recogiendo firmas de sacerdotes para una carta crítica dirigida a su persona, que no ventile en la prensa los males de la archidiócesis, y asevera “su voluntad de diálogo y su apertura a todos los sectores de una diócesis tan compleja en tendencias y rica en iniciativas como es la de Barcelona”. En la misiva –redactada por una veintena de curas entre los que figuran algunos de los arciprestes que demandaron a Carles hace un año un “giro significativo”–, lamentan la prolongación por dos años de su pontificado porque, según ellos, “supone el mantenimiento de una forma de gobernar que ha provocado distanciamientos y rupturas”. Los firmantes dicen en su carta que la decisión papal de alargar el mandato de Carles les ha provocado “un sentimiento de decepción y de fatiga” y planean hacérsela llegar el viernes 14 de diciembre, víspera de la ordenación de Josep Àngel Sáiz Meneses como obispo auxiliar, nombramiento que ha disgustado a algunos sectores, que le consideran conservador por haber estudiado en el seminario de Toledo.

El cardenal Carles recuerda a estos sectores críticos que “recibe también muchas peticiones de presbíteros, laicos y diferentes instituciones del pueblo cristiano que desean también manifestar la adhesión a su persona y a su trabajo ministerial. Carles y Sáiz siempre han sostenido que no existe fractura en el seno de la archidiócesis, que el tan citado “malestar” es en realidad producto de un colectivo reducido, y que el grueso de los católicos barceloneses apoya la gestión cardenalicia. En el comunicado de ayer, el cardenal Carles implora a unos y otros que “le faciliten su ministerio de unidad y de comunión en el seno de la Iglesia diocesana y entre las diversas tendencias”.

 

Carles pide a los críticos que acepten al obispo auxiliar

03/12/2001- María-Paz López

BARCELONA. – El cardenal Ricard M. Carles, arzobispo de Barcelona, llamó ayer a los sacerdotes críticos con su gobierno a cejar en su empeño y a aceptar el nombramiento del nuevo obispo auxiliar, Josep Àngel Sáiz Meneses. “Que nadie se sienta excluido y que nadie se autoexcluya si la Iglesia bendice su camino y su vocación –dijo–. Y que nadie se sienta llamado a excluir al hermano y a los hermanos si no ha recibido esa responsabilidad por quienes son los máximos responsables de la comunión eclesial.”. En su homilía ayer durante la jornada diocesana anual en el Palau Sant Jordi, Carles dijo también que “la pluralidad es nuestra riqueza, aunque a veces no sepamos plasmarla en una comunión cordial y acogedora”, con referencia al desencuentro entre sectores de la diócesis, algunos de los cuales han lamentado públicamente que el Papa prorrogara dos años el pontificado de Carles. “Vine a la diócesis por obediencia al Santo Padre –aseguró–. Ahora, por obediencia a su deseo, dedicaré dos años más al ministerio episcopal entre vosotros.” Tras afirmar que quiere ser “un instrumento, y nunca un obstáculo”, Carles pidió “ayuda, comprensión y colaboración” para el resto de su mandato.

A esta octava jornada diocesana, en que concelebraron misa los obispos auxiliares Joan Carrera y Pere Tena, el electo Sáiz y unos cien curas, acudieron casi diez mil personas. También estaban el nuncio Manuel Monteiro de Castro, Jordi Pujol y el responsable de asuntos religiosos, Ignasi Garcia Clavel.

 

Tres mil católicos barceloneses reclaman al cardenal Carles que dimita

06/06/2002- María-Paz López

BARCELONA. –Más de 3.000 laicos católicos se sumaron ayer por carta a los 2.000 que, el pasado febrero, pidieron al cardenal Ricard Maria Carles su renuncia al frente del arzobispado de Barcelona. Las razones aducidas son “el desencanto y sufrimiento en que continúa inmersa la diócesis de Barcelona por la forma en que gobierna el cardenal Carles”, de quien aseguran que, “lejos de buscar fórmulas de diálogo para construir una iglesia diocesana que viva en comunión con la pluralidad, ha seguido imponiendo la línea del pensamiento único y disponiéndolo todo para que haya personas de su mismo talante continuadoras del futuro de su obra”. Los firmantes se refieren así al nombramiento como obispo auxiliar de Josep Àngel Sàiz, hombre de confianza del cardenal Carles.

Una pequeña delegación entregó ayer en el arzobispado un total de 3.357 firmas solicitando la dimisión del cardenal, que cumplirá en septiembre un año de prórroga de pontificado y a quien le quedará desde entonces al menos otro año más en el puesto, tal como le prometió Juan Pablo II. Estas 3.357 firmas, unidas a las 2.007 entregadas en febrero y a las 565 de otro grupo de laicos descontentos, más el manifiesto de 229 sacerdotes críticos, arroja un total de 6.158 firmas contra el pontificado de Carles [Un día explicaremos las técnicas que utilizaban algunos sacerdotes para hacer firmar a sus fieles].

Las quejas entregadas ayer constituyen un episodio más de la crisis diocesana abierta en Barcelona hace casi dos años y que, como los ojos del Guadiana, reaparece periódicamente en alternancia con periodos de sordo enfrentamiento entre partidarios y detractores de Carles. Sus partidarios reunieron en diciembre, según informó entonces el arzobispado, un pliego de 800 firmas de apoyo a la gestión cardenalicia. Sus detractores seguirán recogiendo firmas después del verano si, como dijeron ayer, no aprecian cambios de actitud en el gobierno de la diócesis.

… Con las firmas iba la misma carta que se entregó en febrero. La misiva sostiene que, durante el pontificado del cardenal Carles, la Iglesia de Barcelona “no camina hacia la renovación, sino hacia la involución” y que “muchas personas de reconocida valía personal y pastoral han sido destituidas sistemáticamente de sus cargos y tareas sin ningún motivo ni explicación”.

El 3% de Oriol Domingo: un tío ecuánime.

Oriol Domingo se debe a su 3%. Ya lo hemos calculado. “Es necesario rezar por los sembradores del desencanto y de la división dentro de la Iglesia, hecha desde dentro de la Iglesia”. Estas palabras las pronunció el cardenal-arzobispo Ricard Maria Carles en la homilía de la Misa de ordenación de Monseñor Sáiz Meneses como obispo auxiliar de Barcelona en diciembre de 2001. Una media hora antes, el cardenal Carles había entrado por el pasillo central, atravesando el coro, de la catedral con fuertes aplausos de los fieles que llenaban el templo.

Oriol Domingo no se enteró y, a diferencia de María-Paz López, nos hizo pasar y nos hace pasar su parte, el 3%, como el presupuesto general. Pura agitación.

Sacerdotes progresistas piden al nuncio que descarte a Ureña como obispo de Barcelona.

11/06/2003-Oriol Domingo

BARCELONA. – Un colectivo de dos centenares de sacerdotes de la diócesis de Barcelona –de carácter plural aunque con matiz progresista–, agrupados en el Fòrum Oriol, han pedido al nuncio Manuel Monteiro que descarte a Manuel Ureña, obispo de Cartagena-Murcia, como futuro arzobispo de Barcelona.

[…] Es en este contexto que el Fòrum Oriol, cuyos miembros se reúnen en las parroquias de Sant Josep Oriol y del Carme, ha expuesto al nuncio …[que] “veríamos totalmente desacertada la elección de un determinado obispo del País Valencià, que parece tener muchas posibilidades, ya que está apoyado por personas muy influyentes de la Conferencia Episcopal Española y de la Curia Romana.” [¡Toma argumento!] … También dejan constancia de que “no estamos de acuerdo con el actual sistema de designación de obispos”… Forum Oriol ya visitó dos veces, en mayo y agosto del 2001, al nuncio Monteiro para que hiciera llegar al Papa y al cardenal Re, responsable de la Congregación Romana que nombra los obispos, una carta y un informe sobre el estado de la diócesis de Barcelona.

 

Cristianos progresistas piden que el relevo de Carles “no esté dirigido” desde Madrid

13/06/2003-Oriol Domingo

BARCELONA. – El relevo episcopal en la diócesis de Barcelona fue abordado ayer por Cristianisme al Segle XXI, plataforma progresista que agrupa a 13 entidades eclesiales integradas por seglares, y por el Consell Presbiteral de la diócesis, organismo asesor de sacerdotes que preside el cardenal Ricard M. Carles.

La plataforma de cristianos progresistas expresó su preocupación respecto al relevo episcopal barcelonés en una línea similar a la ofrecida el miércoles por el Fòrum Oriol, entidad plural formada por sacerdotes. La plataforma progresista teme que el nombramiento del sucesor de Carles “responda más a criterios políticos que a razones pastorales” y pide que el relevo episcopal de Barcelona “no esté teledirigido desde Madrid”. “Nos preocupa –señalan en un comunicado– que los intereses estratégicos de la Conferencia Episcopal Española influyan en esta toma de decisión y, en consecuencia, el obispo escogido no responda al perfil requerido.”

El perfil del nuevo obispo de Barcelona, según Cristianisme al Segle XXI, tendría que ser éste: “La situación actual de la diócesis de Barcelona pide con urgencia un verdadero pastor; persona de diálogo; abierto a las personas, las ideas, la modernidad y con capacidad intelectual y teológica; que encarne los valores evangélicos; de espíritu joven, progresista y comprometido con los desfavorecidos; profundo conocedor de la diócesis, sensible y arraigado en la realidad cultural, histórica, social y lingüística de Catalunya”….

 

El nuncio y la terna. Manuel Monteiro de Castro es el destinatario de diversos manifiestos sobre el relevo episcopal en Barcelona

27/06/2003-Oriol Domingo

BARCELONA. – Desde Cataluña [¡Arrea la generalización!] se sigue atentamente la gestión del nuncio papal Manuel Monteiro de Castro quien ha de enviar a Roma su terna de candidatos (ver “La Vanguardia”, 17 de julio) para relevar al cardenal Ricard Maria Carles en la archidiócesis de Barcelona.

Monteiro de Castro … Su nombramiento despertó buenas expectativas en la Iglesia y la sociedad catalanas [¡otra generalización!]. Se pensó [¡y otra!] que el hecho de ser portugués facilitaría, a diferencia de su predecesor el húngaro Lajos Kada, una mejor sensibilidad de la nunciatura con los problemas, las necesidades y las aspiraciones de la Iglesia en Catalunya en el contexto de una península Ibérica plurinacional, pluricultural y plurilingüe.

Sacerdotes y seglares [¿quiénes?, ¿representativos de?] que han tratado a Monteiro de Castro consideran que es un arzobispo prudente, amante de la tradición y, como él mismo reconoce… hay la impresión [¿Quién es el sujeto que se deja impresionar?] de que está bien informado de las realidades eclesiales barcelonesa y catalana pero que, en todo caso, toma sus decisiones, como las que afectan a relevos episcopales, en función de la línea pastoral y doctrinal dominante actualmente en Roma.

… En cuanto al relevo episcopal en Barcelona, diversas entidades, que comparten su fidelidad al espíritu renovador del concilio Vaticano II, se han dirigido al nuncio. En dos ocasiones, en estos últimos tiempos, Monteiro de Castro ha recibido a representantes del Fòrum Oriol (colectivo plural de sacerdotes barceloneses). “La terna está muy avanzada” dijo, el pasado 25 de junio, a los representantes del manifiesto “Volem bisbes d'aquí” (firmado por 31 entidades de religiosos y de seglares). “Església plural” (cristianos de base) le ha enviado sus documentos. Otras entidades han expresado su postura a través de comunicados como Cristianisme segle XXI (plataforma que agrupa a trece entidades) y Cristianisme i Justícia (vinculado a los jesuitas). También ha recibido la carta que 12 personalidades católicas catalanas –que dejan constancia de su fidelidad a la Iglesia, a Catalunya y a Roma– han enviado a los episcopados europeos y a los prefectos de las congregaciones romanas.

 

Pacto conciliar para Barcelona. Sacerdotes y laicos del Fòrum Oriol y Església Plural debaten sobre el futuro de la diócesis

16/11/2003-Oriol Domingo

Cristianos de Barcelona debatieron ayer el “Document de bases per construir l'Església diocesana del futur”. Es una síntesis de otros dos documentos: “Societat i Església a Barcelona”, del Fòrum Oriol, que agrupa a sacerdotes y diáconos comprometidos con la renovación del Vaticano II, y “La parroquia que volem per al nou mil·lenni”, de Església Plural, plataforma de laicos de base.

… “El Pregó”, publicación eclesial quincenal que suele hacerse eco de los planteamientos de ambos colectivos, señala al respecto: “En la reunión del 15 de noviembre (ayer sábado), la cuestión del nombramiento de un nuevo titular para el obispado de Barcelona …

El cardenal Ricard M. Carles ha comentado esta reunión con reticencias: “Encontrarse y dialogar es bueno, pero pediría que se hiciera en comunión con el obispo porque, si no es así, puede hacerse una Iglesia paralela, y esto no es lo mejor”.

… Para el Fòrum Oriol y Església Plural, el concilioVaticano II implica una Iglesia que apuesta por el “aggiornamento”, la renovación bíblica y litúrgica, el diálogo, el ecumenismo, la colegialidad, la participación, la apertura, el pluralismo, la misericordia. Y el concilio de la Tarraconense implica la aplicación del Vaticano II a la realidad social, económica, cultural, política, religiosa y eclesial de Catalunya…

 

Foros de sacerdotes catalanes se coordinan a favor de una Iglesia conciliar y dialogante

30/11/2003-Oriol Domingo

BARCELONA. – Representantes de colectivos de sacerdotes catalanes de cuatro de las ocho diócesis de Catalunya, reunidos en Manresa, han sentado las bases para coordinarse a favor de una Iglesia dialogante (en su interior, entre la jerarquía y las bases, y con la sociedad) y consecuente con los planteamientos del concilio Vaticano II y del concilio de la Tarraconense (1995). Están citados el próximo 23 de febrero para sellar una confederación de foros [Fòrum Joan Alsina, de Girona; Fòrum Oriol, de Barcelona; Fòrum Tranversal, de Vic, y Fòrum Ondara, de Solsona] como mejor fórmula para compaginar la cooperación pastoral con la autonomía de cada diócesis.

[…] Ha efectuado gestiones ante el nuncio sobre el relevo episcopal en la diócesis y ha elaborado documentos sobre las relaciones entre Iglesia y sociedad. Su última actuación fue una asamblea con Església Plural (plataforma de laicos de base) en que se debatió sobre el futuro de la diócesis. Fòrum Transversal, de Vic, toma a su nombre del eje que atraviesa esta diócesis. Surgió a raíz de la polémica por el nombramiento del nuevo obispo…

 

29 entidades católicas se organizan para instar al Vaticano el relevo de Carles

10/01/2004-Oriol Domingo

BARCELONA. – Representantes de 29 organizaciones han creado la “Taula d'Entitats Catòliques de Barcelona a l'espera del nou bisbe” y han decidido celebrar una plegaria mensual –la primera será el próximo día 21– mientras no se produzca el relevo episcopal en la archidiócesis de Barcelona. También han decidido explicar su planteamiento en una carta dirigida a los cardenales Ángelo Sodano (secretario de Estado del Vaticano), Giovanni Battista Re (prefecto de la Congregación para los Obispos) y Darío Castrillón (ponente para examinar la terna de Barcelona).

La Taula considera “conveniente” que el sustituto del cardenal Ricard M. Carles sea nombrado “lo más pronto posible” y que “no tenga un perfil continuista”. En la carta a los cardenales se dice, entre otras cosas: “Deseamos … un pastor que reúna las aptitudes adecuadas para reunir a todo el pueblo que le es confiado, para aceptar e integrar las diferentes sensibilidades y convertir la discrepancia en un elemento de enriquecimiento colectivo”.

También se indica lo siguiente: “El carácter abierto, plural y dialogante de la sociedad catalana, la tradición pactista que la caracteriza y la profunda estima a su cultura, historia y lengua que la configuran como una nación –solidaria y respetuosa con todas las otras realidades nacionales y culturales– impregna la realidad eclesial de nuestro país”. Esta Taula está integrada por entidades, de laicos y sacerdotes, de variadas sensibilidades eclesiales como Església Plural, Cristianisme al Segle XXI, CIC, Centre d'Estudis Francesc Eiximenis, Col·lectiu de Dones en l'Església, Cristianisme i Justícia, El Pregó, Església i País, Fòrum Oriol, Grup de Matrimonis de Casp, Grup S. Jordi de Defensa dels Drets Humans, Grup Toc dels Caputxins de Sarrià, Associació Cristiana de Gais i Lesbianes, Legió de Maria y Xarxa Solidària.

 

 

La Academia Brustenga-Torrens y sus cursos prácticos de agitación eclesial por correspondencia. – 31/10/2008

Curso rápido de agitación

Primero: Simplifique. Abróguese la representatividad del pueblo cristiano, haciéndolo pasar como un bloque, como si fuera una persona con una sola voz. Utilice como analogía la retórica comunista: el pueblo es uno y tiene una sola expresión. El partido comunista es su altavoz. Haga usted lo mismo, pero aplicado al pueblo cristiano y a su persona.

Segundo: Cree una aureola de malo en su adversario. Puede utilizar las palabras fanático o conservador, el elenco de palabras tabú con las que asociar a su enemigo es amplio. Eso siempre acompleja. Tira para atrás al contrincante, lo paraliza y te deja pasar. La sensibilidad contraria a la suya será entonces ya no cuestionada con argumentos sino simplemente enviada al gulag de la ignominia.

Tercero: asocie su pueblo a conceptos y palabras talismán en boga. Este efecto lo hará pasar por puro, por bueno. “Plural, participativo…”: valen. Utilice la carga emocional de las palabras. “De base”: un poco sobado.

Cuarto: cree plataformas aunque no haya nadie detrás. Preséntelas como interlocutor delante de los medios de comunicación como representantes de sensibilidades eclesiales. Póngales también un nombre talismán. “Fórum”, mola.

Quinto: preséntese como altavoz del pueblo por medio de la plataforma. Como el partido comunista. Aunque sea un mierdecilla, será el nuevo timonel.

Sexto: introduzca a la gente que pueda manipular en las instituciones, aquí eclesiales. Aprovéchese de la dificultad de palabra de los conservadores y de su falta de valentía a la hora de defender sus posturas en medios públicos.

Y séptimo: si le fallan los recursos, recurra a las antiguas tácticas insurreccionales del partido comunista para infiltrarse en las instituciones de la sociedad como hizo con los movimientos vecinales o de los sindicatos universitarios en los finales de los sesenta y los setenta.

Caso práctico

Practique lo aprendido en la siguiente carta que fue enviada por Església Plural el 14 de noviembre de 2004 a 2.318 personas del obispado de Barcelona. Subraye los conceptos clave de lo estudiado. (Las mayúsculas y negritas son del original en catalán, traducido al castellano)

Apreciados:

Próximamente se procederá a renovar el Consejo Pastoral Diocesano [CPD] de Barcelona y probablemente se constituirán los Consejos de las nuevas diócesis de Terrassa y Sant Feliu.

El CPD es el máximo órgano de participación de los laicos y religiosos en los asuntos diocesanos, está formado por representantes de los diferentes arciprestazgos, movimientos y asociaciones canónicas, congregaciones religiosas, representantes de las diversas Delegaciones Diocesanas, etc. y miembros escogidos directamente por el obispo.

En el Encuentro de cristianos de Barcelona celebrado el mes de noviembre de 2003, y que organizó conjuntamente Església Plural y el Fòrum Oriol [plataforma personal de Joaquim Brustenga, actual presidente de la Unión Sacerdotal de Barcelona], se trató el tema de la corresponsabilidad y la participación de los fieles en los asuntos diocesanos y se presentó la siguiente propuesta:

“Reformar los ámbitos de participación del laicado en los órganos diocesanos para que se garantice la representatividad de la pluralidad y la diversidad de la diócesis; participen en todas las decisiones locales y su punto de vista tenga que ser tenido en cuenta por el obispo o por los órganos diocesanos con capacidad decisoria”

Todos nosotros hemos manifestado en un momento u otro la necesidad de participar y hemos pedido pluralidad, representatividad de todas las sensibilidades y que no solo sean órganos consultivos. AHORA ES EL MOMENTO DE LA VERDAD si queremos una Iglesia más plural y participativa NOS HEMOS DE COMPROMETER.

Las elecciones del CPD representan una ocasión para demostrar nuestra responsabilidad y llevar la voz de la sensibilidad que representamos en este órgano que trata los diversos asuntos diocesanos, especialmente aquellos relacionados con aspectos pastorales. Es un órgano que permite un contacto oficial con nuestro obispo y con los representantes de los otros arciprestazgos y organizaciones religiosas.

Para que sea un órgano plural y nuestra voz, la que todos los que compartimos sensibilidad, esté presente ES NECESARIO QUE EN CADA ARCIPRESTAGO HAYA PERSONAS DISPUESTAS A PRESENTARSE A LAS ELECCIONES.

Hablad con vuestro párroco para ver cómo os podéis presentar a estas elecciones y procurad que el proceso sea democrático. Recordad que si vosotros no os presentáis siempre habrá personas que representan una sensibilidad muy diferente a la nuestra que están disponibles a ello. Si no hacemos este esfuerzo perderemos credibilidad y daremos alas a los movimientos mas fanáticos y conservadores y el obispo solo oirá su voz. No será culpa de ellos será por falta de responsabilidad nuestra.

ÁNIMO, el objetivo es que en cada arciprestazgo haya alguna persona que esté dispuesta a representar nuestra manera de entender la Iglesia. Si vosotros no podéis, animad a otros compañeros y compañeras. Trabajad para este objetivo en beneficio de nuestra Iglesia.

Si detectáis irregularidades en la forma de escoger los representantes al CPD no dudéis en denunciarlo, es demasiado importante como para que con nuestro silencio contribuyamos a perpetuar situaciones injustas. Estamos a vuestra disposición para difundir vuestras denuncias y canalizarlas al arzobispado.

Confiamos que esta información sea de vuestro interés y que hagáis toda la difusión que os sea posible.

Recibid un afectuoso saludo

En nombre de Església Plural, Josep Torrens

Església Plural es una entidad que forma parte de la Associació Cristianisme al Segle XXI.

Post scriptum: Vacuna contra Brustengas, Torrens y otros agitadores, con o sin megáfono.

Cuando uno tiene delante personal que va por la vida, eclesial, de esta manera ¿qué hay que hacer?

Siguiendo a Alfonso López Quintás, La Tolerancia y la Manipulación, Rialp, Madrid, 2001, pp. 236-244:

a.- las tácticas manipuladoras pierden su embrujo cuando se las conoce, hay que despojar al manipulador del dominio del lenguaje y conocer sus técnicas.

b.- la libertad frente al manipulador depende del amor incondicional a la verdad.

 

 

¿Qué hay que hacer para defenderse del modus operandi de la Unió Sacerdotal de Barcelona? - 17/10/2008

Es de sobra conocido en la diócesis que el ahora “capo” de la Unió Sacerdotal de Barcelona, maestro del “agit-pro” (agitación + propaganda), Gioachino Brustenga y su compañeros de banda utilizaban la revista “El Triangle” para su proceder. No era el único medio de información. Esto no tendría más relevancia si no es porque el pontificado del Dr. Martínez esta marcado por esta espada de Damocles. Y no solo porque la “U” puso a Turull delante del Seminario sino porque el cada vez más insuficientemente amado Martínez, tan ensimismado por la imagen que los media dan de su persona, no está dispuesto a pasar el calvario que sufrió su antecesor.

Para los faltos de memoria (nuestros amables detractores en el Principado) o simplemente de información (nuestros amables lectores del resto de la península) un “bocinet” (ejemplo) de lo que se gastaba en estos lares durante el pontificado del cardenal Carles.

Artículo firmado por Pep Martí, publicado por la revista El TRIANGLE, número 488, p. 9, de 31 de mayo de 2000 (ha sido traducido de la lengua materna al castellano para facilitar su lectura)

Las diversas estrategias para derribar a Carles intentan confluir. Los sectores críticos con el arzobispo quieren utilizar a fondo las vías reglamentarias antes de decidirse a pasar a la “guerrilla”

Los sectores críticos a Ricard Maria Carles han tenido estos días una actividad frenética. La indignación provocada por la decisión del cardenal de deshacerse de Enric Puig, seguida inmediatamente de la dimisión de Joan Carrera como moderador de la curia (número dos de la diócesis) y pocos días después de la destitución del responsable de medios de comunicación, Marcel·lí Joan, no ha cesado. Pero parece que la irritación inicial ha dejado paso a una actitud mas fría y a la elaboración de diversas estrategias para poner a Carles contra las cuerdas. Algunas iniciativas que se iniciaron los primeros días, como fueron las llamadas de personalidades relevantes de la diócesis a la nunciatura vaticana en Madrid y la redacción de un documento firmado por sacerdotes que se quería hacer público, parece que han entrado en una vía discreta a la espera de acontecimientos. En estos momentos, todos los sectores consideran decisivo el mes de junio, durante el cual se agotaran todas las vías que la institución eclesiástica prevé para resolver situaciones de parálisis como la que vive la diócesis de Barcelona.

Durante el mes de junio hay dos fechas. La primera está cerca, el día 3 de junio próximo, cuando se reúna el consejo pastoral, un órgano formado por un centenar largo de personas de la Iglesia. El día 29 se reunirá el consejo presbiteral, formado sólo por sacerdotes. En los dos casos se prevé ruido. Y se sabe que el cardenal Carles no lo pasa muy bien en estas sesiones, que permiten que los integrantes de los consejos hagan preguntas y planteen discrepancias. En los dos órganos la presencia de personalidades críticas con la línea del arzobispo es muy importante. La base de soporte a Carles no es muy fuerte. Se supone que el Opus se posicionará a favor del arzobispo, pero esto no está claro. EL TRIANGLE ha hablado con algún miembro de la prelatura a título individual y se ha mostrado muy prudente. Hay voces diocesanas, sin embargo, que recuerdan que cuando Carles adoptó una actitud de repulsa hacia el Congreso sobre Cristianismo a las puertas del nuevo siglo (por cierto, con mucho éxito) que organizó una serie de organizaciones católicas progresistas, algún representante del Opus en el consejo pastoral se quejó del gesto autoritario del cardenal, seguramente por considerarlo poco inteligente.

Tampoco hay grandes esperanzas en Roma. La Santa Sede apostó fuerte por Carles, que responde al perfil preferido por los actuales responsables vaticanos: poco carácter, mucha fidelidad y, en el caso de Cataluña, el mas españolista que permiten las circunstancias. Por esto no es descartable que, si ahora se deja que Carles se refuerce y este acaba en paz su pontificado en Barcelona, después de el podrá venir ya, literalmente, cualquier cosa. Pero esto no está claro. Porque también es cierto que si los sectores críticos de Barcelona, de hecho, una clara mayoría si contamos desde los mas progresistas y combativos hasta los catalanistas mas moderados, consiguen hacer perceptible el desgobierno en la diócesis, Roma tendrá que intervenir para evitar males mayores. Es así que algunos han apuntado con insistencia la posibilidad de un coadjutor, es decir, el nombramiento de un obispo con derecho de sucesión y que tendría amplios poderes para gobernar el arzobispado, aún con la presencia de Carles. Otros creen que si la situación empeora en los próximos meses el cardenal podría ser promoveatur ut removeatur, ascendido a un alto cargo de la curia romana y echarlo fuera de Cataluña. Lo que podemos asegurar es que estos días algunos obispos auxiliares han hecho gestiones cerca de círculos vaticanos para intentar hace ver a la Santa Sede la incapacidad de Ricard Maria Carles para dirigir Barcelona. Hay argumentos para todos los gustos. El miedo de los críticos, en cualquier caso, es que en Roma vean el intento de echar fuera al arzobispo como una maniobra catalanista. Por eso se ha remarcado la inoperancia del personaje, un rasgo mucho mas grave en opinión de algunos sacerdotes porque impide un mínimo de dialogo con el pastor. Un sacerdote del Vallès [¿Gioachino Brustenga? entonces párroco de Mollet del Vallès] me decía estos días que una razón de peso que podría justificar la renuncia del prelado es que se ha roto la comunión entre el y el pueblo cristiano, y a un obispo se le exige que esté en comunión con los fieles. Ciertamente, poco pastor puede ser quien ha dividido su rebaño y pueden acabar permitiendo que se lo coman lo lobos.

De la poca comunión existente entre el arzobispo y los cinco obispos auxiliares dio una muestra clara la distancia que se evidenció la semana de la crisis, durante la estancia de los prelados en Roma. Se alojaron en lugares distintos (Carles lo suele hacer en el convento de la monjas de la Consolación en la capital italiana) y cuando se encontraban, el arzobispo los saludaba como si no pasara nada.

Poco a poco se saben también más datos sobre cambios en la curia. Nuestras fuentes nos han asegurado que Carles reservaba a Sáiz para designios más altos y que intentó no quemarlo como secretario general. Por eso intentó convencer dos sacerdotes para que se hicieran cargo de la cancillería diocesana. Parece ser que fueron Jaume González Padrós y Pere Montagut. Solo cuando estos respondieron que no aceptaban la oferta, el cardenal tuvo que suplicar a Sáiz que ocupase el puesto vacante.

Las próximas semanas prometen emociones fuertes...

EL TRIANGLE, revista que circulaba fluidamente en muchos ambientes parroquiales, y que no era raro encontrarla en muchos despachos parroquiales durante el pontificado del cardenal Carles, añadía al artículo de Pep Martí el siguiente recuadro firmado con el pseudónimo Gregori con las instrucciones a seguir en la campaña de “agit+pro” contra la persona del arzobispo.

La movida “Carles NO” toma forma

Un sacerdote barcelonés, persona de edad y buen observador de la vida diocesana, a quien atribuimos un pseudónimo para respetar su anonimato, nos hace una síntesis de la situación tal como la ve.

La oposición al arzobispo está tomando cuerpo con líneas definidas. No se trata de combatir su conservadurismo y españolismo. Son posicionamientos personales libres que clero y laicos pueden respetar. El problema es su ineptitud e incapacidad para el cargo, con grave perjuicio para la unidad y eficacia de la acción pastoral. Salvando siempre su honestidad y buenas intenciones. Las consignas que se van concretando son las siguientes:

1.-Difundir informes sobre la absoluta inadecuación de la persona, por razones rigurosamente eclesiales y pastorales.

2.-Provocar una cadena de renuncias y dimisiones. Nunca, pero (y esto es fundamental) de los cargos parroquiales o de atención pastoral directa de los fieles. Estamos al servicio de los cristianos, no del obispo.

3.-Renuncias y dimisiones, pues, de los cargos “superestructurales” (hoy prácticamente inoperante): los arciprestes, miembros de los consejos presbiteral y pastoral, nombramientos para comisiones, juntas y comités etc.

4.-Mover la sociedad civil catalana: otros obispos, sacerdotes, responsables religiosos, organismos de tipo cristiano, instituciones democráticas, (Generalitat, Parlament, partidos y asociaciones culturales etc.)

5.-Informar de cualquier acción, por pequeña que sea, a los medios de comunicación (especialmente escrita: agencias, periódicos y revistas). Hacer gotear cartas, artículos y noticias, siempre identificándose debidamente.

6.-No asistencia a actos convocados o presididos por el arzobispo actual que no sea estrictamente obligados o necesarios.

7.-Reducir al mínimo, o suprimir del todo, las gestiones, vistas, consultas, etc. a las oficinas del Obispado. Todo siempre basado en los principios de disentimiento y objeción de consciencia.

¿Qué hay que hacer para defenderse del mudus operandi de la Unió Sacerdotal de Barcelona?

Como los reformadores luteranos que encontraban apoyo en los príncipes alemanes que se querían sacudir la obediencia al emperador Carlos V ¿qué había que hacer cuando un grupo agitador como la Unió Sacerdotal utilizaba todos los instrumentos, para alcanzar sus objetivos eclesiales, que el mundo no eclesial le ofrece como el resorte de los medios de comunicación públicos sujetos al Govern; la facilidad por aparecer en TV3; la cobertura por el Avui (filo ERC), Periódico (filo PSC), La Vanguardia (filo CIU) gracias a articular discursos con juego periodístico e ideológico; el beneficio de influencias y amistades de partido…? ¿Qué hacer cuando se apoderaba a su favor, instrumentalizándolos, de conceptos políticamente correctos, de ambigua definición pero de sugestivo efecto talismán como “abierto”, “dialogante” étc… para derrocar a su adversario por medio de la demagogia y no de la argumentación atenta, sólida y no fraudulenta? ¿Qué hacer para defenderse del terrorismo intelectual que practicaba y que tanta influencia dio (y parece aún da) personal tan peligrosos y con tan poca solvencia intelectual y, en no poca ocasiones, incluso humana?

 

 

Desembarco okupa en Cataluña Cristiana: la hora de los encantadores – 02/10/2008

El gran circo en que se ha convertido el arzobispado de Barcelona ya contaba con la mujer barbuda. La atracción de esta señora, de ánimo alegre, va a completarse con la aparición estelar de un número de “encantadores”, de encantadores de serpientes. Están a punto de desembarcar en Cataluña Cristiana y Radio Estel de manos de su nuevo director Jaume Aymar i Ragolta. Ni Guillermo el Conquistador desembarcando en Hastings para tomar Inglaterra, ni Garibaldi en Marsala, ni Eisenhower en Normandía van a poder emular la próxima ocupación de los medios de comunicación católicos de ámbito general de propiedad diocesana en Barcelona si nadie lo remedia.

La compañía de encantadores no procede del Rajastán sino de lo que pululaba por la extinta Casa de Santiago y sus “afegits” (añadidos), es decir el chiringuito playero formado por la micro-constelación Casa de Santiago-Àmbit Maria Corral-Universitas Albertiana-Carta de la Pau. Pronto, muy pronto, van a llegar y podrán gozar de su actuación. Unos meses de póstuma gloria de una compañía circense presta a ser reclutada en los Sistach macouts, denominación de Oriolt que no puedo resistirme, por aguda y genial, en copiar. Todo en el marco del festival “Après moi, le déluge” de egocentrismo y ridiculez ininterrumpida que desde hace cuatro temporadas actúa en Barcelona.

Martínez y Rodríguez niegan la crisis del sistema ensimismados consigo mismo. Hay que generar confianza, clave para que todo vuelva a recobrar la normalidad. Zapatero se va a pegar un castañazo contra la realidad que marcará una generación. El día llegará cuando los hipotecados se den cuenta que gran parte de su desdicha la deben a una ideología, la progresista, que los encadenó a treinta años de matrimonio forzado con los bancos a cambio de un piso que valdrá la mitad de lo que desembolsaron. Pero esto hoy no toca. Volvamos a otros encantadores de serpientes.

Un servidor pensaba que el desembarco de los indolentes santiagueros vendría por la vía de la llamada “pastoral” de juventud, pero el grupo no está para calzarse las botas de montaña e ir de colonias (con lo que cansado que es).

“La Casa de Santiago explicada a la meva filla” (Editorial Edimurtra)

1. La contemporaneidad de sus creencias afecta a su eclesiología: El grupito le va lo gnóstico. Lo tutti fruti. Por encima de la católico hay una sabiduría, solo perceptible para iniciados o iluminados, que hace que todas las expresiones religiosas puedan ser asumibles puesto que lo que las une es más de lo que las separa. Esta pátina produce una actitud, en la práctica, de rebeldía contra la dogmática católica y más aun contra la jerarquía que la defiende.

El nuevo párroco de la parroquia de Crist Redemptor del Guinardó, Jordi Cussó i Porredón, de la Casa de Santiago, antes refugiado por Carrera en la capital del Maresme después del cierre de la Casa por escándalo, lo deja claro en su libro Recull (2005), recopilatorio de algunos de sus artículos en la Hoja de su parroquia. El librito, dedicado al “Dr. Alfred Rubio (Castarlenas, fundador de la Casa de Santiago), autèntic inspirador d’aquests artícles y a los companys de la Casa (de Santiago), amb els quals he compartit i he après les idees que s’hi exposen”, contiene perlas como las siguientes. Los subrayados son nuestros:

“Estos días hemos vuelto a oír en los medios de comunicación social, algunas expresiones de nuestra jerarquía eclesial que han puesto nerviosos muchos sectores de la sociedad y de la misma comunidad cristiana. El problema no es que los obispos no puedan expresar ni manifestar públicamente lo que ellos creen o piensan, el problema radica en el tono de las declaraciones, que algunas veces son demasiado dogmáticas y un poco impositivas.

La iglesia en general y la jerarquía en particular tenemos que hacer un ejercicio de humildad. Se han acabado aquellas épocas en qué la iglesia conseguía todo lo que quería y su palabra era incuestionable. La jerarquía hablaba y todo el mundo tenía que obedecer, porque el pueblo de Dios aún no había alcanzado la madurez necesaria para comprender y obrar con libertad responsable. Pero el hecho de ir siempre obedeciendo, comportaba que los fieles nunca llegasen a lograr el derecho de actuar según una libertad responsable.

La jerarquía tiene que dar un salto cualitativo. Su labor no es lograr que todo el mundo los obedezca, sino conseguir que los hombres y mujeres del pueblo de Dios sean plenamente libres. Que hagan las cosas que por amor crean que han de hacer, con plena libertad, iniciativa y creatividad. No es otra cosa que ayudar a la gente a que vivan la máxima de San Agustín: ama y haz lo que quieras. Tenemos que ayudar la jerarquía eclesial a que supere el miedo a la libertad. Olvidamos que si el pueblo de Dios es el que es, es porque los que los componen se aman, según Cristo nos enseñó. A pesar de que hay diversidad es el amor el principal aglutinador, y no la obediencia. El amor es el que nos hacer ser un solo cuerpo, y un solo espíritu.

Si todos somos realmente libres y corresponsables, si estamos unidos en la verdadera Caridad, no tendremos necesidad de que nadie nos mande, sino que sintonizaremos en el amor y las diferentes iniciativas que vayan surgiendo, serán enriquecedoras para todo el conjunto de la Iglesia. Estoy convencido que es esta la manera de construir el reino de Dios en la tierra, dejar que el amor mutuo nos urja a servirnos mutuamente y nos conduzca a servir al mundo a ofrecer la buena nueva de parte del Señor.

Pero algunos sectores de la iglesia creen que esto traerá la anarquía, la ruptura de la Iglesia. Y vuelven a insistir en la necesidad que haya quien nos mande y que la obediencia es una virtud necesaria si queremos lograr los retos que nos platea Jesús. Creen que hay que escoger una persona como superior y que esta tiene que administrar las diversas parcelas de la vida del pueblo de Dios que le han confiado. Si además, creen que la potestad les viene dada directamente de Dios, acaban pensando y actuando como si tuvieran una potestad omnímoda sobre todas las cosas y sobre todas las personas.

Los señores obispos no pueden pedirnos que abdiquemos de nuestra libertad, y aun menos pueden pedir que lo hagamos por amor. No es abdicando como daremos frutos, sino viviendo por amor y con amor lo que Dios no ha dado. Somos nosotros los que les pedimos a ellos que nos estimulen a vivir en responsabilidad, a que se fíen de la libertad. Dios mismo no manda ni exige a nadie nada, solo indica aquello que es bueno y da la vida dando testimonio. Cuando Dios se hizo hombre renunció a toda potestad y se hizo mendigo de nuestro amor. La jerarquía se basa en este espíritu de servicio, tiene que ser testimonio que cree en la libertad”.

La mezcla de pedantería, prejuicios, generalizaciones, superficialidad analítica, ignorancia histórica y dependencia de clichés difundidos por los medios de comunicación de masas causa estupor. Acostumbrados a auditorios canosos con problemas auriculares, se han olvidado de argumentar con seriedad y fundamento.

2. Contemporaneidad de su antropología: Al grupito le va lo angélico. No es de extrañar que el Seminario de la Casa de Santiago en Sant Jeroni de la Murtra fuese clausurado. Era un seminario mixto, de hombre y de mujeres, las “Clara Eulalias”. Los angelitos al final fueron más humanos de lo esperado.

3. Sacerdocio vergonzante. El cura santiaguero oculta su sacerdocio. Con americana y corbata, nunca se presenta como tal. Con recursos a lo Dale Carneggie, no quiere asustar al personal en los primeros contactos. Para él, el sacerdocio es un complemento más de su persona que solo se explicita en determinados ambientes. Según el decorado, aparecen como curas; según el escenario, como licenciados universitarios. Dependiendo de la hora del día o si es o no fin de semana. Una doble personalidad marcada por el horario. Lo contrario a lo que necesita nuestra sociedad postmoderna, “las cosas claras y el chocolate espeso”, el antilema del grupúsculo. Aymar firma Jaume Aymar, profesor, experto en comunicación y decano de la Facultad de Filosofía de Catalunya o Jaume Aymar, Historiador del Arte. Como ya ha probado el clergyman para ir a Roma, le sugerimos un Jaume Aymar, prev., professor… o un Mn. Jaume Aymar, Historiador…

4. Modular el discurso según el auditorio y decir siempre que sí a todo el mundo. Un fruto del punto anterior. Una mezcla de vendedor de alfombras y talante ZP. Las compañías de seguros han perdido unos buenos fichajes. Cataluña Cristiana hasta ahora se podría abrir sin sufrir grandes sobresaltos gracias a la labor de surfing de su anterior director Mn. Octavi Sánchez. Una fidelidad al Magisterio y respeto a lo católico de la Iglesia que le ha costado el puesto. De hecho ya duraba demasiado, pues lealtad a lo prometido, carácter sin “replecs” (repliegues), nulas ansias de protagonismo y nobleza de corazón son incompatibles con el pontificado actual que está enviando al suicidio a la diócesis.

La barrera a la porquería se ha roto. ¿Podrá Aymar contener la presión para instrumentalizar a su favor Cataluña Cristiana y Radio Estel de nuestros curas y laicos para-anglicanos metidos a la católica para figurar en algo?

La isla de Buda, nueva dirección de la redacción de Catalunya Cristiana y Radio Estel

5. Contemporaneidad de su proceder: al grupito le van las “Public Relations”. Nuevamente tufillo talante ZP. Los problemas religiosos no provienen de las diferencia en los contenidos, pues los iniciados e iluminados, saben que no son tales. Su origen son las formas, “el problema radica en el tono de las declaraciones, que algunas veces son demasiado dogmáticas y un poco impositivas”, se queja el nuevo párroco del Ginardó y colega de Casa de Aymar. Otro de la colla, Francesc Grané i Terradas lo deja claro cuando pone a su productora el nombre de “Eu-logos Media”, literalmente “hablar bien”, jugando con el nombre de la patrona de Barcelona “Eu-lalia”. Así pues hay que hablar bien. Seductores, encantadores, charmants, las compañías de motos, como hemos dicho, han perdido unos buenos comerciales.

El iluronés Francesc Grané i Terradas es el mismo que nos maltrató el verano pasado con un concurso bíblico en La Vanguardia. Este año no les coló el gol. Sus artículos en el semanario local Capgros no adolecen tanto de pseudointelectualismo y de ese psicocentrismo analítico enfermizo y verborreico. Incluso hay alguno francamente interesante y recomendable como el que crítica al mayo de 68.

Grané está casado con Ester Romero, una Clara-Eulàlia (Santa Clara, patrona de la TV) sección femenina de la antigua Casa de Santiago y presentadora de “Signes dels Temps” de TV3. Empresa pública, TV3, donde su esposo ha trabajado de guionista durante tres lustros. Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación, periodista (¿con título?), diplomado en Teología y Sociología, Grané, aunque está en curso de realización de su tesis doctoral en Ciencias de la I